sábado, 27 de septiembre de 2008

Dos atunes en el paraíso

En la foto de Jorge Garrido, el flamante pregonero del Carnaval de Cádiz, y músico de renombre universal, Javier Ruibal, junto al histriónico Pablo Carbonell, "el de Atunes en el Paraíso", como le conoce ya la gente pese a su historial de cómico, pop-rockero y entretenedor. Ruibal, el portuense, puso su arte al servicio de la banda sonora de tan hermosa película del gaditano. Y aquí están, como dos marineros en tierra, en el "backstage" del concierto de Tequila, TnT y Delinquentes, en la Alameda de Jerez. Vaya par de pájaros de buen agüero. La exquisitez de uno, la espontaneidad del otro, exponentes dispares de la sencilla profundidad de esta tierra, que si fuera por sus poetas, sus músicos, sus pintores y sus artistas en general (incluyendo al artista que no vive del arte, el artista de la calle que lo mismo trabaja en una farmacia que come del subsidio), se parecería aún más al paraíso.
Javier, que anda ya enfrascado en el pregón, emocionado y en vilo ante tamaña responsabilidad, cantará en 3 de octubre en la legendaria sala Galileo Galilei, que conoce desde sus inicios su magia y destreza, y en diciembre tocará dos noches en el no menos mítico Pay Pay de Cádiz. Por cierto, a su vera, Carbonell, a su estilo, tampoco sería mal pregonero para un futuro no muy lejano, ehin? Claro, que superar a Ruibal a partir del Diez será complicado. El intrincado mundillo del Carnaval, un mundo aparte, ha aplaudido su nombramiento con unanimidad, consciente de la calidad literaria, musical y humana del personaje. Ruibal, cantante, compositor, guitarrista, será en febrero un personaje. Ni crisis, ni cambios climáticos, ni coyunturas, el Carnaval de Cádiz es una cosa muy seria. Recuerden si no la letrilla de Tres Notas Musicales, el extraordinario cuarteto del Peña y el Masa, quienes cantaron en plena Guerra del Golfo: "Hay qué ca-sualidá, ahora una Gue-rra Mun-diá, la gente no respeta ni que estamos en Carnavá".

6 comentarios:

santi dijo...

Creo que Cabonell haría un pregón muy divertido, que muchas veces se ha echado en falta. Ha habido demasiados pregoneros que de tanto engolamiento parecía que estaban interviniendo en el debate del estado de la nación. saludos

Luis García Gil dijo...

Querido Enrique,

Esperaremos expectantes ese pregón de Ruibal. El nombramiento ha sido todo un acierto. La inmensa minoría que sigue a Ruibal está de enhorabuena. Ruibal es Cádiz y su poesía es auténtica. Aunque no hayamos podido coincidir en la presentación de Siete Mares nos veremos pronto, amigo. Que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero...

Eduardo Flores dijo...

Posiblemente y aunque tampoco firmaría declaración jurada, este año, acuda al pregón de los carnavales. El motivo: por fin el carnaval gozará se sus tan admirados versos.

Nota a pie de comentario:
No es todo lo que pretendía escribir, pero ya ves, ando algo perjudicado de Ballantines. Ná. Cierta melancolía otoñal. Sin embargo, está todo lo que quería decir.

Un saludo Alcina,
Eduardo Flores.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Tres respuestas en uno, se me acumula el trabajito, jeje.
Santi, yo tb creo que Carbonell sería un buen pregonero, por lo menos mejorcito que un montón de pregoneros de esos lamigosos, los de Oh Cádiz, yo te imploro .... pero Javier lo bordará, seguro, con su categoría ...
Luis, ya somos inmensa minoría jejeje, me gustó la idea ... Javier es poesía de la Bahía, músicas del mundo y una mirada de altos vuelos, y lo mejor es que tiene el respeto de tol mundo, en un mundo tan "especial" como el gadita. Sin ser gadita chiíta, ni carnavalero fanático, ni futbolero apasionao, es más Cádiz que muchos que se dan golpes de pecho.
Eduardo, me hubiera gustao conocerte en el acto de Siete Mares, pero como dice Luis, ya habrá tiempo, un abrazo pa los tres, saludos lluviosos !!

Breuil dijo...

Somos tan optimistas y vitalistas que disfrutamos del pregón dede antes de celebrarse... y lo mejor de todo es que seguro que no defrauda.
Saludos lluviosos (agua pa los pantanos).

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Agua de coco, Breuil !! Y además de verdad, ya vivimos el pregón, es lo mejor, así lo disfrutamos una jartá de tiempo ... el otro día le escuché una cosa muy bonita a la escritora Almudena Grandes, dijo que admiraba de esta tierra la sabiduría de la gente para medir y disfrutar del tiempo ... lo mismo no tiene nada que ver, pero hay veces que las cosas se disfrutan más con anterioridad, aunque en este caso, como bien dices, la calidad está garantizada, salud !!!