viernes, 2 de mayo de 2008

Fernando Lobo, en La Lechera

Buscando el camino que se parezca a su sueño, como canta él mismo en una de las piezas de su primer disco, Fernando Lobo viene con "Vengo", que así ha bautizado su debut en solitario, repleto de influencias y buenas intenciones, anhelos de un sello particular que se intuye y hechuras entroncadas en la tradición folk-rockera hispana, si es que la Piel de Toro goza de tradición musical a estas alturas. El cantautor gaditano presenta mañana sábado, en la Central Lechera, las canciones registradas y otras por aventurar, lo hará con su banda, con la que ya actuó semanas atrás en la Feria del Libro. Lobo cantó, precisamente, en presencia de su poeta predilecto, Carlos Edmundo de Ory. Una idea suya ilustra el disco: "Aquel que esté más loco que yo será mi jefe".
El disco de Fernando Lobo sugiere ecos de sus referencias musicales, que el autor no oculta, más bien rinde tributo a ellas mientras persigue su camino, las diez piezas del álbum insisten en la búsqueda y en el camino trazado, de acuerdo con la filosofía de poetas y músicos de aquí y allá. Lorca, Hilario Camacho, Neil Young, Sabina, Pablo Guerrero, Dylan, Cohen y Machado, todo junto en un cóctel primario, más fresco que bisoño, que anima a escuchar con atneción y a dejarse llevar. Dedicado a Hilario Camacho y Julio Matito, el disco refleja luces y sombras del legendario "De paso", piedra angular de la obra del desaparecido cantautor, y de la transgresora oferta fugaz de los Smash. Lobo toca diversos palos, su disco, así como su espectáculo, contiene variados puntos de vista y ritmos, pasa de la melancolía al surrealismo, del doble sentido al deseo, del amor al humor con denominación de origen.

Mayo 08, Cultura (Diario de Cádiz)

2 comentarios:

santi perez dijo...

Gran artista Hilario Camacho. Grandes canciones en El espejo del agua ¿se llamaba así el disco?. Tanto que se habla de piratería ahora y yo me pirateé en mi juventud (no tenía un duro) casi todos los discos de Hilario Camacho grabándolos de LP a cinta casete.Hasta sabía tocar las canciones con la guitarra. Suerte para Fernando Lobo.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Equiricuá, Santi, aunque el disco se llama La Mirada en el Espejo, te acuerdas? Maravillosas canciones, y eso que Hilario se actualizaba con un poco de funky y sonaba diferente. El espejo del agua creo recordar que se titula un libro de poemas del chileno Vicente Huidobro, te habrá traicionao el subconsciente, pero todo queda en el arte. Gran Hilario Camacho, se fue de mala manera pero en realidad sigue presente, zí zeñó ;))