domingo, 29 de marzo de 2009

Y ahora, una juerga general

Se avecina tormenta. Toa la culpa la tiene Zapatero. Cafelito a la vera del mar. Reunión dermohistérica en la mesa de junto. Ellos, con camiseta fachion, zarcillos de bisutería, cuerpo de gimnasio, peinado cuidadosamente despeinado, gafas ahumadas de camuflaje, voz de aguardiente, un niño con cara de monstruíto luciendo un anillo descomunal, el padre de uno de ellos y una piba recién salida de una serie yanqui de nuevo cuño, algodón rosa, moda de usar y tirar, más gafas de esquiadora, todo muy sexy y muy cutre, antes muertos que sencillos. Cero cultura, diez euros la convidá, conversación de altos vuelos, Punta Cana, puros deluxe, vacaciones en las nubes, cerveza, ensaladas, humo, codazos al diccionario y la palabra mágica: crisis. Todo empetao, la Semana Santa se presenta nublada, menos mal que no lavamos el auto ayer. Sierra Morena, la costa del sol encebollao, Puerto Churri quiere la Copa Davis, un millón de dólares la bromita, se acabó la crisis, los que deben hasta de callarse te saludan, miramos el eurito, tiramos los binladens, de pronto un gachó recuerda que su hermano estuvo el otro día en el Diario de Patricia, tuvo dos cojones el tío, dijo que Zapatero nos está llevando a la ruína. Zapatero va a acabar con el planeta, con la Fórmula 1, con las pensiones, los hostales, tiene la culpa hasta de la crisis en Manhattan. Cuando vuelva la derecha, todos calladitos, a abortar a Londres, hija mía, toda la culpa es mía, el mundo fue y será una porquería. El mundo, al revés. Los directores de los diarios piden huelga general, los empresarios piden huelga general, los sindicatos piden cordura, la locura pide un minuto de tregua, ayer no me dio la gana de apagar la luz, yo apago la luz cuando me da la gana, los gestos simbólicos se los pueden meter en el ano, Zapatero tiene la culpa de que no haya llegado el verano, luego se repiten algunos titulares francamente significativos. Lo de francamente no va con segundas. "¿Sobrevivirán las democracias a la crisis?" Ay, pillines. A la reunión de junto le importa un pimiento, ellos llevan años burlando al fisco, cuidando el físico, qué te apuestas que en un año retornan las putas inmobiliarias, y los bares de montaña, y las montañas de mentiras. Hay una crisis horrorosa. Dinerito negro a espuertas, en Cádiz somos pioneros de la economía submarina, pero la familia equis lo está pasando fatal, ya no pueden terminar la mansión ilegal en las afueras, con cuatro cuarto-baños alicatados, pista de tenis y estatuas en el jardín botánico, se tendrán qie conformar con el pisito de quinientos metros, cuatro coches, motos para todos y peluquería a diario, la crisis está fatal, no sé cómo vamos a pagar dos mil euracos de hipoteca, alguien tiene que ayudarme, usted mismo, primo, traiga pacá el viente por ciento de su sueldo. Vivían por encima de sus posibilidades, ahora viven por encima de nosotros, dando por culo, y los bancos robando, grandes ladrones, ya lavaron el dinero sucio, ahora secan los billetes mojados y la gente se va de juerga general, los hoteles cuelgan el cartel de no hay plazas, sí que hay billetes, llueve sobre mojado, perdimos la oportunidad de cambiar los modelos económicos, mira la tontería que tiene esa gente en lo alto, la crisis ya no será una cura de humildad para los agrandados nuevos ricos, ahora nuevos pobres a nuestra costa, de costa a costa. La crisis creada por los ricos la pagan a precio de oro los pobres del mañana. Adiós a la jet set de la fontanería y la eletricidad, drama familiar en la casa arrojada por la ventana, mundo marrullero en vías de extinción. El mundo en contramano. Tranqui, yonqui. Apocalipsis nao. De pronto pasa un perro, persiguiendo a un chaval en bici. Y luego pasa otro perro, igualito al perro anterior, pero este perro lleva collar, y el otro es chucho, perros en crisis. Qué crisis más horrorosa, oiga, lo mejor de todo es lo amable que es la gente en tiempos de crisis. Sobre todo los que viven a costa del prójimo más próximo, los noticieros practican el sensacionalismo barato mientras los de junto se fuman cuatro puros habanos a nuestra salud, ejem, ejem, y los ejecutivos de las corporaciones de la gran mentira se reparten el pastel. Está rico, ehin? El banquero prepara la soga, tiene que pagar siete hipotecas, siete pisos que adquirió por un módico precio cuando las cosas se ponían complicaditas, tráfico de influencias, información privilegiada, poquita vergüenza, estamos rodeados, los fachas piden huelga general, el mundo al revés, como decía Groucho, tengo mis principios, pero si no les gustan, tengo otros. En el camarote de los hermanos Más o Menos, la cosa está fatal. Talacozamuymal. Juerga General.

9 comentarios:

Ignacio Lobo dijo...

Ahi los tienes en sus despachos acariciando sus gatos y riendo malévolamente... En fin... lo de siempre. Ya llevamos unos miles de años de humanidad y siempre ha sido la cosa igual, ¿por qué ibamos a cambiar ahora?

Eterna aprendiz dijo...

Pues que llevas "todas las razones"!!
Buena entrada, sobre todo de gran "peso"!
Saludos y buenos días.

julia dijo...

yo aún diría marx... si, ahí podemos ver a los causantes de la crisis tan tranquilos paseando por calles del centro de ciudades grandes y pequeñas... pero, y como últimamente, siempre digo, no podemos hablar de "ellos" sin asumir nuestra parte de la responsabilidad... el tango cambalache lo definía muy bien... en el 506 y en el 2000 también... a mi me da miedo esta situación porque no la veo retornable... habría que empezar casi de cero... un beso retornable reutilizable...

Eduardo Albala dijo...

A mi lo que da arcadas es cuando escucho lo de la "refundación del capitalismo". Estoy empezando a releer a los clásicos, a Marx y a su primo Engels, y la verdad es que clavan lo que está pasando. Pero está claro, por lo menos para mi, el Sistema no funciona. Una buena alianza entre las buenas gentes que nunca traicionaron a sus principios y la nueva savia de los jóvenes con su coco fresco y la necesidad de salvar el pellejo, puede ser un buen antídoto ante los tiempos desesperantes que vivimos y que nos queda por vivir.Pienso que el futuro está en los que no tienen nada que perder.A los demás, a los acomodados-como yo-, a los abariciosos y a los insolidarios, sólo les queda el miedo.
Ánimo, joder, que nuestros viejos lo pasaron peor. A POR ELLOS, que son pocos y cobardes y además, además los tenemos acorralaos.
Besos a diestro siniestro.
Eduardo

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Hermosas y rotundas palabras, gracias a todos. Me quedo con los gatos de los ricachones, las razones y los corazones de peso, la autocrítica del cambalache, y los que nada tienen que perder, a vivir !!! salud !!!

Charo Barrios dijo...

Llevas razón en todo Alcina. Es para pedir socorro, pero no ahora, sino hace mucho tiempo...
Ahora es para darles cosquis a más de uno/a.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

pa liarse a cosquis a diestro y siniestro, Charo, con los nudillos, con ganas, jeje ... no nos van a mangar la sonrisa, un saludooo

Anónimo dijo...

...y tantas veces llevan ese gesto de desparpajo y éxito del que sólo pueden gozar quienes son concebidos y preparados para estar lejos del dolor -¿verdad?
...sucede lo que sucede porque vivimos en unas mierdocracias: el o los gobiernos de los peores posibles... caguetas entregados al afan del dinero... ¿verdad? ...y que hacen? seguir en el juego de legitimar la barbarie, o sea mierdocracia: Autoridad como verdad, y no alreves... saludos

Anónimo dijo...

el del 3 de abril está claro que es otro anónimo, ¿verdad? otro saludo