jueves, 25 de septiembre de 2008

Al rico rescate del planeta

Nos va a costar caro el humor del Gran Mandao de los petrodólares, que apareció otra vez con cara de malas pulgas para dar la buena nueva al mundo: Talacozamuymal. Plan rescate del rico irresponsable. Mil millones de hambrientos. Si hay pasta para salvar a los bancos, había pasta para reducir las diferencias, si hubiera voluntad no habría tanta desvergüenza, no hay derecho, ni escrúpulos, ni tan siquiera un poco de pudor, que los estamos mirando, oiga, que se les ven hasta las ideas, que no pararán hasta hacerse con el botín, a riesgo de mandarlo todo al carajo. Eso, al carajo. Los americanos del norte se abandonan al comunismo, intervención total, sálvese quien pueda. Los americanos del sur ponen la nota armoniosa, y el dedo en la llaga, y ofrecen una llamada de atención. Cuidadito con los pobres. La presidenta chilena, la Bachelet, habló con propiedad, y con solidaridad, pues su país posee la independencia que le confiere el cobre, musho cobre, nitrato de sentido común para un loco mundo. Nuestro Zapatero, en cambio, dio un poco de apuro ajeno al anunciar que vamos a adelantar a Francia en renta per cápita, per cápita de pene, que cantaban los Alegres Divorciados, gran chirigota callejera de Cádiz. Zapatero, pisha, que no eres Nadal, y dile a Bono, no al crecepelo Bono sino el de U2, que no sea tan sieso y populista, que hable menos y cante más, que se repite más que la morcilla expréss. Por cierto, a propósito del fin del mundo, ya sabemos a ciencia cierta que la teoría del calentamiento global no anda descaminá, que Al Gore da en el mismo clavo. Si don Bigote Besucón ha dicho que el cambio climático es imposible y que la verdad incómoda es mentira, y que los enemigos del planeta no viven más allá de las montañas borrascosas, no falla, lleva la razón Al Gore. Al carajo.

6 comentarios:

santi dijo...

"...si hay pasta para salvar a los bancos, había pasta para reducir las diferencias...". Cuanta razón tienes Enrique. Muy poca vergüenza es lo que tienen algunos, poca vergüenza y siempre mucha pasta. ¿Y los demás?, preguntamos, ¡que se vayan al carajo!, contestan. Lo dicho, muy poca vergüenza. un abrazo.

Breuil dijo...

Si al final, al carajo nos vamos todos... en vida y cuando pasemos a la otra (si es que existe).
Saludos oxigenados.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Tremendo, Santi, parece que dejarán toda la pasta en manos de un gachó, el jefe de la isla del tesoro o algo así, jeje, y el mundo sigue en Babia, en manos de todos estos sujetos ... en fin .... y por cierto, ya salió la patronal española, siempre tan solidaria, pidiendo despido libre, flexibilización, bonito eufemismo. Y luego dirán que no hay dinero pa servicios, educación, cultura, etc, porque hay que sanear la cosita, tienen que sanearse la cosita a nuestra costa. Un abrazooooo

Enrique Alcina Echeverría dijo...

La gran depresión II, estimada Breuil, esta película nos suena, ehin? Pero nosotros no pensamos deprimirnos, dicen que en tiempos de crisis es cuando mayor creatividad hay y las juergas son monstruosas ... en los años treinta se hartaron de bailar, tras la segunda guerra nació el rocanrol, en la crisis de los setenta germinó el punk, por no hablar de géneros literarios o pictóricos, vanguardias y demás colectivos que nos dan vidilla ... eso sí, a la otra vida, si es que existe, nos mandarán también pal sur del sur ... allí se estará mejor que en el maldito norte, un saludooooo

Juan dijo...

Y lo peor de todo es cuando la Patronal hace ese comentario de que habrá que un "paréntesis" en el sistema libre de mercado... que para cuando vuelva a tener pingues beneficios... tararí tararí un mojón pa'ti (por enlazar con el mojón de la escalera). Eso sí que es sinceridad y todo lo demás son tonterías.
Alguien pensó que iba a tensar la cuerda de la economía al máximo ganando dinero a mansalva que la crisis ya la capearían otros. Y nada dicho y hecho, se han salido con la suya y la nuestra para ellos también. De tanto flexilizarnos ya nos tienen deformados y genuflexados a sus pies.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Pa flexibilizarnos aún más, hagamos unas flexiones a esta hora de la mañana, Juan. Un, dos, tres, pollito inglés. Y que lo digas, compañero, nos van a endiñar con el paréntesis y cuando vuelvan las vacas gordas, a darle gracias al señor money money, que por algo nos están perdonando la vida. En fin, yo que Obama me buscaba un lugar bajo el sol, porque el chaval, permítase la broma, no es racismo ni xenofobia ni ná, lo tiene negro. Los otros lo tienen crudo, a nojecuántos el barril de Brent, pero Obama lo tiene negro. La ofensiva contra el Black Power no ha hecho sino comenzar. Fíjate tú el de las papafritas, el Macain, quiere suspenderlo tó, las elecciones y tó, qué poca vergüenza.