sábado, 5 de julio de 2008

¿Somos tontos o qué?

Fue un mádelman. Infiltraron a un mádelman en la guerrilla y liberaron a una jartá de gente. Grati$ total. El rey de la isla del Peregil ya ha piado, así como sus voceros, y es que vaya manera más chula de luchar contra los malvados terroristas, sin claudicar, con dos cohone, sin negociar ná de ná, mediante una operación que no se cree ni el Tato. Tate quieto. El mádelman infiltrado pasó varios meses tanteando el terreno, en plan supervivientes, y llegó a entablar confianza con los malos, de tal manera que los convenció, viendo que eran carajotes, para que juntasen a los secuestrados repartidos por los contornos, que se iban de excursión, y de pronto llegó un helicóptero blanco, y los terroristas en Babia, jugando a las cartas, ni se coscaron, tan sólo dos, dos tipos al cargo de una horda de hambrientos y peligrosos secuestrados. Dos tontos que cayeron en la trampa, jaja, y quedan ustedes liberados del tó, más iva. Anda ya.
Eso ya lo intentó el mítico Bartolín, el concejal popular tó colgao que simuló un secuestro en Andalucía, y le salió el tiro por la culata.
Ay, Sarkozy, Sarkozy ...
Qué tendrá Colombia que la gente se vuelve loca.
Guantanamera, Guajira, Guantanamera ...

2 comentarios:

santi dijo...

Échale un vistazo a esto:

http://www.netoraton.es/?p=2788

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Uf, le dan caña al tío, un tema espinoso y muy sensible. Alegrarse de que suelten a los secuestrados no está reñido con desconfiar de los políticos, gracias !!