domingo, 10 de mayo de 2009

Niña mala vende traje de primera comunión de segunda mano

Medias lunas, bolitas de coco, puro paripé, sol de mil pares de narices, niños a la gresca, padres ridículos, curas de humildad, domingo de pasión y mentirijillas. Vuelve la familia ejemplar de darse un homenaje público a la vera de la feria de las vanidades, la niña mala está hasta el moño de tanto falserío, pero disimula. Se vende traje de primera comunión de segunda mano. Blanco roto. Los ratones se jaman los restos dfe la fiesta, salchichón envasado al vacío y pamplinillas de fuagrá. Encantados de conocerse, los progenitores se miran al espejo al día siguiente del desastre, ole tus webs, Gumersindo, una muesca más en tu currículo, tu niña odia al mundo cuadrado, pero disimula. Se alquila dignidad a buen precio. Miniboda con destino al Aguapá. Papá Fantástico se aprende el rap del padrenuestro pa fardar ante la concurrencia, el nota es un cabrón capaz de humillar a sus semejantes más humildes y arrastrarse ante sus superiores, lo peorcito del planeta con diferencia, pero recita de memoria los mil mandamientos. No conjugarás el verbo jamás a no ser que resulte imprescindible. Mamá Estupenda ensaya su voz de cartón piedra, no engaña a nadie, pero ella se da coba a sí misma y pronuncia el nombre de su hija como si vinieran de Beverly Hills mismamente, puro paripé. Los cantamañanas deben hasta de callarse, pero disimulan, puro paripe, un, dos, tres, pollito inglés. Niña mala vende a sus padres de segunda mano.

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Vaya tela el de las comuniones y el aparentar... Asi nos luce el pelo. Supongo que a estas alturas te habras enterao de lo de Antonio Vega... que lleva lo menos 15 anhos en la cuerda floja, y no por "esperado" es menos sorprendente.
Gran perdida, pop con mayusculas. Nos estamos quedando huerfanos de buenos artesanos de la cancion.
Y las discograficas no se enteran de que hacen falta repuestos, pero no se ponen a buscar.

En fin, que descanse en paz, que nos ha dejao un buen punhao de obras de arte.

El taller de Curra dijo...

Fantastico...!!!!! lo mejor.. niña mala vende a sus padres.. no me extraña..!!!!!! como dice tu amigo.. menudo paripé el de algunas comuniones..!!!

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Sip, Ignacio huerfanitos nos quedamos, gran pérdida. Hoy los telediarios vomitaban tópicos y morbo por todas partes, ojalá hubieran dispensado a Antonio tanta atencion en vida. Uno de los más grandes, sin duda, cuyas canciones nos marcaron en varias etapas de la vida, a mí personalmente me enseñó a escribir de otra manera y a sentir la música desde dentro.
Habrá que ahondar en lo que apuntas, queda un vacío, no hay relevo generacional, la industria ha quemado la tierra que pisamos, pero quedan esperanzas, quedan voces libres y espíritus indómitos. En Cádiz cantan unos tíos, los hermanos Lobo, que representan el eslabón de una cadena musical infinita, herederos de la tradición hispanoamericana pero amarrados a su tiempo, al rock de toda la vida, al folk con raíces, a poetas de aquí y de allá.
Un recuerdo emocionado para Antonio Vega, yo pienso que ha vuelto a nacer de algún modo, y su obra permanece, crecerá y ya es de todos (los que quieran escuchar). Un abrazoooo
Curra, qué pedazo de taller te has currado, qué cosas más curiosas se asoman en tu blog, seguro que te visitan muchas niñas malas, jeje, un abrazo