sábado, 5 de septiembre de 2009

La gira Rocky Mountains y Wilko Johnson pasarán por Cádiz

El rock y sus circunstancias se toman la revancha en otoño. Tras un verano escaso de ritmos sincopados, aunque rico en otras especialidades musicales, el Aulario de La Bomba de Cádiz volverá sobre los pasos iniciados el pasado año, con el programa Open Provincia 2012, y abrirá sus puertas a las leyendas del country, los sonidos americanos y el pub rock inglés, en sendas noches de octubre y noviembre que se antojan antológicas. De primeras, la gira Rocky Mountains, que agrupa a tres bandas señeras del pasado y el presente del rock con raíces de Norteamérica, partirá de Cádiz el día 20 de octubre; luego la gira española pasará por Madrid, Alicante, Barcelona, Zaragoza y Mallorca. La edición inaugural del festival propone a John Doe y los Sadies, Electric Magnolia Co y The Handsome Family. Y el 26 de noviembre, los aficionados al rythm & blues de color blanco, británico para más señas, podrán deleitarse con el resucitado Wilko Johnson, que fuera líder de Doctor Feelgood, emblemático e influyente grupo de los setenta, máximo exponente del pub rock que dio lugar al punk y a la nueva ola.
Las tres formaciones que integran el plantel de Rocky Mountains pertenecen a la flor y nata del sonido más americano que las mismísimas Montañas Rocosas, y las tres viajan con nuevo disco bajo el brazo. Los canadienses Sadies han firmado un trabajo magnífico con el célebre punkrockero John Doe, alma mater de X. Juntos revisan temas de Merle Haggard, Johnny Cash, Waylon Jennings o Han Williams, y en directo rezuman aires de bluegrass, rockabilly, psicodelia, rock suave y country por derecho. Por su parte, Magnolia Electric Co, grupo del inefable Jason Molina, bordan los sones y ritmos fronterizos, en la más pura tradición yanqui, con reminiscencias de blues o folk, tradición de transmisión oral, de igual modo que la pareja formada por Brett y Rnnie Sparks, The Handsome Family, aportan la vena romántica, pausada y sobrecargada del country eléctrico.
Wilko Johnson, el feroz y vehemente guitarrista que no necesitaba de púa para incendiar el repertorio de los trepidantes Dr. Feelgood, vuelve por sus fueros tras varios vaivenes a lo largo de su azarosa carrera, cuya cúspide de popularidad coincidió con el álbum en vivo "Stupidity" que lanzó al estrellato a la banda inglesa. Se marchó justo a destiempo, no saboreó las mieles del triunfo pero marchó a engrosar las filas de otro grupo fundamental, los Blockheads de Ian Dury, el impar personaje pequeñito pero peleón que volteó la escena británica en tiempos de tanta ebullición, capaz de pasear por el punk y el funk, sin pestañear, y de acuñar una expresión que se transformó en topicazo, "Sexo, drogas y rocanrol", título de una de sus canciones más conocidas. A partir de los ochenta, Johnson ha permanecido en segunda línea, estilo Guadiana, pero su estilo pervive inconfundible y muy personal.
Septiembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

2 comentarios:

Dafne dijo...

Wow buen blog¡¡
encontrar a personas que escuchen buena música,es increíble
pero que encima escriban sobre ello,y te mandengan informado,casi imposible
que pena ahora mismo no ser de cádiz ;)

Enrique Alcina Echeverría dijo...

gracias, bienvenida !!
Sin música no hay vida más allá de la mediocridad reinante, estimada visitante, y siempre creí en la músuica hablada, la música escrita, la música pintada, la música en sus mil expresiones, pertenezco a la penúltima generación de aficionados a la música, música para leer, para escuchar, para compartir, para vivir ... y veo que no estamos solos, salud !!!