miércoles, 19 de noviembre de 2008

Humildad se escribe sin hache

Erre que erre, Ere que Ere. Expediente de regulación del estado de ánimo del globo terráqueo. Espacio de referencia para escribir la historia de la humildad sin hache. Ni siquiera intercalada. Por no hablar de la honradez y de la honestidad y del hambre atroz, que no es lo mismo que el hombre detrás de su sueño. Hasta la coronilla de las frases hechas y las palabrejas en boga. Ahora se estila decir que el proyecto talymecual, que es muy sólido, se convertirá en referente del bla, bla, bla. Todo importantísimo. No hay nada simple, antes muertos que sencillos. Todo se convierte en referente referencial del mundo entero, ya pasó el rollazo mediático, o así, y llegarán pronto nuevos coñazos de palabras, muchas de ellas desvirtuadas hasta la sinrazón. Pero lo que hoy manda es el referente: el pueblo más insignificante del planeta, que se niega a ser pueblo y ahora se llama ciudad, otra prueba de la falta de humildad que asola este rincón, organiza unas jornadas filatélicas en torno al lince ibérico en grave peligro de intoxicación por culpa del pegamento imedio y del tirón el carajote de turno dice que la carajotá se transformará en referente de los congresos de sellos estampados en la frente de la tontería supina. Mientras tanto, las empresas referentes en el mundo del hampa y de la escasez de escrúpulos aprovechan la crisis del atún encebollao para endiñar eres que eres y echar a la gente a la puta calle, porque este año no hemos ganado el 40 por ciento. En fin, tómate un frenadol, hermano.

4 comentarios:

Ignacio Lobo dijo...

hágame caso y tome ya lecciones de urbanidad...mas recordao a la canción de serrat.

saludos desde la tierra de las nubes (grises)... pero yo no tomo té si no es verde y con hierbabuena.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Saludos a las nubes, Ignacio. Siempre hay una canción de Serrat flotando en el aire, y en los últimos años siempre tengo una canción de Drexler al cabo de los días ... un abrazoooooo, salud con el té verde, allí saben tela del té !!

santi dijo...

Cuanta razón tienes, Enrique. Pero para eso también estamos los periodistas, para desmontar los referentes que no son, o que sólo son decorado y apariencia, sin sustancia. un abrazo.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Cierto es, Santi, pero llevamos una racha de tremendismo, todo parece muy importante, histórico, sensacional(ista), en tu blog se pueden leer reflexiones en torno al tema, invito a visitarlo del tirón ... pero para eso estamos ... un abrazoooo