viernes, 13 de marzo de 2009

Cádiz, sin tabaco

Tras la tempestad festiva, la cruda realidad. Suelen aprovechar estos días, ya lo hicieron con Delphi. Cádiz se ha quedao antigua. Otro Ere. A la puta calle. Prejubilación total. A los 52 años, inservibles. Como los sordos de astilleros que inauguraron la reindustrialización de las narices. Quedan 67 héroes en la Fábrica de Tabacos de Cádiz. Fueron miles. Un recuerdo, como el homenaje a las cigarreras que ilustra este texto, a los trabajadores que durante décadas dieron su vida realizando tareas que requerían de enorme esfuerzo y dedicación, en Cádiz se ha trabajado duro durante muchos años, en contra del topicazo, y ahora se prejubila que es una cosa horrorosa. Más lunes al sol. Menos derechos sociales. Siempre nos quedará la economía submarina.

10 comentarios:

Eterna aprendiz dijo...

"Y nosotros, como comprendemos
que en España no hay dinero ya, nos vestimos con trajes de buzos
pa ver si lo hallamos al fondo del mar..."

Juan dijo...

Lo más gracioso es que Pepe Blas, teniente de Alcaldesa, en una declaraciones que puso la SER ha esputado que la culpa la tiene Zapatero con tantas campañas antitabaquismo. Es decir, que le vamos a pedir a los enfermos de la unidad cardio-respiratoria del Puerta de Mar que reconsideren su intención de dejar de fumar... No sé, nos tratan como tontos, fraudulentamente.
Aparte, el drama de los empleados de prejubilarse en no sé sabe qué condiciones, y lo peor es que desaparecen esos puestos de trabajo, o sea ningún joven podrá aspirar a optar algún día a trabajar en Altadis.
Y más revuelve las tripas el que todo se haya consensuado y firmado con los representantes sindicales, así que ya no se sabe quién defiende los intereses de los trabajadores... Proletarios del mundo uníos… que los liberados sindicales van por libre.
Como dijo el Peña: “está-la-cosa-chunga”.
Salud, y ya te diré por dónde le iba a meter un puro a más de uno...

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Tala cozamuymal. Tos vestidos de buzo esperando la marea. Ya se sabe que en el fondo del mar, matarile, jeje.
Del tabaco, Juan, tendrían que hablar quienes privatizaron la empresa. En estos años, los sociatas han jodido las factorías y los peperos las han vendido al mejor (?) impostor. Así nos va. Como bien dices, se cierran las puertas a la juventud. Los sindicatos no han entendido el lema de la peli Los Lunes al Sol, "si cae uno, caemos todos", y la huida hacia adelante parece evidente. Lo peor es que se confirma que no hay futuro, eso jode mucho. Y lo que te rondaré, morena, porque se acercan los recortes, qué gracioso el tipo ese que propugna que bajen los impuestos a las empresas y aumenten las cotizaciones de los trabajadores, o el otro que anuncia falta de liquidez en los bancos, o el otro sindicalista que pide un dos por ciento con la boca chica, o su compi que lamenta la temporalidad. Época Vergüenza. Salud !!

Breuil dijo...

Yo sé que me repito, y que hoy me he comío un menudo que me ha hecho congraciarme con la humanidad, pero... cada vez hay más razones para una revolución.
Yo espero a la cabeza pensante de turno a ver qué propone para Cádiz capital. Entonces, sí que vamos a llorá.
Un abrazo desde el sur del sur.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

menuda revolución, Breuil, con ese platazo de menudo surgen ideas muy buenas, así que a ver si toman ejemplo los cabezas y los pensantes de turno, jeje, que Cádiz está sin tabaco. El sur del sur está tiesoooo, aquí las crsis vienen unas detrás de otras, parecemos expertas en sortearlas, un abrazoooooo

Anónimo dijo...

Un Educado entró en un bar en el que no estaba permitido fumar, por ley. Educadamente saludó y salió del bar. El señor Educado se sentó en un banco al solecito y sacó una cajetilla de tabaco negro, claro. Desde el banco se observaba el bar en el que no se podía fumar, por ley. Dentro del local los parroquianos bebían alcohol, que estaba permitido, por ley. Mucho bebían. Parecían felices. El señor Educado dio una calada a su pitillo y pensó que se sentía vacío, pero que le pesaba y casi dolía la sensación. También pensó que la nada es infinita.

jose rasero b. dijo...

El anónimo de antes soy yo, Jose Rasero, pa lo malo y pa lo bueno, un iniciado en las altas tecnologías

Enrique Alcina Echeverría dijo...

la nada es infinita, Jose, un saludo. Pero en la nada yo creo que la gente fuma y bebe una jartá, total, no hay nada que hacer, jeje ... lo del tabaco en los bares tiene para un tratado, ehin?, y en Cádiz se toman muchas decisiones en los bares ... salud (?)

Charo Barrios dijo...

Yo solo recuerdo los tiempos en que Tabacalera pagaba sueldos más que dignos, superbuenos, tanto que yo me sentía humillada con mi pobre paguita de entonces en una oficina del sector del metal, y con una buena formación.
Pero todo cambia con el tiempo.
Y desde luego es muy fuerte irte a tu casa, a los 52 años, trabajes donde trabajes.
Pero he conocido a hombres y mujeres que se han ido con despidos de vergüenza, después de haberlo dado todo o más por las empresas. Y eso hoy sigue ocurriendo todos los días con la crisis.
El trabajo siempre es fuente de inspiración para bien o para mal, porque es lo que nos invade.
(Llevo trabajando desde los 16 años y no sé hacer otra cosa).
Saludos Alcina.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

saludos, Charo, henos visto cosas tremendas, como dices, gente que ha dado la vida por las empresas y ha acabado en la calle sin compensaciones. Es cierto, en Cádiz había empresas que pagaban muy bien y otras, de las que nunca se habló, que más vale olvidar. Astilleros, Tabacalera y demás factorías siempre fueron noticia, positivas o negativas, pero otra cometieron fechorías o lo siguen haciendo con total impunidad, en fin ... salud y buen trabajo !!