domingo, 28 de diciembre de 2008

Matando niños en Tierra Santa

Feliz Navidad en Palestina. Por el camino que lleva a Belén mueren niños de verdad, nada de figuritas de la casapuerta que venden en los supermercados. Hoy la Onu pide paz. Tralará. Así se despide el puto gobierno de Bush, que alimentó a unos y condenó a otros, logrando terroristas por todas partes. Parece mentira. Si unos arrojan bombas lo llaman terrorismo, si aplican el yugo cruel del mundo dominante lo llaman operación sólida, cinismo en do mayor, el mundo sencillo se alinea con los palestinos a fuerza de sangre y rencor. Aquellos que sufrieron el holocausto nazi hoy provocan vergüenza ajena. Tierra Santa. La Biblia en fascículos. El Papa reza, el Opus cuenta los billetes, el Banco Ambrosiano se lava las manos, y el mundo cambia de canal, no pongas el telediario que mueren niños, qué cosa más desagradable, ya están otra vez estos pesados. ¿Nadie va a mover un dedo? ¿Y Obama? Feliz Navidad a la muerte.

4 comentarios:

Juan dijo...

Sr. Alcina, me siento cobarde como alemán huyendo como ratas de Berlín ante la llegada de los rusos. Salían corriendo porque sabían de todas las salvajadas que le habían hecho y temían que le pagasen con la misma moneda. Responsable, como alemán con complejo de culpa ante el Genocidio de Hitler, que ponía como disculpa no saber lo que se estaba "cocinando" en los Campos de Concentración. Desesperado, como aquella pequeña palestina que corría muerta de miedo y que fue abatida a tiros por fieles soldados del Gobierno de Israel por temor a que fuese una niña-bomba.
Las democracias también matan. Me lían, ya no sé qué es terrorismo, y si dentro del terror puede haber aún más terror, y maldita la gracia del que denomina a las operaciones asesinas. Por uno matamos a veintiuno dijo algún mando fascista. Mientras, en algún lugar muy lejano Mr. Bush y Condoleezza Rice reposarán con los zapatos puestos encima de la mesa.
Y esta sí es una crisis de fe en los Organismos Internacionales, de nada valen cuando verdaderamente vale la pena que valgan de algo, de nada ejercen... Y los intolerantes cristianos sólo saben movilizarse a millares en Madrid para cubrir a la única familia posible y por el derecho a la vida de los pre-embriones… parecía estar viendo un capítulo de la serie Cuéntame. Algunos me parece que no son humanos y otros me temo que no tienen ningún derecho.
Me da vergüenza que esto pase en la época que me ha tocado vivir. Feliz falsedad, buenos días buena muerte.
PD.- Han convocado una concentración en San Antonio el próximo martes 30 a las siete de la tarde en la Plaza de San Antonio de Cádiz para movilizarnos contra este nuevo Genocidio.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Bien dicho, Juan, duelen hasta las metáforas, todos somos niños-bomba en estos días de paz en el mundo rico. Ya vale. No vale eso de que "los juzgará la historia". Los juzgarán los tribunales de esta perra vida. Salud !!

Alberto Suárez Arabiotorre dijo...

Viñeta sobre el holocausto palestino:

http://lagranhoguera.wordpress.com/2008/12/29/merry-christmas-palestina/

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Gracias, Alberto, qué blog más interesante, con pocas palabras y una imagen creativa basta para decir muchas cosas. Y la postal palestina, redonda, un saludoo