martes, 13 de enero de 2009

Acentos a la gresca

Ay, ay, vanas polémicas sobre el vestido de la ministra, los pifiazos de la ministra o el acento andaluz de la ministra. Asunto de formas. En el fondo, palabras más, palabras menos. La diputada catalana dice que la ministra andaluza suena a chiste, lo cual no me parece un insulto, sino un bumerán pa quien así se pronuncia. Lo peor ha llegado con la rectificación. Penoso. Más bello parece el silencio. Prefiero el respeto. Destierro la demagogia. No oigo los ataques ni las defensas, suenan a ataque bipolar. Vamos a echar unas risas, vamos a contar mentiras, vamos a largar fiestas.
Eugenio fue uno de los mejores cuentachistes del planeta. Chiquito inventó un lenguaje nuevo. Cruyff aún no ha aprendido a hablar. Los rumanos de los semáforos sí que pronuncian el andalú con propiedad. Mucha culpa de la imagen de folklorismo cañí la tenemos nosotros mismos, los andaluces. Acento sí, incultura no. Esta noche el Loco de la Colina dijo unas cosas muy lindas sobre esta tierra, y leyó unos versos de Luis Cernuda. En otros foros, improperios.
Quien más quien menos ha sufrido en sus carnes los efectos de ese soniquete a chiste. En Madrid hacemos gracia, en Bilbao se descojonan con nosotros, en Cuenca hay mucho acento colgao y en Barcelona suena la rumbita catalana con acento andaluz. En Cádiz tenemos el habla de Cádiz, gran libro de Pedro Payán a modo de diccionario sui generis. Practicamos la economía del lenguaje, el triple sentido, la inspiración y la aspiración, el mestizaje de culturas. Somos moros.
El acento andaluz no está bien visto, ni oído, en los medios de comunicación. Periodistas, artistas y comunicadores han modificado su manera de expresión o se han topado con el olvido o la indiferencia. Algo parecido ocurre a los canarios, extremeños e incluso suramericanos.
Otra cosa es la discriminación. Haciendo amigos, la diputada popular causa un grave daño, el mismo que algunos de sus compañeros provocaron cuando alentaron el boicot a lo catalán en plena fiebre política. Cala hondo del fanatismo en tierra ya abonada por siglos de incomprensiones mutuas. Menos mal que los oídos sordos suenan como las palmas secas al compás de un canto libre. Habla andalú, habla lo que te dé la gana.

12 comentarios:

BENJI dijo...

Enrique te dejo un curso de andalú que por Internet ya tiene mas de 1 millón de visitas.Hay que tomarselo con risas y guasa
http://es.youtube.com/watch?v=wJgr_mwcR1g

http://www.caliche-films.es/curso.html

Juan dijo...

Muy bien Sr. Alcina, muy buena su reflexión. El fondo, las formas... y al final como decía Juan Carlos Aragón en los Yesterday nos siguen considerando las chachas de todos los señoritos de Despeñaperros para arriba (p'arriba), título nobiliario que por otra parte les hemos cedido amablemente a las sudamericanas.
Poca tecnocracia, poca diversión.
¿Por cierto, has escuchado a alguna presentadora de TeleTelo hablar en Andalú, o en Gaditano sui generis aunque sea de Puerta Tierra?.
Como dicen en Catalunya: Salú y fuerza en el canú.

Luis García dijo...

Querido Enrique,

Magnífica lección magistral y lamentable que los andaluces sigamos cargando con la misma cruz. ¿En qué medida contribuyen a ello programas tan lamentables como Tardes con María de Canal Sur, la nuestra? ¿Y en que medida contribuyen los chirigoteros meaculos, los chistosos de andar por casa, a los que aludía Fernando Quiñones? Todo nuestro patrimonio cultural y aún tenemos que andar defendiéndonos de los tópicos.

Rosario Troncoso dijo...

Hola Enrique!¿Qué tal? Gracias por enlazarme en tu blog, es todo un honor!!
Tengo que comentarte que este tema me apasiona, aunque a veces también me toca un poco las narices...
Magnífica reflexión la que haces en esta entrada.
Soy profe de lengua y literatura en un instituto, y bueno, me cuesta horrores tirar por tierra prejuicios que llevan los chavales arraigados, con eso de que hablar andaluz es hablar mal, ser más cateto, etc. Al problema de la autoestima del andaluz, y de los andaluces, no se le da la importancia que debería, y creo que ese es el problema. Que seguimos considerándonos inferiores.
Sé que somos muchos profes los que estamos intentando inculcar respeto hacia nuestra manera de hablar, hacia nuestra manera de ser y nuestras costumbres, que deben ser cuidadas lejos de los tópicos.
Pero bueno, el camino es largo, y parece que desde los medios de comunicación no se nos favorece demasiado a vece.
Que no nos venzan las pamplinas de la plasa mina.
Y a reivindicar lo mucho que tenemos, lo mucho que valemos y lo bonito que sonamos, causa de envidias en tos laos.
Pos ná cuarto y mitá de risa, que esto es mu serio.
Un beso compañero y salud!

Eduardo Albala dijo...

Amigo,tu como siempre, acertado y dando en la diana como Robin Jú. La verdad es que es un tema tan manido...los compañeros que opinan más arriba están en la misma línea que mi coco. Yo no se si a vosotros os pasó lo mismo. A mi, en el Bachillerato, me dió clase de lengua y literatura una profesora que venía de Valladolid. Buena gente y buena profesora, pero no veáis las broncas que nos echaba cuando hablabamos como nos salía, como habiamos aprendido , sobre todo yo, que pasé mi infancia en los madriles. Pura represión, era agobiante. Y esa era la consigna oficial del Régimen, al igual que la difusión por el mundo mundial de la figura graciosa,vaga,festera... del "andalúz".
Lo que más coraje me da es que sean los mismos que hace un par de años se pusieron a dar por... con los catalanes, el cava -con lo rico que está-, y todas esas sandeces, esos mismos, los que ahora se tiran el rollo de criticar y luego de "defendernos" porque "todos somos españa". Panplinas de medio pelo es lo que son!!!.
Pues ná, al que no le guste, que se joda ¿o no?.
Besos

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Pordió, qué comentarios más atinados de cinco andaluces cabales. Gracias a Benji por el curso de andalú, genial, jeje. Telepatía pa Juan, te juro que pensé en poner la letra de los Yesterdays pa fijar intenciones, el himno andalú alternativo. Por cierto, lo de los locutores de Teleteo es puro masoquismo, hacen eses por todas partes, rechinan las palabras, parece que alguien les ha dicho que está feo hablar como se habla aquí. Complejos.
Y Luis, como siempre, da en el clavo del Canal Sú, que a veces da vergüenza ajena y propia y con la cita de Quiñones, pionero del habla de Cádiz, maestro de la palabra sincopá. Y sin caer en los tópicos.
A Rosario, cuarto y mitá de verdades como puños. Sé que eres profesora, una poetisa como tú, que habla de tú a las palabras y sabe encajarlas en el paisaje sentimental de esta tierra, tiene autoridad para opinar mejor que nadie, como el poeta Luis, orfebre del verbo y la imaginería moderna de esta tierra. Y Eduardo subraya la contradicción de quienes atribuyen a los demás sus propios defectos. Da coraje asistir a estas pugnas territoriales entre hermanos. Y recuerda épocas pretéritas, es verdad. Hoy, como vamos ya de agrandados, nos permitimos el lujo de traspasar marrones a los suramericanos, que nos dan diez mil vueltas en cuestión de lenguajes dispares, acentos diversos y peculiaridades de una sola voz. Uf, qué respuesta más larga, ío. Salú y forza con el Kanuté, que es un jugador del Sevilla mu weno.
En fin, los poetas del Carnaval preparan sus letras, este año tienen temas pa lucirse ...

Jorge Garrido dijo...

Hay que joderse, es verdad boicot al cava catalán, al acento andalú, al pote gallego y a las barbas de Ibarra. Boicot al semita y al antisemita, boicot al Curso de Andalú de mi amigo Juan, boicot al blog de Alcina, al mio y su puta medre... Ojo por ojo y al final todos ciegos
Por Dios bendito... que hoy ya van 1000 muertos en Palestina de los cuales 300 son niños. Señores que cada uno hable su lengua y al que sea tan palurdo que de eso haga leña no merece que se le dirija la palabra, anda y que le den a la diputada esa de los cojones.

Eduardo Albala dijo...

Pues amigo Jorge, se intensifica un nuevo bombardeo. Matan y Rematan los sionistas en Gaza con bombas de fosforo blanco y... acabo de recibir un correito que manda tela marinera. Empieza la batalla de la contrainformación. Ahora se trata de que ellos sean los buenos. El span que me ha llegado es una inmundicia racista que da hasta miedo. Parece mentira que los hijos de los que sufrieron el Holocausto sean capaces de transcribir a Goebbels para intentar justificar lo injustificable. ¡Con la de salvajadas que estamos viendo! . Procuremos mantener la lucidez.

Charo Barrios dijo...

Muy bien Alcina. Sigues siendo mi referencia en las crónicas y reflexiones.Con tu lenguaje da gusto ser andaluz, y mucho más gaditano. Yo me siento orgullosa de haber nacido en Cádiz y de hablar como hablo.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Joé, más madera. Bien dicho, Jorge, boicot a la intolerancia, a las dictaduras, a la invasión de los todopoderosos. Van mil y pico de muertos, y muchos niños. Algunas palabras traen bombas.
Eduardo, al quite, el dedo en la llaga, la contrainformación, los escudos humanos, tres cohetes contra veinte bombardeos cobardes, al final ya sabemos quienes serán los buenos. Ay, las torres gemelas ... Hay que mantener la sangre caliente ...
Muchas gracias, Charo, qué honor. De Cadi-Cadi, orgullo de ser andaluza, a mucha honra. Y una de las cosas que nos distingue, el lenguaje ... las eses graciosas, las zetas rotundas, las jotas invisibles, las haches intercaladas, los silencios y el ritmo, el "age" y la dignidad. Salú!!!

Eterna Aprendiz dijo...

Pues sí, hasta las narices de la presión a la que solemos estar sometidos con nuestra forma de hablar y pronunciar. Esa especie de complejo que consciente o inconscientemente se nos inculca con tanto intentar corregirnos algunos desde fuera, que tenemos que soportar constantemente y esa otra variante en que nos convierten poco menos que en una especie de algo "exótico" -"turísticamente"- hablando, ¡Qué graciosos son! a modo de "souvenir" y poder llevarse ese vocablo andaluz.
Hay quienes no se enteran que nosotros no hablamos un mal castellano que nuestra pronunciación es diferente y que estamos hasta el gorro de tantas correciones y de tanto querer hacernos sentir que hablamos "malamente", si, malamente como bien dice Carlos Herrera y decimos aquí cuando queremos porque precisamente nos sobran palabras para dar y regalar así que elegimos cada vez la que mejor nos viene en gana!!
Y ya el colmo es cuando algún "grasioso" nos imita hablando andaluz a modo de chiste como la otra noche Pepe Sacristán, pa llorar, de pena, al mismo tiempo que nos ponía de "catetos" e "incultos"...pues vaya tela!

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Pozí, aquí hablamo mu malamente, pero bien que se ríen y mejor que se lo pasan cuando bajan al sur a relajarse y liberarse un poco ... eso sí, empresas buenas, proyectos de futuro y tal no bajan demasiado, se quedan por ahí, donde hablan fisno. Toy de acuerdo, jartitos de hacernos los graciosos, anda niño di una gracieta a los invitados ... ya se sabe que en Cádiz no hay gracia, hay "age" ;))