jueves, 12 de febrero de 2009

¡Al ladrón!



Hay que ver cómo se pone la gente por cuatro chorizos de ná. Conspiraciones en la oscuridad, oscuras maniobras a la vista de todos, mangoneo a tutiplén, jueces en el huracán, jueves aplastados por la jodía verdad, lunes al sol. Alcaldes trincones y la miniserie del 23F, ofú qué casualidad, la gente no respeta ni que estamos en Carnaval. Ficción política, las cuentas no cuadran, la historia tampoco. Por un lado, ministros que salen de cacería con magistrados, políticos en sospechoso retrato de familia, telediarios tramposos, anécdotas elevadas a la categoría de pelotazo y escándalos solapados por otros escándalos, todo en do mayor, órdago a la grande. Grandes ladrones.
En lugar de contar lo que ocurrió, sueltan una telenovela sobre el Rey, Tejero y su puñetera madre. El día más difícil del Rey. Aro, aro. Los demás días le salieron todos de balde. Pasé del primer capítulo, pasaré del desenlace. Total, ya sabemos el final. Pero del nudo, del intríngulis, no conocemos ni la mitad. Pa colmo advierten que nunca lo sabremos. Democracia y libertad. Muchas, demasiadas mentiras y algunas evidencias desde el "Otan no" hasta el 11-M. Lástima que la amnesia haya actuado con tanta voracidad, ni Suárez recuerda lo sucedido, por lo menos él tiene excusas, lamentables por cierto, maldita enfermedad que tantas familias ha borrado o difuminado de un modo tan terrible. Muy significativo. Nadie podrá preguntar a Suárez si los yanquis jugaron un papel determinante en el 23F y alrededores, como sostiene Pilar Urbano en un libro que no termina de publicarse. La periodista, nada sospechosa de rojerío, lo ha desvelado en varias ocasiones en la tele. Al Rey no le preguntamos ná porque ni sabe ni contesta. A la Reina, mejor dejarla en paz, que no veas la que le están dando en los carnavales gaditanos por mor de sus palabras a Pilar Urbano, fítetú, que se la jugó con un off the record traicionero.
En Cádiz, al día siguiente del golpecito abrió la función del concurso de Carnaval del teatro Falla un improvisado cuarteto, tol mundo al suelo, el peculiar Sebastián Pérez, ataviado de picoleto, acojonaba, descojonaba al personal con una parodia desternillante. Tantos años después, continúa el sainete. El aviso pa navegantes surtió efecto, todavía hielan la sangre de media España metiendo miedo, basta con leer entre líneas. Ahora nos dan coba en los noticieros y convierten la presunta historia en espectáculo listo para devorar a la audiencia, todo por la audiencia, la televisiva y la judicial. Del poltiqueo de comisión urbanística, financiación churretosa, cuatreros de mesa camilla, asesores de la ná y oportunistas, mejor ni hablar. Mejor no acordarse del caso Malaya, abortado de manera inteligente y desviado al cotilleo bajuno. Malaya traducido resulta de Málaga a Ayamonte, y se han quedao en Puerto Banús, algo habrá pasao desde que cambiaron de juez, tralará, tralará ...
Si los ladrones no tienen vínculos con el partido de turno, ¿a cuento de qué lagrimean los políticos poco profesionales? En marcha el ventilador, oh, el ventilador, así sabremos de qué pie cojean en ambos bandos de esta mafia político empresarial que explica muchos de los actos y palabras de los últimos años y quizá el ruinazo que hoy se asoma por la esquina del viento. El modelo económico que impusieron los del déficit cero, y que empujó a la juventud a vivir de día de las inmobilarias y de noche de la hostelería, se pagará caro.
En fin, también causa vergüenza ajena escuchar al ministro de los dineros hablar como padentro y verle el careto al justiciero con cartera tras pegarse una jornada de cacería con el juez que quiso ser ministro. Además de ser honrado, hay que parecerlo, nos enseñaron nuestras madres. Ya se sabe que nada ocurre por casualidad en política, ni en las cosas del parné, así que no vengan con conspiraciones, ¿no lo sabe ya? Lo importante es el fondo, el mangoneo que recorre la Piel de Toro de costa a costa. Eso. De todas maneras, y ya me callo, si lo denunciado se confirma y empapelan a un montón de alcaldes, concejales y promotores, nos quedaremos con sus caras.

4 comentarios:

Juan dijo...

Muy bien dicho Sr. Alcina. Los carnavales me tienen acotada la atención, y parece que lo están aprovechando para sacar la mierda de los partidos. Como dices, ladrones, ladrones de dinero y de palabras. Nos engañan y nos engañarán. Seguirán rescribiendo la historia a su conveniencia, y ahora con las nuevas tecnologías se hacen miniseries para que confundamos a la ficción con la realidad. Da miedo sólo de recordarlo y saber lo cerca que estuvimos de la involución.
Cuando no escucho las coplas, pongo la radio y me sube la tensión. Qué le gusta una cacería al poder, debe fardar mucho. Torpeza supina al darles oxígeno a los que se creían los intocables de Eliot Aznarness. Como leí en un artículo por ahí: cuidado que los ayuntamientos reciben dinero. Provocan a la corrupción, la debilidad se justifica.
Me perdí a Antonio Martín en directo en el Falla por poco, cachis. Las entradas las compré a ciegas, más o menos por el orden de actuación de preliminares pensé que cantarían el jueves, pero me equivoqué sólo por uno. Es como si vas al teatro a ver Els Comediants y al final te ponen La Fura dels Baus, po bueno, po vale, po me alegro. Una lástima porque hoy Martín se ha salido. Los pasodobles geniales de esos que la gente aplaudiendo no deja escuchar bien el final (una gracia), y el estribillo pone el vellito de punta. Y el popurrí de los que se entienden (menos el final, porque cantan a varias voces, típico suyo por otra parte) y no se hacen infumables ni se pierde uno en las procelosas aguas de los poetas de la Bahía (toma ya, ja, ja).
Me sigue gustando Luis María, viene guerrillero. Mira que confundirlo con Luis Rivero, qué caraja.
Ya te contaré mi experiencia en el Teatro, como dices, el mejor sitio para escuchar y captar el espectáculo en todo su esplendor. Y os sigo compadeciendo a los "cronistas carnavaleros" igual que cuando unos padres me preguntan si me parece guapo su recién nacido niño, me congelo y pienso: cualquiera le dice a éstos que no, y me salgo por la tangente señalando lo gracioso que es. Uy, poste. Les recuerdo que soy de los del “alcohol, alcohol” que vengo a disfrutar y el resultado me da igual.
Recopilar letras sobre Palestina en estos carnavales, afortunadamente, te va a llevar un buen rato pues han sido, y serán, muchas. El Canijo de Carmona, Bienvenido, Cheza..., hasta el veterano Enrique Villegas y todos los que nos sentimos atacados y heridos con la barbarie que soporta el pueblo palestino. Qué arte Luisa, y que en la tragedia que viven gasten sentido del humor denota ganas de vivir y de salir adelante. Al menos que no se sientan solos. Palestina resiste.
Te dejo que me enrollo y no paro. Salud, y al ladrón… ¡cogedlo ahí! (ja, ja).
Pd.- No te pierdas las fotos de Mágico en el Salvador posando con la bandera de Brigadas que hoy publica la web www.esecadizoe.com

Ignacio Lobo dijo...

Grande, alcina, grande, como viene siendo habitual.

Ignacio Lobo dijo...

Grande, alcina, grande, como viene siendo habitual.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

¡Cogedlo ahí, Juan! Ahora mismo estarás escuchando a los Gitanitos de El Puerto en el Falla, ole, ole, ya nos contarás cómo fue la cosita ... lástima lo de Martín, dicen que hubo gente que compró de las dos sesiones y tuvo que vender luego la del jueves ... estuvieron fantásticos, hasta el popurrí, ío, saludos !!
Y abrazos desde la distancia a Ignacio, no te comas las uñas, ya queda menos pal carnaval callejero, nos vemos !!!