lunes, 16 de noviembre de 2009

Rickie Lee Jones, dama libre en Cádiz

Cádiz recibe hoy a la diva de la bohemia americana por excelencia, que precisamente emprende gira española en el Aulario La Bomba y presenta nuevo disco a modo de bálsamo para estos tiempos salvajes. Vive para cantarlo. Viene de la generación marcada por los descubrimientos, cuando los evangelios hablaban de sexo, drogas y rock. Ella, Rickie Lee Jones, quebró barreras y prejuicios, no se encorsetó siquiera en el bando de los cantautores, flirteó con el jazz y con Tom Waits, llegó al infierno en autostop y firmó varios discos sensacionales, hace treinta años que causó conmoción con su peculiar estilo libre. Ahora retorna a los escenarios con su voz de fuego y cristal, navega con un álbum saludado por la crítica, "Balm in gilead", donde rinde tributo a sus padres, a su hija y a una época de cambios decisiva, la que consagró a hippies, negros, mujeres y demás gentes otrora desplazadas del centro de la escena. Rickie Lee Jones se enfrenta de nuevo a los focos con sus últimas canciones, que ella misma define como "canciones accesibles que no por sencillas dejan de ser bellas, a diferencia de discos previos, más exigentes para el oído", dijo a El País. La adolescente que se fugó de casa tantas veces como fue necesario, perteneciente a una familia de artistas con raíces galesas y gitanas, propietaria de diversos tonos de voz, capaz de luchar cara a cara contra la dictadura de Bush o las centrales nucleares, hermanada con el sublime arte de Joni Mitchell, aprendió en la radio a combinar géneros y hechuras musicales. Hoy emplea el blues, el ritmo imperecedero del rock, el alma del soul o el country en defensa propia del mundo único y ajeno. En su nuevo disco participa el impar Ben Harper. Ella muestra un poderío extraordinario. A sus 55 años, alejada del mundanal ruido de la mercadotecnia y el miedo, sigue haciendo lo que le da la gana para pagar sus facturas. Con dos grammys en su haber, y un prestigio innegable en los círculos de cantautores, jazzistas y rockeros, todo un honor al alcance de pocos, Rickie Lee Jones regresa a la primera línea, y lo hace en Cádiz, esta noche a partir de las nueve, con motivo del Open Provincia 2012. Luego viajará a Madrid, Bilbao, Cartagena y Barcelona.

Noviembre 09, Cultura, Diario de Cádiz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El concierto muy bueno, hasta a veces mágico. Una pena por el público grosero y maleducado.

Jose Antonio dijo...

Lo mismo digo, el concierto una pasada (de bueno), y para la mitad del publico un cero, se podrian haber quedado en sus casas, para la otra mitad mis felicitaciones porque hemos visto lo mejor que ha pasado por Cadiz en años (poned los que querais)