martes, 1 de marzo de 2011

Suze Rotolo, más que una musa

Otro simple giro del destino. Medio siglo atrás, Robert Zimmerman se encajó en Nueva York con la intención de convertirse en Bob Dylan. Allí conoció a Suze Rotolo, una de sus primeras musas, cuando él tenía veinte y ella diecisiete. Él se abría camino en los garitos del Village y ella, que iba para actriz, activista y pintora, leía a Rimbaud. Su hermana Carla ejercía de secretaria en la oficina de Alan Lomax, el gran investigador de la música folk. Suze se marchó a Italia. Por la vida de Bob se cruzaron otras mujeres en época tan fecunda y febril, entre ellas Joan Baez. Dylan ha escrito centenares de canciones de amor y desamor, y Suze influyó lo suyo en "Don't think twice, it's allright", "Tomorrow is a long time" y muchas más. Precisamente, la portada del segundo álbum de Dylan, "Freewheelin'", marcó los días de distanciamiento de la pareja, aunque también la eclosión del arte en crecimiento del artista. Media docena de temas fueron retirados de la primera edición y fueron sustituidos por otros de mensaje menos crudo, censuraron las paranoias y las cazas de brujas, sintió así el trovador el primer zarpazo, en el país de las presuntas libertades. En fin.
La mujer más importante en la vida de Dylan, Sara Lownds, dejó huella en la etapa cumbre del cantante, a mediados de los sesenta, y también en su resurgimiento de los setenta ... es decir, desde el nacimiento del folk rock hasta Blood on the Tracks y Desire, hasta el divorcio final.
Tantos años después, dicen que Dylan volvió a enamorarse. No parece casualidad que el último álbum. Together through life, comience de esta guisa: "I love you, pretty baby/you're the only love I've ever known". Pillín.
A partir de la inmensa obra de Dylan podría brotar un tratado de arquitectura poética de la mujer. El cancionero de Dylan está poblado de mujeres: mujeres lindas, mujeres lluvia, mujeres negras, mujeres años, mujeres días, mujeres noches, mujeres madre, mujeres amiga. La recopilación Biograph, editada en el 85, está concebida y estructurada por el propio autor bajo el signo del amor. Ocurre tres cuartos de lo mismo en la primera entrega de las Bootleg Series, del 91.
Van algunos enlaces interesantes sobre Suze Rotolo y la llegada de Dylan a Nueva York.
http://www.examiner.com/entertainment-reviews-in-national/the-passing-of-suze-rotolo-so-much-more-than-just-bob-dylan-s-muse

http://www.telegraph.co.uk/travel/artsandculture/4126624/Bob-Dylans-Greenwich-Village-New-York.html

http://www.rollingstone.com/music/news/suze-rotolo-bob-dylans-girlfriend-and-the-muse-behind-many-of-his-greatest-songs-dead-at-67-20110227

2 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

más que una musa...mucha pena!
un abrazo

Enrique Alcina Echeverría dijo...

un abrazo, Joserra ... se acerca el 70 cumpleaños del maestro !!