lunes, 28 de julio de 2008

Exquisito Ruibal, genuino Cai

El Bosque de la biosfera musical gaditana eleva a la reserva espiritual de este rincón invisible del mundo a Javier Ruibal y Cai, que encantaron al personal presente en la plaza de toros y a la pléyade de mosquitos que reinaron en la noche estrellada. Picotazos de pasión, sobredosis de emociones, sensibilidad a flor de piel, almas serranas al libre albedrío, música del mundo sin códigos de barras, un cantante patrimonio de la humanidad y un grupo rescatado del tiempo que se quitó treinta años de encima, como la biosfera del vámonos que nos vamos. "Salud y ecología", saludó Ruibal a la concurrencia. Memorable noche en El Bosque animado. Ruibal lo bordó y Cai retornó a su esencia y entregó dos temas nuevos.
"Cómo puede ser delito, en este mundo maldito, quererte como a ninguna". El músico portuense, ahora a la guitarra solitaria, luego apoyado en su hijo Javi y otros dos jóvenes de postín, sonó majestuoso, con hermosos matices, alegría de respirar arte por sus cuerdas vocales, la compleja sencillez de quien atesora varios continentes en su interior. Entre el público, escaso pero entregado, dos cantautores gaditanos que lo pasaron en grande con ambas propuestas, los hermanos Lobo. Agualuna, oda a Tanguito, aves y besos en el paraíso, Cádiz con sus penurias y sus grandezas, Ruibal desgranó historias sentidas y presentidas, la del salón Moderno, la del amor veraniego perdurable, la Gloria de Manhattan y las historias de amor profundo que guardan corazones sin dueño. El brasileño Munir Hossn y el portuense José Recacha se unieron a la fiesta de los sentidos, intercambiando guitarras y bajos y jugando con los sones de aquí y allá. El trío aportó energía a raudales, nuevos motivos para soñar y la ilusión de quien recluta fieles a cada paso que da, el gran Ruibal, mago de la noche, víctima de los mosquitos asesinos: "Me estoy rascando las cejas con las pestañas", ilustró en una de sus impagables charlas con la gente. Ruibal cantó toda la noche con la gente dentro de sus bolsillos, puso en su sitio a la Reina de África, y la poesía lorquiana, y las desventuras de Picasso, y la locura incurable de la luna repleta de promesas Un ave del paraíso aflamencado, qué derroche en tiempos de crisis. Hasta que la banda al completo se arrancó por ecos de blues, rock, Santana y todo el ultramar del planeta, y la utopía de una sensacional Rosa Azul de Alejandría desembocó en los bises, un puntazo intimista y colectivo y la despedida significativa de Javier: "Haced el favor de ser felices".
Eso hicieron los hermanos Lobo y compañía cuando los nuevos Cai transportaron al personal más allá de sus mentes diminutas, tres décadas después de la publicación del mítico disco. Pimera vez en un cuarto de siglo que El Niño tocaba con los suyos. La banda, más guitarrera y fiel a sus orígenes que en anteriores ocasiones, causó sensación. "Cuando miro sobre el trasluz de mi soledad ..." Fopi cantó mejor que nunca desde que Cai reapareciera, y golpeó en seco contra el olvido a la par que El Niño trasteaba con su guitarra oscura, genio y figura, y aportaba serenidad y luz a la otra guitarra de Paco Delgado, el otro pionero, "culpable" principal, junto a Fopi, de la milagrosa resurrección de Cai. Olivera y Blas Lago, al bajo y los teclados, no se quedaron atrás, la música situó a cada uno de ellos en su lugar en cada pieza y cada momento del preciso y precioso concierto. Ejecutaron con belleza los temas de Más Allá, incluyendo el todavía vigente "Solución a un viejo problema", que suena por vez primera en treinta años. "Después de tanto tiempo es para nosotros una satisfacción volver a El Bosque, un poquito más puretas", bromeó Diego Fopiani. Y El Niño de la mano lenta se paseó por el jazz y el rock de siempre a base de riffs contenidos y toquetazos de inspiración.
La banda enchampeló con destreza y misterio dos de sus mejores exponentes: Soñé Contigo y Noche Abierta, desgranó pasajes de sus tres discos, con especial mención a El Viaje, remozado y acariciado por las teclas de Lago, hasta que estrenaron dos temas, "Por mi camino" e "Hijas de Atlas", con destino a sus próximos trabajos. Buena señal. Cai no se estanca en el pasado, aunque abunda en su personalidad andaluza e instrumental, dos caras de la noche, el mercadillo del Piojito y Pasa un Día, sombras que siguen a un sonido azul y, tal como escribió con tiza el mismísimo Javier Ruibal en la pizarra de los camerinos, "Cai, la expresión más genuina del rock andaluz". Firmado, El Náufrago del Sahara. Saludos desde el Paraíso.

Julio 08, Verano (Diario de Cádiz)
Montaje fotográfico de Aristillus

34 comentarios:

Breuil dijo...

Por fin me he puesto al día con sus últimas entradas... Si es que es en vacaciones cuando una tiene menos tiempo para disfrutar. Pero a ratos, entraré en su página... si me lo permite.
No dejo de darle la enhorabuena por sus textos.
Saludos.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Bienvenida de nuevoooo, que disfrute de pleno las vagasione y muchas gracias por entrar en este rincón de descanso, que va a su ritmo pero nunca cierra ;)

Fernando Lobo dijo...

Anda que no lo pasamos bien en el Bosque...esperemos que se repita pronto. Un abrazo.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Pa nosotros fue muy grata vuestra compañía, hermano Lobo, que se repita pronto, pero la noche en verdad fue irrepetible, ehin? ... oye, los de Cai preguntaron luego, justo cuando te fuiste, pa entregarte un disquitooo del Más Allá ;))

Fantômas dijo...

Date una vuelta por mi blog!

Soy del Montón

Un abrazo.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Hola, ché ... ya veo que sigues colgando discos de categoría, qué buen gusto ;) Un abrazoooo

Anónimo dijo...

Impresionante el concierto del Bosque. magnífica cronica señor Alcina. Sólo una cosa el mensaje de la pizarra fue de Gori, hermano de Aristillus.
Saludos.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Gracias anónimo, la gente de Cai pensaba que el mensaje de la pizarra lo había dejado Ruibal, quien por cierto se quedó a verlos y estuvo como siempre, como un caballero. Y los de Cai, ensayados al máximo y como si tuvieran veinte añitos, unos monstruos !!
Saludos

Breuil dijo...

No me de la bienvenida que... no me he ido... ni pienso irme; vamos, que me va a tener que "echá" con agua "jirviendo".
Saludos con mucha caló

Anónimo dijo...

Señor Alcina su fanatismo por Cai es ruboroso.
Por favor preste más atención a otros grupos de rock andaluz que tambien lo necesitan y merecen.
Uno de la Hermandad del Puño.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Gracias por la recomendación, y a ver si gastamos más, aunque sea en bromas, jeje. Y no se ruborice, por favor, que el fanatismo es otra cosa, pero se respeta al máximo su opinión, claro. Luego, por supuesto, cada cual hace lo que le place sin tener que dar explicaciones. Muchas gracias, quien sea. Un saludooo, cualquier cosa aquí estamos ;))

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Breuli, no pienso echar a nadie, y menos con agua jirviendo jejeje, un saludo, gracias !!

Anónimo dijo...

Sentido del humor que emana inteligencia, señor Alcina.
En dias donde el periodismo es la voz de su amo, su independencia me agrada.
Uno de la Hermandad del Puño, y lo que queda por estar cerrado.

Anónimo dijo...

La Hermandad del Puño es hermana de la Hermandad del Poco Gasto y de la del Mayor Dolor al Meter la Mano en el Bolsillo.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Cuántos hermanos del puño, pordió, qué de comentarios ... inteligencia, independencia, me siento muy rimado. Por cierto, la voz de su amo era una marca de discos de pizarra muy chula, con perrito y altavoz incluidos, se acuerdan?
Podríamos hallar otra acepción para los del puño cerrado, hermandad rockera impenitente, inteligente, independiente. En fin, juegos de palabras, un abrazo !!

Anónimo dijo...

Alcina Don Enrique, mu bonito to ezto, mu requeteguapo toiyto to der tiron guapísimo.
Digame uzté pa cuando los Cai en Cai. Miasque hay zitio, en el Baluarte, en el Pemán, en la playa, en el estadio, en el Falla, en la Plaza Mina, en la Avenida, en el Campo del Zur, hasta en la torre telefónica como los Beatles, los Beatles de Cai.
Por ezo, zimpaticóm, dime pa cuando los Cai en Cai ?
un arrechucho no mu fuerte por er caló.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Eso digo yo, pa cuándo Cai en Cai? Un año hace que tocaron en el Pemán, que este verano cierra por obras, pero como dices, hay tantos lugares ... En fin, de momento habrá que esperar a la Bienal de Flamenco de Sevilla, el 20 de septiembre, pero podría caer alguna sorpresita antes. De todos modos, en Cai el rock no tiene demasiada suerte, por así decirlo. Cai reapareció en Bornos, lo bordó en Ubrique, volvió por sus fueros en El Bosque, ensaya en Chiclana ... Más allá de Cai. Un abrazoooo ;))

Anónimo dijo...

Po tu pues meté caña por el tabloide y sigurito, sigurito que alguno te hase caso.
Escribe argo dando caña, esa es la fórmula Don Enrique

Anónimo dijo...

CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ, CAI EN CADIZ !!!!
Y GRATIS EN EL VALCARCEL!!!
AL LAITO LA FOTO DEL BALNEARIO LA PALMA.
AAYYY!!! CAI EN CAI!!!

Enrique Alcina Echeverría dijo...

vaya escandaleraaa ... a ver si hablamos más bajito, que hay gente durmiendo ;)

Anónimo dijo...

sssssssssssssss!!!!!
cierra la puerta y apaga las luces.
Que vamos a dormir........sssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss!!!!!!!

Anónimo dijo...

hay rumores que CAI actuará en Jerez antes de finalizar el verano Oju picha como sea verdad...

Paco Barroso dijo...

Felicidades por su critica, Señor Alcina. Espero pronto verle en algún buen concierto. Un abrazo-

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Un abrazo, Paco, felicidades por contribuir decisivamente al renacimiento del rock andaluz y las músicas futuras. Nos vemos prontito, siempre habrá motivos pa celebrarlo, salud !!

Anónimo dijo...

sssssssssssssssssssss!!!!!!
que la gente esta durmiendo!!!!!

Anónimo dijo...

Para que renazca algo ha de haber estado muerto. Primer error.
Y segundo error, para que renazca han de haber más conciertos, no?
Digo yo!!!
Me sumo a los deseos de que Cai toquen en Cádiz. Cuando?

Enrique Alcina Echeverría dijo...

No sería yo tan categórico. Primero: el rock andaluz murió a principios de los 80, en mi opinión, al menos murió como movimiento de expresión, y casi todos los grupos murieron. Y segundo: ha habido más conciertos, ha habido unos cuantos desde abril del año pasado, cuando reapareció Cai en Bornos. Hubo otro en la Diputación de Cádiz, otro en el Pemán de Cádiz, otro en Ubrique y ahora el de El Bosque. Yo también me sumo a tu iniciativa, un abrazooo

Anónimo dijo...

Ajú que pedazo de crónica y cronista tenemos.
Yo opino que hubo grupos de rock andaluz que nunca desaparecieron, Medina Azahara, y otros aparecieron. La música nunca desapareció, el rock en Andalucia nunca murió.
Saludos guitarroides.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Y yo que me alegro de que haya gente que piense que el rock andaluz nunca murió. Buen debate, ehin? Un día los protagonistas tendrán que contar cómo se fue al traste ese movimiento musical, pero es verdad que la música permanece ... Cierto es que nacieron nuevos grupos y que se mantienen vivos algunos rescoldos. Y que sea por muchos años ... un abrazooo

Anónimo dijo...

Guitarrón con la guitarra.
Un saludo Enrique.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Un saludo, Guitarro, bienvenido a este rincón, que también es tuyo ... riffs simpáticos a la sombrita pa aliviar el sofoco de agosto, música para el alma, un abrazoooo

Anónimo dijo...

Cai más allá de nuestras mentes diminutas.
Que bonito, donde lo puedo comprar?
aunque solo sea en cd

Anónimo dijo...

Ajun!!! que arte

Anónimo dijo...

ENRIQUEEEEE!!!
ENRIQUEEEE VIII!!!
ENRIQUEEEEE OCTAVAAAA!!! NO OCTAVO
OCTAVA MUSICAL