miércoles, 30 de septiembre de 2009

Primera novela de Robe Iniesta, más allá de Extremoduro

"El viaje íntimo de la locura", según Roberto Iniesta. Primera novela del líder de Extremoduro. El impar músico compareció en Madrid ante una multitud de informadores y dijo que "escribir prosa es más agradecido que escribir canciones, ya que el período de creación dura más. Las canciones y la poesía son como jugar con las palabras. Este libro no es poesía, pero he jugado con las palabras, que es lo que me interesaba". Sobre 'El viaje íntimo de la locura' ha remarcado que "es una novela para leer despacio, para saborear las palabras", y ha confesado haber pasado "mucho tiempo cuidando el lenguaje".
En torno a la locura ha dicho: "Es indefinible. El libro habla de una transformación y para llegar a una transformación verdadera hay que llegar a un punto de locura". Bendita locura.

El barco fantasma

De leyendas y misterios habla El Fantasma en sutil y paradójico Freaky Night Chow. Primer programa de la serie de Leo Algaba para Antena Bahía TV. No parece un documental al uso, ni un capítulo de investigación, ni siquiera un ejercio de surrealismo; nada es lo que parece, pero parece una fantasía, otra ironía, quizá una parodia, en las fronteras del disparate y el mensaje, tan entretenido como profundo, al ritmo de una historia contada de padres a hijos, las ruínas del barco hundido en el fin de los días, la verdad jamás creída, la mentira jamás discutida, si te lo crees, avanzas un puesto, si lo ignoras, algo habrás ganado por el camino. La voz te transporta. Las estampas corren. La memoria juguetea, dale al play. Dejo el enlace, a la salud de los compañeros de la tele independiente.
http://www.youtube.com/watch?v=yGNK5_hTbzs

Al remate, Muni Camón

Muni Camón abre esta noche el ciclo trimestral de Escena Rock, en el teatro Pedro Muñoz Seca de El Puerto de Santa María. La artista portuense pone voz al cantautor madrileño Remate, a la sazón Fernando Martínez. Ambos estrenan en gira española un disco elogiado por la crítica, "Somersaults", que ha capturado a la afición, por su elegancia y misterio. Feliz regreso de la artista portuense en solitario, tantos años después de los recordados Maddening Flames, ahora citados en los mentideros "indies" como pioneros de los noventa, antes acaso nunca bien ponderados. Emerge la figura de Muni Camón, siempre discreta y versátil, en tercera persona, capaz de dar diez vueltas de campana a sendas canciones de diversa intención y paisajes diferentes. Lo que le faltaba a Remate, la voz de Muni Camón y la compañía eléctrica de Paco Loco y demás. Hoy traen la banda al completo; el día doce de octubre, al cierre del Monkey Week, en el mismo escenario, se mostrarán con hechuras de trío acústico.
Lucía la Arpía y la Señorita La Llaga, personajes que cobran vida en las historia narradas por Muni, han presentado ya sus respetos en Madrid y Barcelona, con mucho gusto por ambas partes. Saludados con entusiasmo, interpretan sus cantos paradójicos e intensos instrumentales, viajan a la calma y a la tempestad, se detienen en el detalle o disparan fuerte. Al remate. Y a lo "Loco", no en vano se siente la presente influencia del músico y productor asturiano, marido de Muni, por quien se quedó a vivir en El Puerto, con quien vive de grabar cientos de discos a los demás, ahora le toca a ella, que ha hecho un disco asombroso. Cosas que ocurren en El Puerto. Con Monkey Week a la vuelta de la esquina.
La escena rock del otoño guarda algunas sorpresas de categoría, calidad suprema, conciertos inesperados. Algeciras llama a John Vanderslice, que actúa el 22 de octubre en el Campus Rock. Por El Puerto girarán también Victoria Williams y Simone White (28 de octubre) y Will Johnson & Jason Molina Band (14 de diciembre). Y en Cádiz, en La Bomba, las grandes citas de Rickie Lee Jones (16 de noviembre) y Wilko Johnson Band (20 de noviembre), con motivo del programa del Doce, que inaugurarán el 20 de octubre las estrellas de la Rocky Mountain, Magnolia Electric Co, John Doe & The Sadies y The Handsome Family, country norteamericano de pura cepa.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

domingo, 27 de septiembre de 2009

U2, septiembre 2010, Sevilla

Cumplieron su palabra. Los irlandeses U2 actuarán en Sevilla. Será en septiembre de 2010, con motivo de la segunda parte de su mastodóntica gira. Tráete un técnico de sonido que haga milagros, Bono, que el estadio olímpico suena de aquella manera. Aquí dejo una noticia de Europa Press, el presidente de la sociedad que rige las instalaciones, el chiclanero Jiménez Barrios, sitúa ya a Sevilla en el circuito internacional de conciertos. Ya era hora.
El presidente de la Sociedad Estadio Olímpico de Sevilla, Manuel Jiménez Barrios, consideró hoy que la celebración de un concierto de la banda de rock irlandesa 'U2' "consolida ampliamente" al recinto en el circuito internacional de la música, asegurando que dos de las compañías promotores "más importantes" del mercado internacional "tienen contacto permanente" con el Estadio Olímpico a la hora de programar eventos, algo que "no ocurría antes".
En declaraciones a Europa Press, Jiménez Barrios rememoró la senda seguida por el Estadio Olímpico de Sevilla, desde el concierto celebrado por la banda española de rock 'Héroes del Silencio' en su gira de reunión, hasta la "puesta de largo" del concierto de la artista estadounidense Madonna, que reunió a más de 50.000 personas en el recinto de la isla de la Cartuja, hasta el reciente directo celebrado por el 'Boss' Bruce Springsteen, que congregó a más de 30.000 de sus seguidores en la capital andaluza.
Jiménez Barrios lamentó igualmente la suspensión del concierto programado en el Estadio Olímpico por los míticos 'Depeche Mode', iconos del pop electrónico, pero consideró que el hecho de que los propios 'U2' hayan confirmado la celebración de un concierto en Sevilla el próximo 29 de septiembre de 2010 prueba la "amplia consolidación" del recinto en el mercado internacional de la música.
"Ellos mismos lo han anunciado", celebró el presidente del Estadio Olímpico, quien explicó, no obstante, que el contrato oficial está aún por firmar.
Así, aseguró que a día de hoy, "las dos o tres compañías más importantes" del mercado internacional de la música "ya tienen contacto permanente" con los gestores del Estadio Olímpico para incluir al recinto entre sus posibles emplazamientos para eventos. "Esto no ocurría antes", dijo Jiménez Barrios, quien insistió en que los conciertos de interés internacional celebrados los últimos años han "consolidado" al coliseo hispalense en el circuito internacional.
De hecho, aseguró que actualmente su directiva tiene "abiertas dos o tres posibilidades muy interesantes", unas "conversaciones" que podrían motivar la llegada a Sevilla de nuevas actuaciones de gran calado".

sábado, 26 de septiembre de 2009

Bonnie Tyler, eclipse total en El Puerto

Los chavales sacan al jardín el instrumental necesario. Primero una batería, luego un teclado eléctrico, y así hasta configurar la banda de estudiantes que horas después ofrecerá a Bonnie Tyler lo mejor de su repertorio. Ella, la archiconocida cantante galesa de voz rasgada que dos décadas atrás tocó la cima de la música pop , protagoniza en El Puerto, en el Centro Inglés que dirige su amiga de la infancia Linda Randell, un significativo "Eclipse total del corazón", como en la célebre copla. La artista participa en el cuarenta aniversario del colegio y simboliza con su presencia la defensa de la educación integral, sin fronteras, multicultural, no en vano retorna a sus inicios y a los albores del centro, cuando crecieron nuevos lenguajes musicales. Bonnie comenzó a cantar en el legendario 69, en circuitos de pubs y locales nocturnos del sur de Gales, y Linda inauguró la escuela pruliringüe en el mismo año del festival de Woodstock. Ahora, ambas reciben a los medios de comunicación en la zona noble mientras afuera no cesa el trasiego. Quince minutos por periodista. Bonnie aparece radiante, su belleza ilumina la estancia, así como sus sonoras risas.
"Antes era muy difícil entrar en el mundo de la música para una mujer, pues todo se hallaba dominado por los hombres. Pero ya ha cambiado la situación", subraya la artista. "Hace varios años, muchos hombres se hubieran muerto antes de que los vieran empujando un cochecito". La mejor solista femenina de la temporada 83/84 recuerda que se disputó dos premios grammys con Michael Jackson, "me nominaron dos veces pero tenía demasiada competencia". "Quizá algún día un alumno del Centro Inglés componga una canción que llegue tan lejos", sueña en voz alta. Entre las actividades del centro late la música, en contraposición con el habitual desprecio que la educación brinda al arte, y Bonnie Tyler lo va a comprobar. La directora, de primeras, señala que "el rock es eterno", y su amiga dice reconocer una buena canción, "que no tiene por qué ser un zumbido, también puede hablar de amor y contar con buenas melodías. La primera vez que escuché "Eclipse total del corazón" me hizo llorar y supe que la habían escrito para que yo la cantase. Sí, fue Jim Steinman, ¿conocen a Meat Loaf?" Y se arranca por "Bat out he hell" con un torrente de voz impresionante, y la épica característica, combinación de ópera y rock. Más risas.
El 12 de octubre se publicará en todo el mundo la revisión de "Total eclipse of the heart", que según la cantante sonará de un modo muy diferente e incluirá arreglos orquestales y la intervención de un coro de hombres. Lo recalca con su perfecto inglés: un coro de hombres. Bonnie, como muchos rockeros de su generación y de etapas anteriores, fue la chica del coro, cantó de niña en la agrupación coral del colegio y en la iglesia. Luego lo recordará.
La rubia galesa se ríe de su propia sombra al referirse a un video grabado para juegos de Lego, "¡fue una cosa histérica!". Su amiga Linda anuncia que por la tarde los chavales cantarán temas de ella, quien a renglón seguido visitará las clases y ofrecerá una charla a los más mayores, los adolescentes, para dejar claro que "el mundo del arte no vive exclusivamente del glamour o la fama", señala Linda. "Se trata de trabajar mucho y muy duro, aquí precisamente inculcamos los valores de la constancia, la paciencia, la tolerancia ..." apunta, Y Bonnie, en sintonía con su amiga, asiente y tercia: "No se trata sólo de cantar, sino de dedicación". Y respeto, apela al "respeto en las aulas", que a su juicio escasea en toda Europa, en su Gales natal e imagina que también aquí. "De niña iba a misa diaria, me consta", remarca Linda. "La primera vez que canté en público fue en la iglesia", confiesa ella. "Aquí cantamos muchas piezas tradicionales de nuestra tierra", corrobora Linda. Y la cantante británica echa la vista atrás, retorna a la infancia: "Cuando pertenecía al coro del colegio me echaban hacia atrás porque decían que tenía la voz demasiado áspera. Si esta tarde alguno de los estudiantes de El Puerto tiene la voz cascada me sentiré identificada". Nódulos en las cuerdas vocales del regreso al futuro, de la última de la fila en su Sweken natal al top ten en medio mundo. El mundo es un pañuelo. Y la amistad, un tesoro. Linda y Bonnie ríen con ganas, cuarenta años de rock en la cápsula del tiempo.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz
Foto de Andrés Mora

viernes, 25 de septiembre de 2009

Temporada alta de piedras y personas

En el centro de recepción de aves de paso, léase turistas, alguien detiene el tiempo. Día Mundial del Vámonos que nos Vamos. Siga la línea carmesí. Cádiz, paso a paso. Cádiz para listos, Cádiz para curiosos, Cádiz para ignorantes del antes y del durante. Las visitas guiadas o teatralizadas, que atraen a foráneos e indígenas a partes iguales, ofrecen un mundo nuevo, se presenta reinventada la ciudad de los tiempos mejores. En días tan señaladitos, historiadores y cuarteteros, intérpretes de la sátira del sol y del pasado voraz, cantan sus grandes éxitos de toda la vida: piedras y personas, viajes de ida y vuelta, luces y sombras, al garete la estacionalidad del olvido, bienaventurada la crisis del planeta Dinero porque del verano gaditano fueron y serán los turistas hipotecados hasta las cejas. Mira tú por dónde, y sin que sirva de precedente, las estadísticas turísticas han beneficiado a Cádiz y su departamento, quince por ciento de incremento en tiempos de déficit de memoria y humildad. Con la de Ubrique en cueros, La Victoria triunfa sobre Cancún, La Caleta frente al Caribe, los "leuros" versus el dólar. Bendito parné escaso, alta ocupación hotelera, alegría para el cuerpo. Vienen más, gastan menos, eterno llanto fenicio. Día Mundial del Aquí Tiene Usted su Casa. Temporada alta para la imaginación.
Las mejores tapas, las mejores rutas para conocer los entresijos de la ciudad, los peores augurios al quinto infierno. El programa de actos turísticos y palizas varias se abrió, como no podía ser de otra manera, con las murallitas, son de piedra y no se nota, turrón del duro a simple vista, despropósito histórico. ¿A quién se le ocurrió tirar la muralla real? Hombre, por favor. Craso error turístico, razones del progreso, siempre en la mente del negocio redondo. Lo primero que los gaditanos muestran, claro está, paró los pies a Napoleón, Cádiz celebra hasta las derrotas, se hace tirabuzones con los goles en propia meta, pone en entredicho hasta los datos del futuro. En 1901, ya puestos, la comisión que estudiaba la posibilidad de urbanizar los extramuros de Cádiz, del río Saja "palante", comprobó con asombro cómo Puertatierra se hallaba al mismo nivel que la cúpula de San José, cuesta abajo del tirón. Mientras tanto, hombres y mujeres se turnaban en los baños de mar. Hoy la juventud eterna camina a tropel, ayer mismo funcionaban las playas a buen ritmo sin necesidad de pasar una hoja del calendario.
De contrasentidos y aciertos vive el ser humano del turismo, fracasada ya la reindustrialización del cazón en adobo y la humanización del sector inmobilario. Parece una paradoja que unos gachós tan simpáticos deparen un paseo la mar de entretenido e instructivo por el parque Genovés, incluida la estatua del jardín botánico dedicada a Celestino Mutis por el foro, y a lo largo del estío cerrasen sus puertas a la caída de la tarde, malogrando la fiesta del color y del tiempo quieto. Las cosas de Cádiz, abierta a todos, encerrada en sí misma. Del Cádiz nocturno que el turista empedernido descubre a golpe de complicidad podrían escribirse varias enciclopedias, en cambio, y entregarse por fascículos diversos tratados sobre la hospitalidad, un viaje a la hospitalidad. Mejor no mencionar a ciertos industriales reñidos con el buen gusto, son minoría absoluta con respecto al hostelero reunido geyper, amable y pinturero, a veces demasiado amable y pinturero, sencillo y discreto, a veces demasiado gritón y festivalero, con un arte descomunal en la hipérbole a la sombrita.
Entra un italiano en un bar, intercambia consignas con los camareros, pide algo raro, le dan dos cosquis, la dueña, a toda voz, le muestra la pizarra repleta de tapas, no queda atún encebollao, el nota pide un filetito empanao y un chaval, que debe ser de la familias, abre un tupperware, introduce su mano derecha, trinca un bisté, lo moja en aceite, corta un viena y ya tiene usté su filetito empanao, pringao de tinta de billetes europeos, aceite de la tortilla que el chaval cogió antes por el mismo método y acaso algún aroma de prestao. El italiano devora el bocata y se marcha tó contento. Excelencia turística.
Cargadores a Indias, el tradicional pulso con Sevilla. Ya lo decía el Diario en 1911: "Los turistas se van a Sevilla". Los turistas del crucero "Cleveland" pasean por Cádiz a bordo de unos preciosos carruajes, con las moscas de caballo, y luego toman el tren hacia Sevilla, Un siglo después, sin embargo, los responsables de la cosa turística no reparan en la necesidad de crear una ruta especial, la ruta por la crisis de Astilleros, más típica no la hay, o acaso una visita guiada a las obras inconclusas. Son ideas. No hace tanto tiempo se implantaba el descanso dominical y los obreros iban a la huelga general al grito de Viva la Anarquía. Ayer se cumplieron equis años del Lunes al Sol y los turistas seguían la línea carmesí. A la caza y captura del monumento y la hospitalidad.
Cuna de los cantes de ida y vuelta, pionera de libertades, castillos y baluartes, los folletos también hablan de visita guiada para conocer a "gaditanos famosos", curiosa forma de recordar a las celebridades de la hstoria. Falla no era famoso. Paco Alba, tampoco. Sálvame, por favor.
Si en 1905 Cádiz inauguraba "una estación de ferrocarril digna", no se sabe si la que se ubica delante o detrás, o quizá superpuesta a la estación terminal del soterramiento y cutre estación terminal de autocares, tres años después sucedía lo nunca visto: Juan Breva cantaba a los 71 años de edad en la tienda "La primera de Jerez". Se admiten chascarrillos. Y rutas alternativas alrededor de las tres mil y una placas, Cádiz cumple tres mil años y pico de placas conmemorativas, un segumiento exhaustivo retrasa los usos, costumbres y personajes de la tierra. Del Cádiz esdrújuloo al Cádiz romántico, otra visita guiada al Cádiz de finales del XVIII y comienzos del XXXXII, cuando se contabilizaban 216 tabernas, bodegones, garitos de mala muerte o almacenes de vino en el término municipal, amén de veinte librerías, otros tantos teatros y multitud de cafés. Crisol de culturas, dinamismo social, mentalidad emprendedora, cultura y casticismo, virtudes en desuso, los orígenes de la singularidad gaditana, nada que ver con el jartible "aquí hay que mamar", la antesala de la tertulia y del botellón, la ruptura entre lo íntimo, lo público y lo doméstico, lujo y esplendor, la calle como pretexto y un sevillano enamorado de Cádiz: Blanco White, un tío muy guay. Cádiz, patrimonio de la humedad.
En el corazón del aperitivo infinito, esquina del derrotista fugaz, los hosteleros de andar por casa lamentan pérdidas, otros califican el verano de "muy aceptable" y la mayoría entona el "ni fu ni fa", nadie sabe quién formula las estadísticas y si alguien se las cree. Aquí no se fía. Permitido el cante. Los turistas de ayer miran los colores de mañana, ayer Cádiz celebró los datos turísticos del verano con sus mejores luces.
A la caída del sol, en el Castillo de Santa Catalina seguramente dan cerveza gratis, pues bautizan la inicaitiva turística como "Castillo Cinco Estrellas". Estos días también habrá descuentos en la Santa Cueva, el hospitalito de mujeres y la cámara oscura de la Torre Tavira, que continúa reinando sobre la desidia general, acaso en escorzo imposible de la imagen que Cádiz tiene de sí misma, una ciudad vista desde las azoteas, la ciudad de la sonrisa panorámica y de los espejos cóncavos del deseo. Gran oportunidad de conocer Cádiz a través de sus piedras y sus personas, en el instante preciso en que el futuro ya es historia.
 
Septiembre 09, Diario de Cádiz

Arcos, akople de rap y rock

Sale el rock de las catacumbas del verano. Fin de semana musical para los amantes de las sensaciones fuertes. Septiembre se escribe con letras de festival, esta noche comienza el ya consolidado festival Akople Rock, que llenará Arcos de ritmos y posturas diversas.
Akople Rock significa independencia, rebeldía y calidad. El ciclo de conciertos que Arcos propone para el fin de semana una fiesta de carácter gratuito y un cartel la mar de interesante. Esta noche, consagrada mayormente al hip hop en variadas concepciones, actuarán los gaditanos de la Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz (Frac), los peculiares y emergentes Monos del Mayhen, el funk de alta distinción y el reggae vacilón de DJ Frutos del Islam, los ritmos jamaicanos de los sevillanos Bangarang Sound y rap arcense de Fat Style Team. Mañana, cartel pop rockero con los magníficos Lantánidos, y sus rotundas canciones, el power pop de Revelers, la experimentación de Common Places, la fusión serrana de Carlinga y Micro Band, el folk rock de los Capris de Puerto Real, blues rock con Soul Remedy y ecos del sonido yeyé a cargo de You & Youtube, revival con corazón de hoy. Variedad de estilos, acampada gratis, apoyo a los grupos de la tierra en tiempos de silencio, puertas abiertas a nuevas experiencias.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

Renacen Los Cucas

Tras cinco años de silencio, reaparecen Los Cucas. El grupo gaditano de pop-rock, que en los años noventa llegó a vender cien mil copias de "El ser humano es raro", algo impensable en estos tiempos de inmolación discográfica, renace de sus cenizas con nuevo disco, el quinto, titulado precisamente "Cinco sentidos", y se lanza a la aventura con gira nacional y nuevas ideas en lo concerniente a producción. Los Cucas se han integrado en un nuevo modelo de sello artístico, Laseta, que comprende todo lo relacionado con el negocio musical, otra forma de combatir la crisis. Los Cucas apenas sintieron en sus carnes los efectos de la crisis, aparecieron en los albores del disco compacto, mostrando sus hechuras de rock latino hermanado con Los Rodríguez, que triunfaban por todo lo alto, y ahora se presentan en plena madurez. Esta noche actúan en la sala Mucho Teatro de El Puerto de Santa María.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

jueves, 24 de septiembre de 2009

Kool ficha por una gran productora hispanomejicana

Buenas noticas para el rock del sur. La prestigiosa e influyente productora Yanes & Eventualia International Manager ha integrado en su elenco de artistas a la banda gaditana Kool, cuyo rock ardiente, heredero de la pasión blanca por los ritmos negros, duro blues eléctrico tan visceral como delicado, tendrá la oportunidad de expandirse por los mercados español y mejicano, el campo de acción del sello liderado por Jesús Yanes. De hecho, a partir de ya, los mejicanos Mónica Tinoco y Edgar Patiño toman el timón de la carrera del grupo. Tres años de trabajo, un repertorio consolidado, público en crecimiento, algunas puertas cerradas, la mala fortuna del rock en Andalucía y, cuando el púgil arrojaba la toalla, sonó la campana. El reconocimiento. "Lo ves en las películas y piensas que estas cosas no pasan", subraya el guitarrista José Simonet. "Se pusieron en contacto con nosotros, mostraron su interés, fuimos a Madrid para un primer contacto, volvimos todos al cabo de unos meses, nos vieron por fin en directo, querían comprobar el nivel antes de dar el salto, y firmamos el contrato. Del tirón". La voz de Verónica Díaz encandiló a los cazatalentos, la coherencia y brillantez del grupo hicieron el resto.
Como no podía ser menos, conocieron a Kool por internet, aunque su directo supera con creces las expectativas y da la medida exacta de sus componentes. Kool practican el rock clásico de los setenta con reminiscencias de rock sureño, hard rock, blues y psicodelia, podrían situarse entre los Black Crowes de los noventa y los Zeppelin de sus mejores tiempos, si no fuera porque los músicos gaditanos aportan su estilo particular y porque canta una mujer de voz rotunda y con aristas, plena de recursos y poderío escénico, la también cantautora Verónica Díaz. "Estamos todos entusiasmados. El día 15 de octubre iniciamos la promoción con un concierto en la sala Heineken, con motivo del congreso de publicitarios y creativos, La Noche de los Plubívoros, y luego nos presentaremos en Barcelona", augura Simonet, no sin antes certificar que el primer disco de la banda, editado por su cuenta y riesgo, verá la luz en formato compacto en 2010 merced a este acuerdo, en virtud del cual también se venderán sus canciones a través de la plataforma iTunes, a partir de octubre.
José Simonet echa la vista atrás, nunca el tiempo es perdido, y rememora sus años en Estados Unidos, cuando conoció a un hermano de Jimi Hendrix en Seattle, y a miembros de los Blues Brothers, y a Arlo Guthrie y Country Joe Mc Donald, por citar ejemplos de los horizontes musicales que halló el guitarrista, quien a los dieciséis años ya tocaba en una banda de rock.
"Este impulso nos llega en el mejor momento", apunta. "Ya sabemos lo que queremos, no tenemos quince añitos para perder los papeles, y hemos trabajado muy duro, contra viento y marea. De Cádiz no sólo salen carnavaleros y flamencos. A veces, el factor gaditano incluso nos ha perjudicado, pues movíamos las maquetas por Madrid y al saber nuestro lugar de procedencia se echaban atrás pensando que éramos otra cosa". El sambenito.
Cita Simonet a músicos gaditanos de postín como Andrés Duende o Iván Díaz, guitarristas ambos de notable prestigio en el oficio, compañeros de escuela de rock en Madrid, y no olvida a los Atómikos, la banda gaditana que también será promocionada por Yanes, que merecen capítulo aparte. Ni a los raperos de la Frac y "a tantos músicos que ven las puertas cerradas en su tierra". Con los pies en la tierra, Simonet deja claro que el fichaje de Kool no supone que sus componentes se hayan hecho famosos o alcancen el estrellato, "es un paso más, una herramiento muy importante". No en vano, Yanes y su equipo han llevado las riendas de artistas como Paco de Lucía, Alejandro Sanz, Los Planetas, Australian Blonde o Lagartija Nick, ya sea en calidad de productores musicales o representantes artísticos. El sueño inmediato de Verónica Díaz, José Simonet, Manuel Pantoja y Jaime de Hoces, los primeros músicos gaditanos que participaron en el festival Isla del Blues, se sitúa en los escenarios de la Piel de Toro, pero no descartan volar a México.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Emociones fuertes de censura

Tiempos de populismo barato. Tres por dos. Diez por ciento de pérdidas. Treinta por ciento de amnesia. Unas gotas de absenta. Líderes de plastilina. Novedades en la historia. Graffitis al aire preso. Humo azul. Más números que letras. Gente invocando la democracia, qué miedo. Las libertades, más miedo. Paranoia del mundo resfriado. Planes de pasado. Bolsas de plástico. Días sin coche. Bicicletas a la carrera. La barrera del sonido. Nadie escucha. Alguien propone, sin más escrúpulos que su propia dignidad rota, que la sanidad pública sólo atienda a los españoles. Otros hablan de impuestos, tol mundo hablando de impuestos, tasas, tributos, ya pagará el inglés el vino que se ha bebido. En Jerez nació este dicho redicho, nació del rencor y del desafío, en tiempos bodegueros, de mollate y rosas, cuando la Pérfida Albión enviaba barcos piratas para combatir el comercio marítimo del sur del sur, la cosa se puso tensa. Aquellos guiris que se asentaron en estas tierras y se multiplicaron hasta el infinito, hoy son de aquí de pura cepa, y el vino se llama ahora sherry, todo se transforma, también se acuñó por estos lares por vez primera el término "haciéndose el sueco". Las tripulaciones que transportaban el brandy de Jeré a las Islas Británicas, a pique de un repique de ataque de los corsarios, tuvieron que ingeniárselas para burlar la norma que concedía la exclusiva del negocio a los escandinavos, así que los gachós se tiñeron de rubio y se disfrazaron de suecos, precursores del corporativismo dermoestético. Se hicieron los suecos. Tanto tiempo después, mejor hacerse el sueco ante tanto bucanero. Los problemas siguen llegando con el dinero, ahora el dinero lo mismo falta que escasea, lo mismo vuela que se amontona, y de pronto fluye por sucias manos de manga ancha, seis megas de mangoneo, cotizaciones al alza, trapicheo por lo bajini, vuelven los ayuntamientos malayos. De costa a costa. En la Bahía gaditana también fuimos pioneros de emociones, mociones de censura antinatura. Ahora que Benidorm cambia de siglas de nuevo en maquiavélico escorzo político, con madre de dirigente incluida, conviene recordar que en El Puerto de Santa María, sin ir más lejos, en el 86 se inventó la sopa de letras, el contubernio de siglas antagonistas, unieronse socialistas y populares para descabalgar a los comunistas del poder. Por el progreso, claro. La izquierda jamás se recuperó. En el ojo del huracán, Puerto Sherry, rápidamente rebautizado como Puerto Churri, complejo urbanístico ataviado de puerto deportivo que se erigió como eje de la escena. Puro teatro. El nuevo pirateo. Suelo urbano del tirón. Le pusieron un grifo a unos terrenos mangados a una hermosa playa, esquinita del viento, y lo declararon suelo urbano. Hasta hoy. Desfilaron por las tablas gente de todo estilo y condición, algunos mequetrefes y los demás ingenuos. Produce vergüenza ajena asistir a estos espectáculos de politiquillos ambiciosos renegando de todo por un sillón. Sólo hay que detenerse en sus caras. Muchas caras.
Emociones fuertes de censura, nada que ver con las emociones de la vida. Quedan algunas, algunas a buen precio.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Se buscan graciosos en Cádiz

Esta gente piensa que los gaditanos son unos graciosos. En Cádiz no vive la gracia, En Cádiz, además de muchos siesos, lo que hay es "age", y no es tan fácil captarlo de primeras, puede aparecer en el momento menos insospechado. Los "cazagraciosos" de una productora independiente estuvieron ayer por aquí y montaron un "casting" en el hotel Barceló. Llovió. Y un montón de personas, mayormente paradas, desfilaron por una sala de grabación para buscarse la vida. Diez horas de pamplinas registraron los gachós. A saber lo que harán "los de la tele" con tamaña exhibición de humor con denominación de origen. De su buen uso depende la dignidad individual y colectiva. Delgada línea entre la ocurrencia, el arte mayúsculo, el disparate o el bastinazo. Si los notas dieran con algún talento artístico a su gusto, habría algún gaditano en cierto concurso de chistosos que al parecer prepara Tve. Los participantes acudían con diversos intereses: actores y actrices en ciernes, cuentachistes de vocación, humoristas pseudoprofesionales, algún despistado, grupos de amigos con ganas de cachondeo, varios caricatos y gente en pos de un pelotazo en condiciones o un minuto de gloria.
El papel. "¿Quién da el papel? Yo traigo la grifa.", pregunta del tirón, sin anestesia, un castizo con retranca. Los aspirantes deben completar un formulario antes de largar su repertorio. Adentro ya se oyen voces. Unos cuantos presuntos graciosos aguardan sentados con cara de sesión urgente de dentista. Eso parece. En el fondo late la guasa intrínseca. José Martín, "El formal", no sabe la que le espera, "por lo visto han covocado al personal sin tener muy claro el programa, trabajan para varias cadenas, venden sus productos", dice muy serio. "Lo graban todo", subraya. Dan cinco minutos para explayarse. "¿Y yo qué digo en cinco minutos?" A Ignacio Espigado, parado, que acompaña a "El Formal" y de paso lo va a intentar, le parece un mundo. Improvisará. "Ayer me sabía un montón de chistes y por la noche me quedé en blanco, hasta ahora". Cruel hazmerreír por el que José Martín ya pasó en Sevilla. No pasó. Vuelve a la carga. "También me presenté a una chavala y no me eligió, luego me compré una moto y le puse el manillar al váter". Surrealismo a las claras del día. Una pareja de jóvenes observa atónita la escena. Ella viene a otra cosa. Estudió arte dramático en Madrid, ha seguido numerosos cursos en Globomedia. "Me mandaron un correo para que me presentara al 'casting', pero veo que no es lo mío, yo busco un papel de interpretación, una oportunidad como actriz". De todos modos, va a entrar.
Cuentan que las pruebas de selección se iniciaron el 11-S y que ya han pasado por Córdoba, Huelva, Sevilla y Jaén. "Aquí hay mucho arte", señala ella, que prefiere no dar su nombre. "De Cádiz salen grandes humoristas, pero no por su gracia, que la tienen, sino por el habla de Cádiz". El factor determinante: el habla de Cádiz, la seña de identidad.
La productora Uvedos, con diez años de experiencia en el mundo audiovisual, desarrolla el proyecto, con vistas a uno o más programas humorísticos, en colaboración con la poderosa Globomedia, corporación independiente nacida en 1993, vinculada estrechamente a Mediapro y La Sexta, los actuales jerifaltes del fútbol de paganini. Poseen el sello de Globomedia programas como "El intermedio", "Sé lo que hicistéis", "Aída", "Los hombres de Paco" o "El internado".
No cesan de acudir concursantes en toda la jornada, de sol a sol, a partir del mediodía el goteo se torna constante.
Paco Ziruela, con zeta de zozobra y de zumo de limón, tiene "varios discos hechos". Se presenta él mismo a las puertas de su actuación. El conocido linense ha intervenido en numerosos programas de Canal Sur, pertenece al elenco de artistas hechos a sí mismos que participa en la sesión. "He actuado en Londres", sentencia. Y pide la dirección para enviar un disco, no en vano luego regala una copia a los técnicos que dirigen el cotarro. Paco se especializa en componer sátiras de actualidad, parodias musicales. "Haré un popurrí de mis canciones y dos chistes", avanza. Y sueña en voz alta con integrarse "en el nuevo concurso de chistosos de la Primera". Así que la productora conocerá en unos minutos "La canción de los mangantes", pieza reivindicativa y cañera que ha granjeado algunos problemas en La Línea a su autor. "Me han vetado", denuncia Paco, quien alude en la copla a "los especuladores de traje y corbata y a los pobres raterillos que pagan los platos rotos. España es un país donde hay diecisiete tipos de chorizos".
De improviso, aparecen tres treintañeros con el ansia escrito en el pecho. Escopetados, preguntan por el papel. Vienen de Jerez. Sí, de Jerez. Jesús y Juan Carlos Rodríguez, José Manuel Romero, por primera vez en este trance. Como máximo habrán salido en el youtube, donde por cierto se pueden hallar perlas de algunos de los participantes que ayer se asomaron al "casting". Los jerezanos vienen graciosos. "Hay gracia en toda la provincia". Uno de ellos muestra un tatuaje del escudo del Xerez, con la fecha del ascenso a Primera. Se cruza en la conversación Jesús, un gaditano que llega para "coger la vez", y surgen chistes en torno a la rivalidad futbolística entre ambas ciudades. El Cristo de La Palma haciendo cosas feas a un monaguillo jerezano o las dotes del ojeador cadista, que entre trescientas ovejas ficha a un perro. La gracia de Cai y su provincia.
De las profundidas del abismo de lo absurdo y genial se encaja en el hotel del humor un tipo con uniforme de trabajo y una camiseta que luce el lema "Stop al racismo". "¿Quién voy a ser?", pregunta un poco azorado. "Chano el atractivo". En la tele se antoja más grande, ya se sabe que en la tele se magnifica tó. Chano tiene prisa, ha buscado un hueco para someterse al examen de chistes. Chano atesora ya experiencia, industrial del ramo de la risa, ahí quedaron sus colaboraciones con María Jiménez, en el youtube, por supuesto.
En una esquina de la sala, Pepe Monge se rompe la cabeza por mor del formulario. "¿Cómo conociste el casting? Por mi suegro. ¿Experiencia? ¿Aquí que pongo? Experiencia ... a ver, puedo poner que he salido en romanceros y en chirigotas". Perfecto. La teoría de Pepe sobre la humedad, plasmada en un video casero en una fiesta de las Brigadas Amarillas, carece de desperdicio, acumula ya muchas risas. Pepe no está para bromas. Mejor dicho, tiene cinco minutos para mostrar, al más puro estilo sencillo pero exuberante, el arte exclusivo de Cádiz.
 
Septiembre 09, Diario de Cádiz
La foto es de Jesús Marín

jueves, 17 de septiembre de 2009

De agua quieta, de alta mar

La vieja Cádiz, máster en economía submarina, observa con asombro el final del verano. Los veteranos de la natación europea no han hallado mejor rincón del planeta donde competir a cielo cubierto, la ciudad que sonríe por no llorar, el sur del sol, tres mil años y pico viendo pasar gente en una hipérbole infinita. Cádiz pierde gente, gana turistas y peina canas en la fiesta del agua. Un festival tras otro. Alcances, aviones y ahora el ejército del agua, tropecientas mil personas volaron el domingo por los aires, cinco mil deportistas vuelan con sus extremidades en agua quieta, y los cruceristas, también maduritos e interesantes, amanecen en Cádiz bajo un toldo de nubes. Bochorno total. Noruegos en la playa. Letones en la estación. Turcos por la calle Ancha. La Europa del arte y el paro entrando en fila india por Cádiz, pabellón Ciudad de Cádiz, plaza de Jerez, plaza de La Habana, plaza de Sevilla. Y una enorme P de Paraíso o de Párking.
Directos a La Victoria, los participantes y seguidores del Europeo de Natación para puretones cruzan la Avenida y colman la orilla para coger color. No hay color. Torre de Babel en el paseo marítimo, en estos tiempos globales resulta complicado adivinar la procedencia de cada individuo, a no ser que éste luzca una credencial en el pecho, lo cual farda mucho, o camine tras una señorita que porta un número como si diera la vez del turismo paseante. También se delatan los usuarios del wifi y los gordos. Pero los demás ciudadanos de la luz se confunden a primera vista. Hay quien baja a la calle estos días disfrazado de guiri o de prejubilado, escandinavos de Loreto, nibelungos del Balón de Múnich, una camiseta del italiano Totti y una gorra de los Yanquees. Made in La Laguna. Por una vez, la marea de turistas parte de los principios de Cádiz se extiende por toda la ciudad, aunque sin exagerar. El sector derrotista advierte que no es pa tanto, el sector de la ilusión muere por Cádiz, que saluda a los visitantes con su mejor sonrisa, unas cuantas obras pendientes, el draguito, el gorrión de Puertatierra y la melancolía en liquidación. Mucho movimiento. Al mediodía, se cruzan por la calle los cruceristas del Celebrity Century, que muestra una pornográfica X que ruboriza incluso al Vaporcito, y los "locos de la piscina". A la vera de la Renfe, un pimpi gaditano improvisa un discurso ante un corrillo de turistas hispanos, pasa el bus colorado del Tour por Cádiz atestado de curiosos y no hay lugares más pintorescos que los bares, no hay más bares en Europa. "Hoy, arroz con tomate", vocifera un castizo en la puerta de Los Pabellones. San Juan de Dios necesita una manita en condiciones, no vive sus mejores momentos. Pero suenan a la par las campanas de las doce y el corazón del Adriano y la cosa cambia. Un guitarrista anima el Sardinero, los guiris levantan la vista del plano y contemplan el descubrimiento de la luz, el sol sale para todos. Postales y fotos. Paseíto europeo. Remate final a diez euros, menú del día a 6,60 que causa admiración entre los jubilados hispanos. La responsable de La Suiza, reino del recuerdo de Cádiz, I Love Cádiz, llora "el peor de los últimos años", y pone el dedo en la llaga: "No cerramos, algunos nos hemos adaptado a los horarios del turista, pero ¿qué recibimos a cambio? No hay ofertas concretas para garantizar su estancia, los turistas quieren flamenco", clama en voz alta mientras una señora elige un imán gaditano para su nevera. Sin pretenderlo, en un quiosco de prensa cercano, un gaditano que atiende a la conversación se suma de esta guisa: "No hay que tratar a los turistas como si sólo vinieran a gastar dinero, los turistas hacen lo que quieren, hay que pensar en conjunto y darles más alternativas". Día de contrastes, ni blanco, ni negro. Otros comerciantes pintan un cuadro más dichoso. Prima la dispersión del visitante, hay negocios redondos en la playa y acaso menos lustrosos en el casco antiguo. Según se mire, claro. La Catedral pierde su indiscutible encanto por mor de la cancha de baloncesto y la exposicion multimedia de Unicaja. Tres cuartos de lo mismo ocurre en San Antonio, con la carpa de La Caixa. Joé con los bancos, estamos rodeados. Socorro. Unos hacen caja, otros hacen cuentas, como en el turismo diario. Otros se marchan a Sevilla, con todo el derecho del mundo; ya volverán. Cádiz no se olvida.Volverán a buscar rincones insospechados, imágenes para siempre, otro ritmo de vida. Turistas de agua quieta, turistas de alta mar, en la vieja Cádiz.
En la calle Columela se suceden los guiños de actualidad, síntomas de este instante preciso. En el suelo, una familia torna la habitual petición de ayuda en una solicitud escrita a bolígrafo sobre un cartón: "Matrimonio se ofrece para trabajar". El banco de la esquina ha cerrado, alguien ha rotulado sus cristales al grito de "Viva la crisis", y en la misma puerta un gachó vende ropa usada que saca cual prestidigitador de una clandestina caja, señoras mayores se arremolinan para comprobar el género. Dos guardias que conversan con un contribuyente se coscan de la operación, a lo lejos. La Poli, que no es tonta, zanja la cuestión En el Palillero, curiosa estampa, conviven en los bancos los guiris golpeando sus ordenadores portátiles con los pensionistas, pasa Robinson Crusoe con su mujer. La plaza está llena de carteles adheridos al asfalto. "Ojo, pinta". Pintan mucho los italianos, los franceses, los suecos ...
Al otro lado, en la playa de La Victoria y alrededores, bulle aún el verano, el sol no entiende de nacionalidades, el dinero sí. Hay quien ostenta el máster del sablazo en do mayor, abunda también el buen trato a los visitantes. Muchos de ellos no escuchan, pues se dirigen a la playa ensimismados en el universo de su música digital, grupos de participantes en el torneo de natación desfilan durante todo el día sin banderas ni prejuicios. Al loro. Al agua salada.Chalada claridad. Total, tienen toda la semana para conocer Cádiz y el resto de Andalucía. Cádiz está vieja pero no camina sola."Recuérdame que hay que apuntar a la niña a natación", comenta un tipo a su señora.
La jornada, en la que Cádiz observa y se deja mirar, a saber lo que pensarán de ella cuando se hayan ido, constata que la gente busca lo que no tiene (playas el nadador, sol urbano los que vienen en barco),que el tiempo cambia de humor a su antojo y que la sonrisa de Cádiz va por barrios. ¿Que no?

Septiembre 09, Diario de Cádiz
La foto es de Lourdes de Vicente

Heterogéneo portuense, Marina Gallardo y Pedro Perles

Dos voces distinguidas de El Puerto cierran el ciclo de microconciertos de Alcances. El cantante de Leda Tres, Pedro Perles, estrena hoy su nuevo proyecto, Rodoendro, con tintes intimistas y muy personales, que pronto se verá reflejado en disco. Y la cantautora Marina Gallardo, cuyo primer álbum ha cosechado encendidos elogios de la crítica por su peculiar y exquisito estilo, dará vida mañana a su sorprendente repertorio. Ambos artistas, tan dispares como contemporáneos, mantienen un denominador común, el sonido configurado en el estudio de grabación de Paco Loco, que además colabora con ellos en diversas experiencias en directo. Loco movimiento el que ha creado el productor asturiano en la ribera portuense, poderoso influjo que enriquece la escena musical de la Bahía. Perles y Gallardo, no obstante, caminan a su aire con creciente prestigio en el universo musical tan necesitado de un relevo generacional.
Rodoendro, el grupo paralelo a Leda Tres que refleja la visión de Perles acerca del folk, el rock ácido e incluso la psicodelia, se presenta esta noche en el Baluarte de la Candelaria. Pedro se involucra siempre en propuestas heterogéneas, tan variadas como sus gustos y tan definitorios como su particular modo de combinar sonidos y reinventarlos. Cosmopolita e inclasificable, de febril creatividad, Pedro Perles no sólo lidera las melodías de Leda Tres, que ya prepara su tercer disco, sino que trabaja en solitario, en comandita con Paco Loco o en su faceta de ilustrador de cuentos infantiles, dibujante de postín o diseñador de la portada del último disco de Enrique Bunbury, Hellville de luxe, que así se llama también la casa del rockero aragonés en El Puerto.
Perles pertenece a una legendaria estirpe marinera de alicantinos que desembarcaron en la ciudad portuense. Nieto del legendario armador Juan Perles, el músico bomea sobre sus orígenes, "soy un pescador de corcheas", y reconoce que cultiva dos disciplinas abstractas que guardan mucha relación, "sorprende ver cómo los colores de la pintura se parecen tanto a los colores de la música".
Pedro vive un "no parar". "Ya tenemos el primer disco de Rodoendro, estamos grabando el tercero de Leda Tres y además preparamos una sorpresa para Navidad, un concierto con Paco Loco y la Banda Municipal de Música de El Puerto. Paco Loco nos ha proporcionado un arranque notable, somos mucho más voraces con él. Y El Puerto es un hervidero gracias a su trabajo. El Monkey Week, por ejemplo, significará una de las apuestas más arriesgadas a nivel musical de los últimos tiempos".
Marina Gallardo, que estudia Filosofía en Sevilla, también resalta "el prestigio y buen hacer de Paco Loco, con quien he grabado mis dos discos. Paco ha aportado mucho a la música y ofrece una mirada más original, alejada del standard, y capta con precisión el sonido de los músicos". La música de Marina Gallardo destila calidad, una suerte de folk, country, guitarrazos, profundidades, dulzuras y desgarros. Ella también habla de lo heterogéneo, maneja con soltura los cambios de humor y de ritmo musicales, "la vida se define así, no quiero cerrar puertas, prefiero experimentar con estructuras, enriquecer mi estilo". Once canciones, las de su primer disco, que han causado sensación. Comparan a Marina con Cat Power o Kristin Hersh, "la prensa necesita relacionar a los músicos", pero Marina es lo que ha vivido, escuchado, leído o viajado. A sus 24 años, asume que "todo depende de la cultura y la formación, yo canto en inglés porque las canciones lo piden y porque es un instrumento más, me expreso mejor así porque he escuchado casi toda la música en inglés desde pequeña". Hoy menciona algunas músicas favoritas, desde Nina Simone a Smog.
Marina practica también la variedad de tonalidades, desde la austeridad a la pasión, su disco "Working to speak" así lo atestigua. La cantante portuense fichó por una discográfica merced a su myspace, "les escribí un correo y no me dio tiempo a mandar las maquetas, me escucharon en myspace y ahí nació el disco". Ha terminado ya de grabar el segundo, que será "muy diferente, guarda relación con los estilos pero ofrece otra cara, hay tres instrumentales y suena de otra manera", pongamos que hablamos de evolución. Marina toca con Paco Loco, Remate y Fernando Cañas, ahí es nada.
A vueltas con internet, Marina considera que la red "para unas cosas está bien y para otras no tanto. Donde esté un estudio de grabación, con sonido trabajado, que se quite una maqueta casera de myspace; el consumo rápido impera, saltas de canción en canción y no escuchas un disco con tranquilidad. Y también existen muchos excesos, no todo vale". Precisamente, en su myspace, en el apartado de influencias, Marina no recurre a la música y cita al "curso de la vida, la memoria, los animales, el whisky, los colocones, los amigos, los no amigos, el insomnio, el miedo y el amor".

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

miércoles, 16 de septiembre de 2009

25 años de Dylan en España (Madrid 95)

Para muchos, el mejor concierto que ha ofrecido Bob Dylan en España. Venía herido en su amor propio, seis años antes pinchó en hueso y fue tildado de rácano y mezquino. La revancha, en La Riviera, una noche de calor ambiental y fiebre por Dylan, que salió por la puerta grande. Circulan cintas del concierto por ahí. Bob comenzó por las Basement Tapes y desgranó luego una serie de clásicos interpretados con vehemencia, energía y misterio, mostró el juglar su lado amable y también salvaje, regaló las botas de cuero español, todo un detalle seguido del amor bajo cero y otras joyas de su imaginería de mercurio, y para colmo se adentró en las profundidades de Blonde on Blonde, tocó la casi inédita Obviously Five Believers, tremenda, maravillosa, y a nadie dejó indiferente. Glorioso, un momento irrepetible. A la postre, una chica subió al escenario y obsequió al artista con un ramo de flores, a cambio de un beso. ¡Extra, extra! Dylan se dejó querer, por una vez, y brindó un recital memorable.

19 de julio de 1995, sala La Riviera, Madrid


Crash On The Levee (Down In The Flood)
Lay, Lady, Lay
All Along The Watchtower
Simple Twist Of Fate
Watching The River Flow
Silvio
Tangled Up In Blue
Boots Of Spanish Leather
Love Minus Zero/No Limit
Tombstone Blues
She Belongs To Me
Obviously Five Believers
Like A Rolling Stone
It Ain't Me, Babe
Rainy Day Women # 12 & 35

martes, 15 de septiembre de 2009

Orígenes del Submarino Amarillo, principios del cadismo

Una cuestión de principios. Y de finales. El cadismo siempre tuvo sus principios. Y sus desenlaces. Los orígenes del Cádiz se remontan al capricho o al azar. Con el presunto centenario a la vuelta de la esquina, y la incertidumbre de quien no sabe si sube o si baja en la escalera del deseo voraz, no conviene dar muchas vueltas a los papeles, ni a los vientos que barruntan días dispares, ni al propio amor por los colores del sol amarillo con calzonas azul marino. Los principios del Cádiz resultan inescrutables, como los destinos del Submarino, no tan opuestos a otros clubs hermanos andaluces. Nacidos para sufrir, la paradoja de un deporte creado para la diversión y abocado a convertirse en ocio del pueblo, religión del siglo XXI, la excusa y la razón de ser, una de las tres patas del triángulo mágico, principios y finales del gaditanismo. Pura novelería. Cádiz nunca vivió ajena a la novelería, y en verdad la historia escrita cada lunes a viva voz da un poco por los anales a la enciclopédica existencia del club en busca de un nombre y un estadio, la identidad y los principios.
Hay mil Cádiz y un denominador común: el lenguaje. Tropecientas ciudades de la luz inmersas en el mar antepasado y otras tantas maneras de entender la vida. No cuadran las cuentas, pero qué importa. Dicen que el primer gol del Cádiz CF lo anotó el gran Camilo Liz, el gallego más influyente en la historia del fútbol gaditano, descubridor de Mágico González, que se marchó este verano al cielo azul y amarillo. Fue el 15 de enero de 1939, a pase de Díaz, con la derecha, ante el temible Sevilla de los Stukas, tres años después de la transformación del CD Mirandilla en el Cádiz de las actuales entretelas. Nadie se pone de acuerdo en torno a los primeros pasos del Submarino, la gran incógnita, misterio por resolver de antes y después de la Guerra, pero la Federación Española de Fútbol reconoce los orígenes del club en 1910, más bien los orígenes del fútbol en Cádiz y la afiliación en el Gobierno Civil de los primeros equipos del emergente deporte que llegó en barco hablando inglés. Guachisnais Club de Fútbol 7; Futuro Submarino 0. Antes incluso del Segundo Puente, cuando la Pepa sólo contaba con un siglo de vida. A pique de un repique del olvido.
El primer Cádiz de la posguerra, que perdió contra el Sevilla por 2-5 en la Copa Andalucía, formó con Pinilla, Núñez, Soto, Cordero, Bohórquez, Mateo, Camilo Liz, Luis, Roldán, Caqui y Espinosa de los Monteros. Pero el primer equipo de Cádiz que fomentó el deporte del balón con sus sonados triunfos se llamaba Español de Cádiz, primer campeón de Andalucía en 1916, cuando no había rotondas ni teléfonos celulares. Más de treinta futbolistas figuraban en la plantilla gaditana, por entonces los planteles no eran fijos. El Español se trajo el trofeo, pasó por encima de Málaga y Huelva y nació la madre de todas las mareas amarillas, cientos de cadistas, más bien españolistas de Cádiz, viajaron a la remota Sevilla, ciento y pico de kilómetros de larga y azarosa travesía, y medio Cádiz recibió a la postre al equipo en la estación de tren, a años luz del soterramiento que enterró el tren del gol y convirtió la alegría en una terminal de lejanías.
El Español se constituyó en el Once del siglo precedente, y el Mirandilla el Dieciséis, para tormento de historiadores, aunque ya funcionaban por entonces el Cádiz Sport Club y el Cádiz Balompié, amén de un rosario de entidades de mayor o menor trascendencia. El Mirandilla fue el primero que lució los colores de arena y sol, y el Español, el equipo que se las tuvo tiesas por vez primera contra el Jerez, en la Copa Spencer. El Español tuvo que retirarse de la competición andaluza en la campaña 17/18 por mor de una epidemia de gripe de verdad, y no una pandemia paranoica con ínfulas de negocio redondo farmacéutico como la que amenaza con resfriar a medio planeta gaditano en estos tiempos de marcha atrás, gripe a en la segunda a. El Español de los principios del Cádiz recibió tro golpe durísimo cuando los jerifaltes del fútbol, por entonces ya un poco mafiosillos, dejaron fuera al club gaditano del primer torneo de liga nacional. El Español no figuró en Primera, ni en Segunda, y cayó en desgracia. Numerosas cartas al director porfiaban en el Diario de Cádiz en torno a la situación actual y el porvenir del club de fútbol, todos clamaban justicia y unidad y lamentaban que Cádiz era la única capital andaluza sin club en primera línea de fútbol y sin un estadio en condiciones. Muchos años tardó el Cádiz, o como se llamase, en hallar un estadio en condiciones, el peregrinaje resultó costoso pero entretenido, cosas del destino, vivir para sufrir, hasta aquí hemos llegado.
En los albores del siglo nuevo, en la soledad del mundo tecnológico, caen por su propio peso los tópicos alrededor del destino y el sufrimiento. Ahora que el Cádiz pretende estabilizar su trayectoria tras el puro vaivén de los últimos años, Submarino con más veras, conviene mirarse en los historiales de clubes hermanos para sostener que nada es lo que parece y que nadie es mejor ni peor que nadie. Y que todos han pasado por sus principios, sus finales y sus tormentosos periodos de escasa fertilidad, por así decirlo. La histora cadista queda clara, todo el mundo la lleva grabada en la mente con sus cambios de humor intempestivos, sus glorias y miserias, pero en otros lugares cercanos también conocen la oscuridad. A saber.
El próximo rival, el Córdoba, vivió sus mayores alegrías entre el 62 y el 69, en Primera División, pero en la ciudad lejana y mora nadie olvida la Tercera del 84 o la Segunda B entre el 85 y el 99, toda una generación en el Pozo.
El Betis, por su parte, conoció la Tercera entre el 47 y el 54, y la Segunda más reciente, del 91 al 94, mientras que el Recreativo de Huelva pasó fatiguitas en el fondo del mar, del 40 al 57 y del 68 al 74, por no hablar de la década de los noventa, que pasó practícamente en Segunda B. Sin gripe B.
En fin, los principios del cadismo exigen fidelidad, humildad, paciencia, amor al fútbol bien jugado, ganas de cachondeo, un poquito de "tricnina" y el punto de escepticismo combinado con la fe ciega que baña esta tierra desde que los fenicios instituyeron el primer día del club.

Septiembre 09, Deportes, Diario de Cádiz

Mágico documental

Alcances y el ocio del pueblo. Maradona y Cruyff, polos opuestos del factor social de la pelota. Política y cultura, alma, corazón y vida. Talento e inspiración. Dioses en la cancha, líderes en la pantalla, personalidades públicas, vicios privados, las vueltas que da la vida, el fútbol, las causas perdidas, todo viene de abajo, todos los grandes del fútbol vinieron a Cádiz. Lunes al sol, tarde sin fútbol, charlita en torno a los documentales sobre Cruyff y Maradona hasta que surge la figura de Mágico, una vida de película, una leyenda de cine. Al sur del fútbol, Víctor Espárrago para una palabra a la altura del medio campo y la juega con delicadeza y distinción. El célebre ex jugador y técnico uruguayo, que firmase la mejor temporada y el último ascenso del Submarino a los cielos de Primera, comparte coloquio con el versátil Hugo Vaca, que reparte al más puro estilo criollo, y David Almorza, catedrático defensor del juego bonito, del alumno universitario y de la educación. Hablan con pasión sobre los futbolistas más grandes de la historia, el Maradona de las tinieblas, el Cruyff que jugó en Segunda, el argentino mundial, el holandés errante y ... Mágico González. "Tenía la cabecita loca, pero me impactó como futbolista, no supo compaginar la vida deportiva y social, pero aquí se le adora. Era rápido, preciso, tenía salida y freno. Pero el fútbol es mucho más que un deporte, llegas a un status de vida muy peligroso si no estás preparado, hay que recuperar los valores". Víctor Espárrago aprovecha para lamentar "el deterioro actual del mundo, la degradación política, la pérdida del respeto en la familia, las cosas que se nos van de las manos, el todo vale ..."
Espárrago, quien mejor supo entender a Mágico, continúa: "A mi llegada a Cádiz no quise escuchar nada sobre la fama de Mágico, Lo traté igual que a los demás, llamándole González. Conmigo triunfó, pero también fue suplente. Jamás me dio problemas, era sensible y genial, coqueteó con ciertas cosas pero era muy grande". Almorza subraya que Mágico carecía de la disciplina de Cruyff y del afán de notoriedad de Maradona, "no le interesaba el dinero, quería jugar". "Con las imágenes colgadas en youtube hay para hacer un documental impresionante sobre Mágico". De veras. Hay una cinta que reúne a Maradona y Mágico en un amistoso con los colores del Barsa, en la famosa gira americana. Dibujitos animados. "Si lo hubieran visto entrenar, daba para veinte películas". Hugo Vaca recuerda cuando Mágico se quedó a vivir en su casa, su humildad, la huella que dejó en Cádiz. Y la terna de tertulianos abunda en la escasez actual de líderes (en el fútbol, en la vida), acaso neutralizados por don dinero y su señora mercadotecnia. El sabio Espárrago reconoce a Messi como el próximo fenómeno mundial, y a Xavi e Iniesta como el ejemplo de sencillez y humildad. Vaca traza líneas paralelas entre individualismo y trabajo colectivo. El tiempo vuela, entre las épocas en que Argentina y Cataluña necesitaban rescatar su dignidad y el futuro, que ya es pasado. Hoy, en los clubes que mandan en el negocio, "si no estudias, no juegas". Pero el futbolista nace, crece, se reproduce y "a los treinta y cinco años es un jubilado, ya no le dicen adiós por la calle, ni firma autógrafos, es uno más en la vida y no está preparado para vivirla". Espárrago, que conoce los orígenes del fútbol y sus factores económicos y sociales, sabe en carne propia que "hay que pasar por muchas cosas para ser alguien" y aboga por la formación, sinónimo del porvenir.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz
La foto es de Joaquín Pino

domingo, 13 de septiembre de 2009

Una noche a contrapelo

Parecía la distancia adecuada, el viento de Levante dio por concluido su viaje, soplaba la brisa con la prisa de un tiempo quieto, Christina Rosenvinge abría el ciclo musical del festival Alcances con su discreto saber estar y una propuesta intimista y rica en matices, pero la noche no resultó propicia. Cosas del gratis total. Sólo el público que se apresuró a ocupar las primeras filas pudo disfrutar del concierto con intensidad. El murmullo de voces distraídas quebró el encanto, despreciable actitud la de algunos, acaso bastantes, que mostraron una absoluta falta de respeto a los artistas que se jugaban la vida en la escena, cual equilibristas de la emoción. Mala suerte. Una noche a contrapelo, de sonido endeble, ambiente desigual y una de las grandes, la Rosenvinge, que a pesar de estos factores, dejó en el aire una sublime colección de canciones, aunque no pudieran apreciarse en su justa medida. La cantante madrileña y su inseparable Charlie Bautista, que hacía doblete en Cádiz tras acompañar a Russian Red en agosto, pugnaron con estilo contra los elementos. Y ofrecieron un recital de gran belleza interior, melodías de postín, en su mayor parte acústico, donde imperó el repertorio más reciente de la musa de la independencia. "La desazón se va a llevar esta temporada". Y los cambios de humor del viento idiota.
La Rosenvinge, cautivadora, a veces tierna, otras vendaval en calma, niña chica con mucho peligro, ahora una muñeca, luego una Kidman en Los Otros, se mostró transparente, como sus canciones más profundas, y juguetona como sus estribillos adherentes. "Iremos juntas donde haya que ir".
Guitarras, piano, un violín, una flauta y poco más. Letras de categoría apenas perceptibles. Resquicios en el mundo real, sacrificios del talento, oídos sordos, charlas inoportunas, susurros feroces de la rubia, miradas que matan, gestos implacables. Christina se mosqueó ligeramente con las circunstancias adversas, sin levantar la voz, y sin pretenderlo empleó sus composiciones para retar al enemigo invisible. "Ya es mañana, qué más da". Puñales en la memoria, cartas boca arriba y ecos de la Velvet, Leonard Cohen o la bohemia gala. Ella funde hechuras musicales a su manera.Una noche a "Escribe un pasado nuevo, olvida el futuro ya, el cielo está en obras, nadie nos va a salvar". Del hermoso apocalipsis al crudo vaticinio, la niña se enfurece, "estoy en tu portal planeando una atrocidad", y rima cuentos de soledad y alta tensión, bajo la atención de la luminosa prima lejana del sol "arrogante y español". Lluvia a todas horas en el corazón. Piezas del nuevo disco se hermanan con recuerdos del pasado, entre ellos la primitiva "Hoy por ti", reconocida por los fieles en su atractivo formato reducido a la mínima y lúcida expresión. La ironía del dolor, al por mayor, "quiero sufrir", y la música, convertida por la mayoría bulliciosa en ruido de fondo. De pronto, el silencio. Hay gente que sólo sabe hablar entre el ruido de fondo y sólo calla cuando el silencio corta el aire, rara noche de contrastes.
 
La foto es de Joaquín Hernández Conde, Kiki
Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

sábado, 12 de septiembre de 2009

Siete latidos del planeta

Músicas para entender el mundo, imágenes del ritmo multicultural, visiones dispares de la vida, luces y sombras del ciclo de documentales que abarca y se deja contagiar por cierto espíritu libre del arte accidental, panorama particular y global de anhelos, luchas y diferencias. Tan abierto y enclaustrado como una canción imposible, desvencijado punto de mira, lentes en movimiento y lenguajes comunes. La serie de siete filmes marcados por la música, sus autores y sus circunstancias ofrece cal y arena, colores opuestos y un grito común de libertad. Rock siniestro, cantautores yanquis contra la guerra, los reyes de la salsa y el mambo, el matemático trocador uruguayo, los músicos de Palestina contra el olvido y un retrato del juglar en carretera: Joy Division, CSN&Y, Celia Cruz y Cachao, Jorge Drexler, Fermín Muguruza y Nacho Vegas. Ver para escuchar los latidos del corazón del incorregible planeta.
La división de la alegría, oda al suicidio personal y colectivo, la raíz del rock siniestro, punk y tecnología de la depresión, los terrenos áridos de la mente, la crueldad del éxito fugaz, el grupo de Manchester que oscureció la mañana del rock hasta convertir en leyenda a su líder, el genial Ian Curtis, la epilepsia al poder, de la Velvet a Cohen, los ritmos obsesivos del "no hay futuro" en permanente duelo con los dolores desconocidos. La historia de Joy Division abre el ciclo, película de Gran Lee en torno a la banda que creó escuela y lo pintó todo de negro. Esta noche, la primera en la frente. Mañana vuelve la luz con el gran Jorge Drexler, músico uruguayo que desnuda su proceso creativo en el filme "Un instante preciso", de Manuel Huerga. El cautivador cantautor sale de gira hacia el minimalismo, la obra se fija en siete conciertos en tierras catalanas, a solas con el público y con técnicos de luces y sonidos como acompañantes de grupo. Drexler juega con sencillez y meticulosidad, se abandona aparentemente a lo natural y espontáneo, pero mide cada pas, cada ritmo, las palabras y sus intenciones. El documental da voz al oyente, que reacciona ante las letras de Drexler, y sitúa a éste en linda búsqueda de nuevas sonoridades, la soledad de la electrónica y la complicidad de los silencios. Gira de la Cara B, premio del público en el Festival de Málaga. Por algo será.
La reina del azúcar, Celia Cruz, y el inventor del mambo con tintes de jazz, Cachao, protagonizan los documentales de lunes y martes. Ella, exuberante alma del destierro cubano, capta la atención de los cineastas Joe Cardona y Mario de Varona, quienes registran con fidelidad el amor que Celia desparramó por escenarios de Nueva York y La Habana, músicas con vistas al mar, al Caribe las normas sexuales y racistas, la Cruz rompió barreras invisibles, dio sentido a los ritmos latinos y picante a la existencia de rutinas y aduanas. Pura pasión. Sus admiradores anglosajones rinden pleitesía a la reina, del mismo modo que Andy García coproduce con Dikayl Rimmasch la oda a Cachao, bajista y compositor recientemente fallecido, ejemplo patente del contagio musical a ambas orillas del ser humano, niño precoz que combinó jazz con frutas tropicales.
Un canto a la vida, la voz de los músicos palestinos, el vasco Fermín Muguruza, emblemático rockero radical y sin emnargo juicioso y comprometido, firma un viaje al campo de concentración del desprecio a un pueblo, la cultura sitiada por la sinrazón, y entona el "gora Palestina libre", de forma harto emotiva y realista, tras su periplo por Jamaica. Muguruza deja hablar a los rockeros, raperos, clásicos y modernos de Palestina, recién llegados del ostracismo, bombardeados por el desprecio. La muerte del poeta nacional palestino Darwish justifica el argumento del filme, más cultura y menos ruido.
Otro viaje, esta vez en carreteras y a bordel del realismo sucio da pie a Francisco Deborja para trazar un retrato desenfocado del cantautor eléctrico asturiano Nacho Vegas, que en octubre volverá a cantar en la provincia gaditana. Y para cerrar el ciclo, cuatro voces del liriismo hippie norteamericano, Crosby, Stills, Nash y Young revisan su mítico "Deja vu", dibujan paralelismos entre Vietnam, Irak y Afganistán, como si el tiempo y el festival de Woodstock apenas hubieran pasado. Neil Young dirige la película, que plasma la gira "Living with the war", título del álbum que el músico canadiense dedicó a Doble Uve Bush, para mayor miseria de su funesto régimen mundial. Nada de flower power, ni sexo, ni drogas, ni rocanrol, caña al mono que es de goma. Del pánico por la bomba atómica a la paranoia de aviones y gripes. Contra la guerra. Cuatro voces clamando al cielo, veteranos del country rock, rebeldes de la alopecia, melodías en el espejo del mundo.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

viernes, 11 de septiembre de 2009

Christina Rosenvinge abre fuego

"Estoy harta de hacer canciones sencillas", dijo un día Christina. Y envolvió la desazón de ironía y un brusco giro del destino convirtió a esta mujer aparentemente frágil y delicada en trueno dulce y salvaje melancolía. Primero fueron Ella y los Neumáticos, luego Álex y Ella, después Ella y los Subterráneos, siempre Ella y sus circunstancias, y hoy, Ella y los Documentales, con motivo del concierto de bienvenida del festival de Alcances. Su repertorio, como su trayectoria personal tan ligada a lo emotivo y a la pura creación, ofrece referencias cinematográficas, de la comedia a la serie b, del tecnicolor al blanco y negro, lástima que no haya podido someterse al juego de las películas, pues según su productora, ella no concederá más entrevistas hasta su próximo disco. De momento, su último disco, "Tu labio superior", se sitúa entre lo mejorcito de la temporada. Ha vuelto al español, del mismo modo que retornó a la Piel de Toro tras su periplo neoyorquino, así que una nueva mutación espera a la vuelta de la esquina.
Voz, guitarra y piano, canciones delicadas, sutiles y elegantes, a la par que inteligentes y embaucadoras, aguardan al público de Alcances en el Baluarte de Candelaria. Christina Ronsenvinge, hija de padre danés y madre inglesa, rubia eléctrica, cantautora musa de la escena independiente, producto del baby boom, de la mal llamada movida y de tantos hitos por venir, se presenta en solitario, por derecho, con un disco menos elaborado y denso que los pertenecientes a la trilogía americana, pero a años luz de aquella chica pizpireta que rompió esquemas en el machista mundo rockero, ella tiene desde entonces una legión de seguidores en América del Sur, donde vivió glorias y censuras, nadie la olvida por allá, ni la valora suficientemente por acá, cosas de la vda.
Del pop deslumbrante a las oscuridades del planeta gris, de la euforia colectiva a la introspección personal, la Rosenvinge se muestra versatil y sincera a cada paso que da. En Nueva York logró el apoyo de un Sonic Youth, Lee Ranaldo, y creció junto a Ray Loriga. Ahora lo hace a la vera del peculiar Nacho Vegas, con quien compartió gira y disco recientemente. Pero Ella se basta para sentirse extranjera en cualquier parte, la mejor manera de evolucionar y de conocerse a sí misma, y de hacer canciones nada sencillas pero igualmente directas al corazón que las de antaño. Christina, nieve y deseo, lánguida y rotunda, abre fuego.
 
 Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

jueves, 10 de septiembre de 2009

Anatomía del blog gaditano

"En Cádi no hay crisi, porque el ingenio nunca está en crisi. Ni el arte. Ni la bellesa. La gente se ha quedao tiesa con las hipoteca suprain, las estoó ochion y el caso Mados y por eso ahora cuesta tanto vendé yate y Ferrari. Pero como en Cádi no nos dedicamo a hasé tornillito pa los Ferrari ni a pulimentá el suelo de los camarote del yate po a nosotro no nos afesta la crisi". (El bló del Carmelo)
 
Dormida y anestesiada en la cuna, la libertad, tan dichosa y encantada de conocerse a sí misma, se toma unas vacaciones al pie de la letra. Destino, Cádiz. La blogosfera. En un rincón del mundo. Y en todas partes. Donde nadie escucha a nadie y todos pierden la vez. Al fondo a la izquierda, militantes del arte de lo imposible a pique de un expediente sancionador por escribir cosas en un blog, cuaderno de bitácora sin moverse del escritorio. Cádiz Socialista se llama la paginita de marras. Tampoco es pa ponerse "ajín". Con las barbaridades que se cuelgan en la red. Ahora nadie busca amigos, si acaso enemigos, pero todos se saludan en las redes sociales, que no socialistas, donde la imagen toma el poder y la palabra subraya silencios, y las verdades se pintan de colores, y la vida se asoma a la ventana y lo importante es recibir muchas visitas de gente que nadie conoce, y no eres nadie si no figuras en la barra de favoritos, en Cádiz las decisiones se toman en las barras y la libertad se toma al pie de la letra y alguien pone el grito en el cielo. Miedo a la libertad, todos los Cádiz imaginables a punto de un click. Los políticos, como siempre, llegan tarde a internet, les habrá pillado un atasco, y se creen en el derecho de pillar la ola más favorable. Las mejores olas, por un módico precio de libertad.
Por tierra, mar y aire, Cádiz se enfrenta al mundo con todas las consecuencias. Las tres caras del gaditanismo (Carnaval, fútbol y Semana Santa) desembarcaron en internet hace mucho tiempo, más de uno/a ha sido ya despedazado/a por sus semejantes, en el más estricto anonimato, sin que se haya inmutado el chino que vive dentro de cada ordenador. En dichos y redichos ámbitos, tan trascendentales en la existencia del gaditano esdrújulo y por tanto cibernético, completamente del todo sintomático, webs, foros, blogs y ahora espacios, rincones o álbumes de fotos noticias, cotilleos o pamplinas variadas dan la cara, con la simple finalidad de que se la partan, lo mismo da que sea en un facebook que en twitter, no tuvimos bastante con las motorolas o las rotondas, vamos a complicarnos la vida.
"Eso era ante, cuando en Cádi nos habíamo tragao que el trabajo disnificaba al hombre y te veía a la gente con el mono por la calle yendo a Astillero. Con lo malo que es el mono, que te destrosa por dentro y te vuelve loco, que me lo dijo a mi un colega que estuvo en chirona y salió por el proyesto hombre, aunque él ya era un hombre ante de meterse en el proyesto, que había dejao preñá a tré gachí. En el barrio lo llamamo el Porselanosa, por aquello de que tiene un hijo con cada mujé. Pero eso son cosa de mi barrio, que somo asín". (Otra vez El bló del Carmelo)
Si la comparsilandia, siempre en primera línea de fuego, o las cofradías del dolor y el sacrificio, nunca a gusto de todos, abrieron fuego un par de lustros atrás, en unión de la otra religión del nuevo siglo, el fútbol, travesías de ayer y hoy del submarino amarillo, la quintaesencia del chovinismo, los políticos nunca entendieron las claves de internet hasta que no tuvieron más remedio que dibujarse en el aire etéreo e invisible, pa disimular y acercarse de paso a la maldita participación ciudadana. Ya sabe, había que estar "on line". Hoy, poco tiempo después, tantos cambios después, la libertad produce miedo, como el porvenir, y la aparente libertad con ventanas al mar ha sido condenada, reducida, domesticada, en pequeños o multitudinarios grupos, con sus normas, sus reglas y sus contraseñas.
Unos cuantos valientes iniciaron la singladura de los blogs con las escasas herramientas de antaño que hoy multiplican su utilidad hasta la derrota final del entendimiento mutuo. En Cádiz surgieron pocos blogs con continuidad. Mención especial para Crisei, de Rafa Marín, donde se citan amantes del cómic, el cine y otras especialidades. Resiste a las tempestades del mundo multimedia, merced a sus fieles seguidores, como otros lugares de interés diverso. Cayeron en el olvido revistas satíricas como La Bahía del Mamoneo, pionera en el "periodismo confidencial" tan en boga ahora, sus autores permanecen en el anonimato o han cambiado de acera o se retiraron a sus aposentos. El anonimato ha hecho mucho por los blogs, a favor y puro daño, a salvo de intereses oscuros o simple figuroneo.
 
"Lo que iba disiendo, que me pierdo má que Eimi Guinjau en el Serro del Moro, que en Cádi también éramo de levantarno temprano y doblarla. De eso hase ya mucho año. Pero descubrimo la reconversión navá, la sordera y las prejubilasione y nos dimo cuenta de que estábamo hasiendo el primo. Desde entonse asquí no nos gusta doblarla, porque hay método mejore pa ganá perrilla. Nosotro semo precursore de la espesialisasión y el i+d+i. Por eso a nosotro no nos ha llegao la crisi". (Otra de El Bló del Carmelo)
Hablando en plata, los políticos han abierto algunos blogs por imperativo mediático, desde la ministra Aído al popular Sanz, pero no se muestran abiertos a la participación, en general los comentarios quedan restringidos a la aprobación del autor o simplemente no se admiten en política. No vayan a decirle cuatro cosas a los interfectos. Hay quien entiende los tijeretazos, dado cómo está el patio y cómo se las gastan los anónimos. Algunas figuras públicas de la sociedad gaditana, donde las fuerzas vivas agonizan, han tenido que cerrar sus quioscos para evitar males mayores. Otros siguen al pie del cañón, con sus seguidores y detractores: pocos periodistas, algunos destacados miembros de la cultura, mucho cachondo mental, fotógrafos, pintores, gente de mal vivir.
En la blogosfera gaditana, que pertenece a un mundo muy grande y a otro muy pequeño, conviven los poetas Felipe Benítez Reyes, Luis García Gil, Eduardo Flores, Rosario Troncoso o Eterna Aprendiz; los pasodobles de la precursora Carnaval de Cádiz, Al compás gaditano o La Historia negra del Carnaval de Cádiz; el humor del gran Antonio Reguera; las reivindicaciones de Cádiz Centro; la calidad de Arpia's corner o títulos tan punteros como Nadando con Chocos, La Muerte del Suspiro o Los Evangelios de la Risa Absoluta; el Diario de Santi Pérez y los colores de Cadistas Finos, un blog del Cádiz desde Jerez, toma ya; las chirigotas de casapuerta de Guatifó, los ritmos de los grupos musicales o las posturas personales de gaditanos de aquí y de allá, de toda clase y condición, que apenas tienen miedo a la libertad.
La sensación, sin duda, El Bló del Carmelo, más gaditano no lo hay, un rincón autóctono que retrata a un personaje anónimo, el tal Carmelo, cuyas ocurrencias, que fluctúan entre el humor fino, la ironía, el costumbrismo y el surrealismo, han enganchado a un montón de lectores. Carmelo baña de "age" y triple sentido las notas de actualidad locales, nacionales e intergalácticas.
Si Fernando Quiñones viviera esta paradójica época, tendría un blog donde volcar su brillantez y originalidad, a modo de diario público, por algo reinventó el habla de Cádiz que ahora, más Payán que Pacán, triunfa en la blogosfera.
"No se lo creei? Os hago la demostrasión. ¿En qué se nota la crisi? En que los piso bajan. Po en Cádi no hay cojone de encontrá un piso de tré dormitorio por meno de cuarenta millone. A vé si han bajao algo los piso. En que sube el paro. En Cádi los parao estaban ya de ante de la crisi y má que parao hay que considerarlo personá espesialisao en no realisá trabajo manuale. Porque asquí preferimo el ingenio. Eso es lo que nos diferensia y por eso en Cádi sí que hay brote verde, y no me refiero sólo a las alga de la playa". (La última de El Bló del Carmelo)
"Sinencambio", como dice el Carmelo, hay cientos de ejemplos más. En cada barrio, en cada calle, en cada portal reina un blog, máximo exponente en extinción de la libertad de expresión.

Septiembre 09, Diario de Cádiz

martes, 8 de septiembre de 2009

Gas Drummers, una década de canciones sencillas y rotundas

Los Gas Drummers se hacen más mayores, más locos, no pierden un ápice de frescura, si acaso la transforman en evolución de ida y vuelta. El grupo jerezano, que publica "Decalogy", su quinto disco en once años de existencia, ha pasado de la independencia a la autogestión, del punk feroz adolescente de sus primeros tiempos al rock multiusos, al margen de convencionalismos o desidia o lo que se estila en esta tierra que tanto buen vino destila y tanto conformismo arrumba en sus esquinas. Maestros de la melodía sincopada, viajeros enciclopédicos de la música global, formados en la escuela imposible del punk del 77, vía Clash, vía Sex Pistols, autovía de la rebeldía y la violencia gratuita, los Gas Drummers han paseado ya su repertorio por Europa y Canadá, y pronto volverán a la ruta para presentar su flamante trabajo, otra colección de canciones sencillas y rompedoras, ahora bañadas de folk, psicodelia, sonidos americanos o pop nuevaolero, de todo hay en la paleta de colores de estos músicos impenitentes, profetas de tierras remotas, extraños en ferias y cortijos, anglosajones de la baja Andalucía, rockeros del norte de África, gente culta y salvaje a partes iguales. Los Gas Drummers controlan ahora su carrera, bajo su particular sello discográfico, Red Vanette Music, curiosa forma de independizarse de la independencia, marcharse de casa con rumbo a lo desconocido en primera persona de desafío total.
El cuarteto dará vida a su quinto disco en una gira española que ya cuenta con algunas fechas confirmadas: el 18 de septiembre en Algeciras, el 11 de octubre en la Monkey Week de El Puerto de Santa María y luego en Alicante, Barcelona, Sevilla, Málaga, Jerez y Madrid.
Cuentan que la maqueta original del quinto disco contenía 45 temas, de los que 21 quedaron grabados y trece pasaron la selección natural. Dicen que su mapa de carreteras musical marca hitos en California y Minneapolis, Londres y Nueva York, Australia y Ohio, España y Jerez, entre las décadas de los sesenta y los noventa, pura arqueología rockera al tres por cuatro. La generación que creció con el "Nevermind" de Nirvana ha crecido sobremanera, ha perfilado sus propuestas y desengañado sus anhelos, maqueado sus frustraciones y alejado sus fantasmas interiores, suena bien el disco producido por Paco Loco, el asturiano con pasaporte portuense, que ha registrado los latidos rockeros de Gas Drummers a pelo, en directo y en cinta, a la antigua usanza. Se nota de veras. Ahora toca ponerlo en pie, a los Gas Drummers no se les caen las uñas, arrastran más de trescientas actuaciones en directo y alguna que otra puñalada por cantar en inglés, por no pensar mirándose al ombligo de la tradición de la actual Edad Media.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

lunes, 7 de septiembre de 2009

Rickie Lee Jones, la gran diva del otoño en Cádiz

La sorpresa del otoño, Uca Dios mediante, será Rickie Lee Jones. Noviembre en el Aulario de La Bomba, en fecha aún por concretar. La Universidad de Cádiz cierra el círculo del Open 2012, junto a Rocky Mountains y Wilko Johnson. La legendaria cantante americana, de vida intensa y carrera musical fluctuante y luminosa, hará un hueco en su gira española, entre Madrid, Bilbao, Cartagena y Barcelona, y dará lustre al segundo ciclo de conciertos que la Comisión del Bicentenario y la Uca pretenden institucionalizar en contra de la desidia reinante. De prestigio innnegable, con dos grammys en su poder, la artista nacida en Chicago pero vinculada a Los Ángeles y al heterogéneo estilo que combina rock, country, folk y jazz de aquella manera, Rickie Lee Jones posee cualidades poco comunes, entre ellas la impulsiva creatividad y una voz inconfundible. En Cádiz, poco antes del pasado decisivo Diez, treinta años después de ser considerada la mujer revelación de la música sin fronteras, a escena. Todo un privilegio.
Hija de dos esforzados currelantes, que ejercieron de sirvientes en su época, Rickie Lee Jones puede vacilar de padre cantautor y camarero y de abuela bailarina famosa de vodevil, Peg Leg Jones. La cantante, acostumbrada a despejar a córner las preguntas acerca de su relación amorosa con Tom Waits, el de la voz de lija, con quien aparece en la portada del álbum "Blue Valentine", escandalizó a la sociedad biempensante, tres décadas atrás, cuando se presentó con su primer disco con boina y fumando en pipa. Mujer de la bohemia libertaria, que ejerció de juglar y de camarera en bares de mala muerte, que dio paso a una nueva generación de voces femeninas junto a Joni Mitchell o Laura Nyro, firmó gloriosas epopeyas densas y dilatadas, discos de categoría hasta el célebre "Pirates" del 81, y luego se zafó de topicazos y desvarió en diversas historietas musicales y privadas hasta desembocar en su particular guerra contra Bush, fue Bush quien espoleó la postrera creatividad de la Jones, cuyas cualidades quedan fuera de toda duda, amén de su rebeldía con causa. Siempre rodeada de grandes músicos, siempre en contramano, la mujer que a los veinte años se marchò de casa rumbo a la Costa Oeste, y que en años posteriores fundó músicas de colores distantes y pinturas de bandas sonoras insospechadas, sigue al pie del cañón.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

domingo, 6 de septiembre de 2009

¿Qué fue del "No a la guerra"?

El mundo al revés. La guerra de la gran mentira. Zapatero propone enviar más tropas a Afganistán. Donde todos perderán, salvo los listos de la construcción, la destrucción y la reconstrucción. Rajoy, por sus partes, pide la comparecencia del Cejas en el Parlamento. Qué risa, qué pena, qué vergüenza.
Zapatero se aprovechó del "mediático" (odio este vocablo) "No a la Guerra", en los tiempos del bigote fachoso, y ahora su ministra megapija defensora del valeroso soldado se enfunda el uniforme de campaña, camuflaje de promesas en pleno desvarío jodío, lo mismo vacilamos con la gripe a que mandamos a la gente a morir por la patria yanqui, ole tus webs, Zapatiesto, será la crisis, ya ha pasado lo peor, aro, aro, ya pasó lo peor para bancos y mequetrefes, aro, aro. A propósitos de aros, Madrid 2549, los Juegos son tuyos, Gallardón, los Juegos Reunidos Geyper. De Rajoy mejor ni hablar, ni de su repugnante Cospedal. Ahora los populacheros exigen explicaciones sobre Afganistán. Será coña, claro. Doscientos muertos no bastaron para continuar en la senda del embuste tras embuste que algo quedará. Investígate, pisha, lo que mola es el espionaje mutuo, el cachondeo recontraultrapuntiagudo. Con los muertos de Panete.
Se desconoce el paradero de los adalides del "No a la guerra".

sábado, 5 de septiembre de 2009

La gira Rocky Mountains y Wilko Johnson pasarán por Cádiz

El rock y sus circunstancias se toman la revancha en otoño. Tras un verano escaso de ritmos sincopados, aunque rico en otras especialidades musicales, el Aulario de La Bomba de Cádiz volverá sobre los pasos iniciados el pasado año, con el programa Open Provincia 2012, y abrirá sus puertas a las leyendas del country, los sonidos americanos y el pub rock inglés, en sendas noches de octubre y noviembre que se antojan antológicas. De primeras, la gira Rocky Mountains, que agrupa a tres bandas señeras del pasado y el presente del rock con raíces de Norteamérica, partirá de Cádiz el día 20 de octubre; luego la gira española pasará por Madrid, Alicante, Barcelona, Zaragoza y Mallorca. La edición inaugural del festival propone a John Doe y los Sadies, Electric Magnolia Co y The Handsome Family. Y el 26 de noviembre, los aficionados al rythm & blues de color blanco, británico para más señas, podrán deleitarse con el resucitado Wilko Johnson, que fuera líder de Doctor Feelgood, emblemático e influyente grupo de los setenta, máximo exponente del pub rock que dio lugar al punk y a la nueva ola.
Las tres formaciones que integran el plantel de Rocky Mountains pertenecen a la flor y nata del sonido más americano que las mismísimas Montañas Rocosas, y las tres viajan con nuevo disco bajo el brazo. Los canadienses Sadies han firmado un trabajo magnífico con el célebre punkrockero John Doe, alma mater de X. Juntos revisan temas de Merle Haggard, Johnny Cash, Waylon Jennings o Han Williams, y en directo rezuman aires de bluegrass, rockabilly, psicodelia, rock suave y country por derecho. Por su parte, Magnolia Electric Co, grupo del inefable Jason Molina, bordan los sones y ritmos fronterizos, en la más pura tradición yanqui, con reminiscencias de blues o folk, tradición de transmisión oral, de igual modo que la pareja formada por Brett y Rnnie Sparks, The Handsome Family, aportan la vena romántica, pausada y sobrecargada del country eléctrico.
Wilko Johnson, el feroz y vehemente guitarrista que no necesitaba de púa para incendiar el repertorio de los trepidantes Dr. Feelgood, vuelve por sus fueros tras varios vaivenes a lo largo de su azarosa carrera, cuya cúspide de popularidad coincidió con el álbum en vivo "Stupidity" que lanzó al estrellato a la banda inglesa. Se marchó justo a destiempo, no saboreó las mieles del triunfo pero marchó a engrosar las filas de otro grupo fundamental, los Blockheads de Ian Dury, el impar personaje pequeñito pero peleón que volteó la escena británica en tiempos de tanta ebullición, capaz de pasear por el punk y el funk, sin pestañear, y de acuñar una expresión que se transformó en topicazo, "Sexo, drogas y rocanrol", título de una de sus canciones más conocidas. A partir de los ochenta, Johnson ha permanecido en segunda línea, estilo Guadiana, pero su estilo pervive inconfundible y muy personal.
Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

Nick Cave escribe la primera novela multimedia

Un señor músico como Nick Cave ha dado el primer paso: la novela multimedia. El rockero australiano escribe, actúa y canta en "The death of Bunny Munro", que se podrá leer, ver y escuchar.
Miren lo que dice Juan Varela en su blog Periodistas 21: "Nick Cave sólo quería escribir una novela. De sexo, muerte, desesperación y desafío. Como sus canciones. Pero Bunny Munro posiblemente sea el principio de otra ¿revolución, generación, estilo? Los críticos literarios y la evolución de los soportes lo dirán. Pero Cave y Canongate quizá no estén sólo reinventando el libro, sino también el futuro de una parte de la música. Si el vídeo mató a la estrella de la radio y las descargas al CD, quizá la narrativa multimedia sea la última frontera de una evolución imparable".
Ahí va el enlace del interesante artículo

jueves, 3 de septiembre de 2009

9-9-9 Beatles, maestros remasterizados

Nueve del nueve del nueve. La fecha elegida. Los Beatles renacen de sus cenizas, remasterizados, a 265 euros la broma. La maquinaria comercial del grupo más influyente de la historia no cesa, se transforma cada año, casi siempre a las puertas de las rentables vacaciones navideñas. Remezclados, con un montón de bytes y las mismas canciones, catorce discos compondrán la caja especial que estará en las tiendas el nueve de septiembre. Nada nuevo, salvo los minidocumentales que incluirán cada álbum y acaso algunas fotos inéditas, como las imágenes nunca vistas con que la BBC pretende aligerar ahora sus almacenes del revival infinito. ¿Merecerá la pena comprar otra vez a Los Beatles? Los japoneses no duermen. A cuarenta años vista de la foto del paso de cebra de Abbey Road, y otros tantos del último concierto público del fabuloso cuarteto de Liverpool, en el edificio de Apple, cuarenta y dos minutos de caos circulatorio y un "Get back" sensacional, vuelve la memorabilia.
En campañas precedentes habían publicado antologías con grabaciones insospechadas o montañas de deuvedés para saciar la sed de los aficionados, que suman ya varias generaciones enlazadas por Los Beatles. La colección completa del grupo, la discografía básica, ya fue editada en los albores del disco compacto, en cajas lujosas e incluso cofres con los singles en mono y estéreo. Ahora rizan el rizo. Y alimentan el mito con noticias y escándalos en do mayor. Los Beatles, para qué lo vamos a negar, fueron pioneros en la mercadotecnia del pop, no en vano alcanzaron el primer número uno, "Love me do" adquiriendo ellos mismos las copias de los discos al por mayor. Idea de Brian Epstein, su primer mánager, cuya azarosa historia, vinculada a la del grupo que él impulsó, podrá conocerse pronto a través de una película, el ya consabido biopic, "A life in the day", que desvelará algunas claves del fenómeno. También anuncian para octubre una obra de cine que narrará la infancia y adolescencia de John Lennon, "Nowhere boy", que dará nombre a los primeros años del rockero británico, en los que resultaron decisivas su madre y su tía.
Los hijos tampoco se están quietos. Julian Lennon volvió recientemente a la actualidad al enviar flores y dinero, en señal de apoyo, a Lucy Vodden, la chica inglesa que inspiró la canción "Lucy in the sky with diamonds", la muchacha de ojos caleidoscópicos ahora enferma. El propi Julian baraja la posibilidad de reunirse con su hermano Sean y con el hijo de George Harrison, Dhani, un buen músico. Mientras, el nunca bien ponderado Paul Mc Cartney vuelve a copar páginas de chismorreos, se ve obligado a rechazar los rumores que hablan de su retirada definitiva de los escenarios y "coquetea" con Bob Dylan ante una posible colaboración mutua. Ringo Starr se sumaría a la iniciativa. Beatles y Dylan siempre casaron bien. Un libro sobre el genio estadounidense revela que llegó tarde y cansado al concierto de la Isla de Wight porque estuvo jugando al tenis con Lennon e improvisando música dispersa con Harrison.
Hasta muertos reinan los Beatles. Negocian con itunes su incorporación a la plataforma digital, se apuntan a los videojuegos de Rock Band, dale a la play, y hasta su primer batería, Pete Best, que fuera reemplazado por Ringo a la vuelta del periplo rockero por Hamburgo, actuará esta semana en Barcelona, con motivo de la Feria de la Moda. Siempre de moda. La maquinaria no cesa.

Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz