sábado, 16 de enero de 2010

Herederos del olvido

"Las locuras de las que un hombre se lamenta más en su vida son aquellas que no ha cometido cuando tuvo la oportunidad". Marlowe dixit, Cádiz toma nota. Los Herederos de 1812 ponen en práctica la máxima y se tiran nueve meses de viaje, 258 días con sus mañanas y sus noches luneras. El viaje. En cifras, 58.000 kilómetros de carretera, dieciocho países, más de cien ciudades, una veintena de parques nacionales, desiertos, selvas, cordilleras, sin lujos asiáticos ni hoteles de cinco estrellas.
La gesta de los Herederos apareció en más de doscientos medios de comunicación. Los representantes gaditanos visitaron veintisiete organizaciones ciudadanas españolas, casas de España, Andalucía y otras comunidades. Entrevistaron a más de cincuenta historiadores e investigadores, convivieron con familias de españoles y naturales de cada país americano, visitaron escuelas, ferias, eventos de todo tipo, impartieron charlas, repartieron folletos explicativos, cambiaron impresiones y desarrollaron encuentros oficiales.
Más de mil carteles de Cádiz y cinco mil folletos. Y un mensaje central: "recuperar la memoria de los diputados americanos que participaron en las Cortes Generales así como los firmantes de la Constitución de 1812". "Apostar por la unidad de los países iberoamericanos", "celebrar los bicentenarios del grito de independencia de diez países hermanos", y difundir Cádiz y La Pepa allende los mares y las fronteras.
La asociación ciudadana de marras está más que convencida de la importancia de los acontecimientos que tuvieron lugar en Cádiz. "Seguiremos aportando cuanto podamos para continuar difundiendo la imagen del Bicentenario, de Cádiz y su provincia, conscientes de que todo ello puede contribuir a su desarrollo global, no sólo desde el punto de vista histórico, sino también económico, social y comercial", indican José Piñeiro y Natalia Botaro.
En la aventura de descubrir y recuperar la memoria de los diputados americanos participantes en la Constitución de 1812, sin duda gente revolucionaria "a quienes nadie ha prestado atención hasta ahora", los Herederos han comprobado errores y olvidos imperdonables. En algunos rincones proclaman que sus Constituciones están basadas en las cartas magnas francesa y norteamericana. Para Piñeiro, que habla clarito y con cierto aire solemne puramente gaditano, diríase que estilo dieciochesco, ni en España ni en América ha sido estudiada, reconocida, ni valorada, a pesar de la impronta que dejó en nuestras culturas comunes, la relevancia de La Pepa. Allá (pronúnciese a lo criollo) se habla tela de la Independencia yanqui y de la Revolución de la tortilla francesa, dicho sea con guasa, pero "no ocurre lo mismo con la revolución liberal española propiciada por las Cortes de Cádiz".
"Casi todos los países americanos, ya independientes, tomaron como modelo La Pepa, aunque ésto prácticamente es desconocido o negado por muchos historiadores", desafían los Herederos, quienes resaltan que países como Perú utilizaron la Constitución gaditana como argumento independentista, y muchos de los diputados que participaron en las Cortes del Doce, de vuelta a sus respectivos países, tuvieron un especial protagonismo en sus procesos independentistas". Piñeiro cita a Ramos Arizpe, Gordoa Barrios, Gurudi Alcocer, Cárdenas, Larrazábal, Florencio del Castillo, Joaquín Olmedo, Vicente Morales o Fernando de Leiva. "Muchos de ellos han sido reconocidos en sus lugares de origen, pero no precisamente por su participación en las Cortes de 1812". Increíble, pero cierto.
Así las cosas, los Herederos, gente tenaz y resistente, consideran que "se trata de una oportunidad histórica de situar a Cádiz y España a la cabeza de la historia del constitucionalismo mundial, cuestión que debe ser reconocida en Hispanoamérica. No podemos cambiar la versión histórica que se conoce y estudia en Iberoamérica de la noche a la mañana, pero sí tenemos la obligación de aclarar conceptos trasnochados". Por ejemplo, "que aún hoy se reclame de España una supuesta deuda histórica". Es el momento, abundan, "para cambiar cierta imagen peyorativa de España que aún persiste en sectores de la sociedad americana". Los Herederos no lo dicen, pero se sabe que en Iberoamérica asocian el nuevo colonialismo, y las conquistas un tanto brutas de territorios y personas, con las malas artes de ciertas multinacionales hispanas, especialmente relacionadas con la telefonía, la banca y la construcción. En fin. Mejor no mentar la bicha.
Aquellos diputados defendieron los derechos de los indígenas, cuando se estilaban otro tipo de expedientes de regulación y se aliviaban las plantillas humanas de otra manera.
El único monumento a las Cortes de Cádiz que hallaron los Herederos se ubica en San Agustín de la Florida, Estados Unidos. Con lo bonita que es La Pepa.
Tras recordar que durante el proceso independentista americano, "que se puede interpretar como una guerra civil entre la élite peninsular y la élite criolla, pelearon españoles, criollos e indígenas en ambos bandos", el colectivo gaditano asegura que cuenta con el apoyo de numerosas instituciones e historiadores americanos dispuestos a trabajar en estos temas, entre los que sobresale el Centro de Documentación Histórica de la Cámara de Diputados de México, quienes quieren saber todo acerca de los diputados mexicanos". Piñeiro cita multitud de entidades suramericanas.
"Cádiz, a pesar de su papel relevante, es una gran desconocida en América, los libros de texto escolares no se refieren a La Pepa, y en los universitarios ocupa sólo unas líneas". Todo lo contrario que las Constituciones de EE.UU. y Francia. Quizá los rencores històricos hayan influido sobremanera. En idéntico lugar del olvido se sitúan los indígenas americanos
Los Herederos consideran fundamental la ayuda del diputado socialista Rafael Román a través de Rafael Chaves, enlace diplomático del Bicentenario con Iberoamérica, y han contado también con el apoyo de la Asociación de la Prensa.
Tras las luces, las sombras que han encontrado los Herederos, que resaltan "la dispersión de las acciones que se disputan Ayuntamiento de Cádiz, San Fernando, Diputación, Junta y el mismo Estado, que ha creado dos organismos paralelos, no logra establecer una estrategia común que imprima mayor empuje al Bicentenario". Asimismo, piensan que "gran parte de los recursos humanos y materiales son adquiridos fuera de Cádiz, disminuyendo las posibilidades de creación de riqueza y de oportunidades en el ámbito gaditano".
Ni que decir tiene que el colectivo en cuestión lamenta que los estamentos políticos y técnicos del Bicentenario "no consiguen transmitir a la ciudadanía la ilusión y la complicidad necesarias para el éxito de este evento". Y critican la escasas internacionalización del proyecto. "Se están inclinando por una celebración populista, que no popular, repleta de eventos elitistas". Ahí quedó.
Los Herederos comenzaron a investigar sobre los 64 diputados americanos del Doce a finales de 2006, con la participación de José María García León. Entidad independiente sin ánimo de lucro, que a nadie debe favores ni subvenciones,
Los Herederos se han hecho con los derechos del cartel Cádiz 2012, creado por Jesús Rubio, en el que conviven la visión artística de la ciudad con los futuros proyectos urbanísticos: el pasado con las quimeras, la historia con la polémica, la realidad y la presunta ficción, ese Cádiz oé.
En unos días, los Herederos, que han alcanzado un acuerdo con la gencia Efe para difundir sus proyectos, presentarán una nueva revista digital ciudadana, www.12noticias.com, sin menoscabo de los portales de facebook, que cuentan con más de 3.400 y 1.400 amigos, respectivamente.
Los Herederos, que no se consideran profetas en su tierra precisamente, insisten en promover la investigación de la tarea de los diputados americanos, crear la caravana Ruta de la Constitución de 1812 que recorra España en misión de difusión, aprovechar las nuevas tecnologías, poner en marcha un concurso ambientado en los siglos XVII y XVIII al estilo "reality show", instituir un premio de periodismo hispanoamericano y participar en la próxima caravana organizada por Chile, que ya celebra su Bicentenario, sin que en Cádiz nos hayamos enterado. Los hay como las chirigotas del Selu: los enteraos y los que no se enteran.

Enero 10, Cádiz 2012, Diario de Cádiz

3 comentarios:

Rafael dijo...

Es verdaderamente heroico que un grupo de gaditanos din subvenciones de ninguna clase se hayan recorrido toda America llevando el mensaje de Cadiz 2012. Muy bien y muchas gracias Botaro y Piñeiro. Ah tambien Alcina. Rafael Romasn

imprearte dijo...

Hola amigo, casi no nos conocemos y ya te reconocemos. Gracias por tu articulo, se nota el "toque" Espero que hablemos pronto pues nos gustaria comentarte un nuevo reto.
Jose Piñeiro

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Ahí lleva razón, Rafael, una gesta la de los Herederos; lo bueno de la independencia es que no hay que devolver favores ni arrodillarse. Eso sí, los Herederos agradecen ayudas como la tuya.
Bienvenido, Jose, nos vemos prontito para hablar de Cádiz, que es como hablar acerca del mundo. Salud !!