jueves, 31 de diciembre de 2009

Cinco millones de canciones

Cinco millones de canciones regala una firma de telefonía, otro insulto a la música. Ahora mismo atracan al personal por la tele, el disco del año por ese eme ese, la mafia de OT no descansa, una década de imperio del baile, lástima que la cadena estatal siga haciendo el juego a esta gente, que impone sus artistas, manipula las listas de los listos y agravia al resto de compañías discográficas y de estilos musicales.
Cinco millones de canciones al peso, cuarto y mitad de negocio fraudulento, sin anestesia, faltando el respeto a autores e intérpretes, llevándose lo que haya que llevarse calentito, contribuyendo a la incultura y a la vulgarización que nos invade. Más información musical y menos ataques a la decencia, oiga. Veo que ha ganado el disco de Bisbal, normal, a continuación emiten un concierto de Bisbal, normal, hay que vender deuvedés.
Mención especial para la cagarruta del año, una versión lolailo de "Una décima de segundo", de Nacha Pop, una manera como otra cualquiera de destrozar la memoria de Antonio Vega a conciencia, si no fuera porque la canción pasará como el humo. Qué vergüenza. Esas palmitas, ese aire rociero, en fin, un estúpido velo. Pidan perdón a Antonio.
Esperemos que la nueva tele de Zapatero, ya sin publicidad, ofrezca más dignidad, diversidad, equidad. Sin menoscabo de los cantantes que dominan el cotarro, sean triunfitos o no, y sin prejuicios bobos (ole por Manuel Carrasco), la música merece mejor trato en la tele pública. A ver cómo se las ingenian a estas alturas para pugnar con el youtube. Muy fácil (no tanto). Tras los vaivenes en torno a la piratería, internet y demás supervivencias, ahora lanzan otro globo, parece que el Gobierno estudiar subvencionar conciertos de pop y rock español. Sálvese quien pueda. Las administraciones ya se cargaron la gallina de los huevos de oro a mediados de los años ochenta, inflando cachés, marcando el paso, instituyendo el maldito gratis total, y desde entonces han ejercido la competencia desleal, anulando la iniciativa privada, como en otros ámbitos, hasta la derrota final.

3 comentarios:

Jorge Garrido dijo...

El negocio es el negocio amigo mio. Te vendo un 'feliz año nuevo'... bueno a vos os lo regalo. Feliz año.

jose rasero b. dijo...

A por el 10. De este año no pasa. Sobresaliente total.
Un saludo, Enrique!

Enrique Alcina Echeverría dijo...

feliz año, Jorge, Jose, que todo vaya de categoría desde ya, un fuerte abrazo y bienvenidos como siempre a este rincón de flores y picotazos, salud !!!