martes, 5 de abril de 2011

¡Vuelve Carvallo!

Vuelve a Cádiz el ídolo de los niños de los setenta, Fernando Carvallo, pequeñito pero matón, grande entre los grandes de la historia del Submarino Amarillo. El pelotero chileno, hoy prestigioso entrenador, jugará el Partido del Centenario. Preparen la memoria selectiva, disfruten de nuevo de esos pases imposibles, las faltas a la escuadra, los saques de esquina envenenados y la clase y distinción de este hombre, dentro y fuera de la cancha. Carvallo disputó 135 partidos con el Cádiz a lo largo de cuatro temporadas, del 73 al 78. Anotó 24 goles y rubricó centenares de obras de arte. Fue fichado por Gutiérrez Trueba, el presidente que acuñó el lema "Con el Cádiz, a Primera" que fructificó años después (en botas de Carvallo, Baena, Mané, Villalba, Ibáñez y compañía). Un amistoso en agosto del 73, que enfrentó en Carranza al Cádiz con la Unión Española de Chile, cambió el destino del jugador y del propio club cadista. Dicen que Carvallo, un gran pedagogo, entrena como jugaba, con inteligencia, amor al juego de calidad y suma destreza en el arte del engaño. Fernando ha dirigido planteles técnicos para la Unión Católica, donde debutó como futbolista, la Unión Española y el Palestino, entre otros. Por cierto, el padre de Carvallo, que también fue futbolista de renombre, participó en el Mundial del 50, en Brasil, y jugó contra la España de Zarra y Matías Prats. Ni que decir tiene que Carvallo, que llega hoy a Cádiz, encontrará un club en descomposición, a años luz del Submarino, a pique de un repique. Viviendo de glorias pasadas, como la ciudad trimilenaria. Observen el cromo de Carvallo, la equipación y, sobre todo, el balón de cuero de verdad, y no la pelota de playa cambemba que impone hoy la fifa. Carvallo forever.

2 comentarios:

Javier Osuna García dijo...

Qué punto, picha. Es la estampita que se escapa viva de la lata de carne membrillo de Puente Genil.
Carvallo era mucho Carvallo, mucho más peligroso con una barrera delante.
No he vuelto a ver a nadie haciendo que el balón gire en contra de las leyes.
Fernandito. Sí señor.
Vayan al carajo to los lanzadores de hoy.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

es verdad, Javi, el efecto Carvallo !!
Nadie ha vuelto a tirar las faltas de ese modo. Y los conne, qué conne ... Baena le debe un pichichi desde entonces, él mismo lo dice, Carvallo era el fabricante de juego ... y el dueño de las estampitas, sí señor, se salía de las estampitas ... salud !!