viernes, 18 de diciembre de 2009

Gente de mentira

Somos gente de mentira, unos más que otros. Hay gente que la mitad de las veces miente y la otra mitad no dice la verdad. Prefiero el silencio, aunque el silencio también miente, a decir verdad, hay gente que miente hasta muerta, se inventa su vida dos o tres veces, a ver si cuela; aparenta lo que no es ni será; emula a sus semejantes más fastidiosos y fulleros; viste y calza pura patraña; hace reír de tanto llorar embustes de tamaño natural; compra como quien huye hacia adelante; roba como concejal de urbanismo de pueblo grande; engaña como marido respetable o viudito encuñao de la mujer de su sombra; arrebata sus derechos a quien se despista un poco; va de farol a oscuras; pero ya no da coba a casi nadie. Alguien siempre se deja engatusar por este tipo de gente, que somos todos, unos más mentirosos que otros. Normalmente, quien más y mejor miente es quien menta la palabra verdad cada dos por tres igual a seis. Este puto país, por ejemplo, vive de la gran mentira desde hace tantos años, acaso siglos, que la gran mentira es vecinal, es oficial, puro paripé, castillo de naipes al carajo y vuelta a empezar, vamos a contar mentiras, tralará ...
Llueve.

5 comentarios:

John Leikyns Doy dijo...

Qué verdá más grande...

jorge garrido dijo...

No es verdad que la mentira sea una verdad institucional, es que la verdad institucionalizada es ena gran mentira.
Miento, luego existo, una gran verdad. Compro luego existo, otra gran verdad... Las grandes verdades son en realidad pequeñas mentiras.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Por eso nos gusta tanto el Carnaval, señor Guatifó. Ya queda menos pa veros en la calle, chirigota de casapuerta donde las haya. Salud !!!
Hombre, Jorge, grandes verdades, pequeños embustes, pasamos la vida buscando entre la maleza y demás arbustos. Las fotos, tu especialidad, también pueden mentir, según cómo las mires o cómo las enfoques o cómo las publiquen. Pero las palabras mienten mucho más, y los silencios, y la gente en general. Últimamente, la verdad se ha puesto muy cara, cierto es, y la mentira cotiza alto. En fin, mentiría si te dijera que no me alegra verte por aquí, abrazos !!

Joserra Rodrigo dijo...

Felicidades, se puede decir más alto pero no mejor.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

gracias, Joserra ... ya leo en tu blog que también te gustan los Blackberry Smoke, estuvieron en Cádiz y arrasaron !!! saludos !!