miércoles, 25 de febrero de 2009

Redención de condena

Carnaval eterno. No se apagan las voces. Borran palabras, pero vuelven a brotar en las paredes, como las caras atribuidas a milagros o apariciones. Hay gente que siente fenómenos extraños. No cesa la música, en Cádiz estiramos el calendario unos diítas más -a ver cuándo los ritos cuaresmales dejan de imponer las fechas de las fiestas paganas-. El mundo gira, gira, produce mucha desazón asistir a los nuevos espectáculos de siempre, esta suerte de política basura, tele irrealidad, fanatismo moderno y huida hacia adelante. Cadena perpetua a la carta, pelea barriobajera en lo alto del poder, ataques preventivos a la salud mental de este rincón del globo, violencia gratuita. Eso oí hoy en la radio, violencia gratuita. Imagino que la violencia necesaria o rentable será otra cosa. Piden la cabeza de quien sea, del violador, del amigo asesino, del pederasta, del vecino cabrón. Y los políticos, a lo suyo, piden la dimisión del prójimo más próximo, qué festival, la muerte y la mentira, la mezquindad y el mangoneo. Venganza.
Escuché también a alguien decir que la sociedad actual se equivoca al empujar a los padres de las niñas asesinadas a encabezar manfestaciones, reclamar el endurecimiento de penas, ofrecer ruedas de prensa y mantener vivo el dolor. Mucha tela. El rollazo mediático elevado a la categoría de peligro público. En fin, ya se sabe, carrusel de sensaciones para vender el pescao. Desde la muerte de Lady Di, no paramos. El mismo experto al que aludo continuó su autocrítica colectiva poniendo en duda la efectividad de la cadena perpetua. Por cierto, la prueba evidente de que la cadena perpetua se encuentra a un paso de la pena de muerte quedó clara el otro día en la entrevista a Zapatero en Antena 3. La periodista erró al plantear la pregunta, su subconsciente cambió cadena perpetua por pena de muerte, y el presidente ni se inmutó. Yo pegué un respingo. Qué miedo. Pronto habrá referéndums para poder apalear al semejante en la plaza del pueblo. Ni rehabilitación social, ni leches, a la hoguera. Si el "problema" afecta a un familiar o allegado, ya veremos cómo lo arreglamos. Por suerte, se conocen versiones y opiniones juiciosas, el dedo en la llaga de la educación no toca fibras sensibles. No nos conformamos con matarnos vivos en la tele. Ni con ver caer al rival. Que siga el Carnaval.

5 comentarios:

Juan dijo...

Es un gesto de altruismo excepcional en estos tiempos le he regalado a mi banco el último Cd de Def con dos: "Hipotécate tú".
Llevas razón, me da miedo que se pretendan hacer las leyes desde la venganza, y las sufridas víctimas no deberían legislar, no digo con esto que no se les comprendan.
La Cuaresma me la pela, y seguiré disfrutando del Carnaval callejero, tengo un ramillete de buenas ilegales apuntadas que no se me pueden escapar, pero como en todo en esta vida hay que ser muy selectivo.
Es curioso, los Carnavales se me han convertido como las Navidades, me tropiezo con un montón de amigos que hacía años que no veía ni sabía de ellos porque tuvieron que emigrar a la fuerza, y los pobres andan por las calles nostálgicos perdidos. Las conversaciones son recurrentes y hasta un poco falsas. Venga ánimo, lo mismo llega un golpe de suerte. Por cierto, qué buen pregón del Sr. Ruibal, condensó en poco tiempo más crítica sibilina que todo el concurso.
Salud sin ira.

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Mu bien, Juan, hay que ayudar a los bancos, jeje, aunque ese disco me suena jevi, en? no se vayan a poner radicales los gachós ... en fin, ahora sale el mismo que pidió el despido casi libre y reclama otra colecta pública, miau ...
Con las ilegales siempre me pasa lo mismo, el primer día voy como loco buscándolas y me encuentro a las malas, y a los coros chungos, las comparsas tristes, uff, y cuando la cosa se pone bien las calles se han colmado de escarcha ... ya nos contarás lo mejor de las ilegales !!
Es verdad, va uno por la calle saludando a gente, !hombre, cuánto tiempo! ¿cómo te va? !Me alegro verte! Y se conoce gente muy curiosa, como unos colegas de Guadalajara que llevan siete años bajando a los Carnavales, o gaditanos que hablan en voz alta, me encanta hablar en voz alta pa ver qué dice la gente, se entablan conversaciones en una bulla, una cola, un atasco, hay excusas para todo. Y un punto de falserío, claro, en la Feria ocurre lo mismo, jeje
Qué de cosas bonitas dijo Ruibal, y un puñado de verdades. Me gustó eso de que nos cautiva disfrazarnos de mamarracho, nada de lujos, pa eso tendrá que irse a Canarias. También me emocionó cuando habló de la risa, de que Cádiz canta y escribe lo que le dicta el corazón. El paro cabrón que rima con Castellón, el corazón de izquierdas y el voto a la derecha, y mucha crítica sibilina, como dices, creo que fue un texto intelgente y brillante, el espectáculo me sorprendió luego, me gustaron los detalles cuarteteros ... Y para mosqueo de la cope y acólitos, sacó a un montón de artistas "rojos", jeje ... Ruibal es grande, más grande que un simple pregón, no me gustan mucho los pregones en sí, pero Ruibal se ganó a la gente desde el principio, como un caballero, y arriesgó muchísimo con la tecnología, las conexiones, etc. Y no quiso promocionarse a sí mismo. ¿Sabes? Ahora le paran por la calle y le dicen "hola, pregonero", y él contesta: "No, ex pregonero, ya soy Ruibal de nuevo". Grande.
Salud, a pasarlo bien, que le den a doña Cuaresma !!

Ignacio Lobo dijo...

pa mi el cuarteto del pregon se merecia el primer premio... lastima que no se presentaran al falla ^^

que ha sido de los cuartetos que hacian el repertorio en verso. Ruibal y sus colaboradores nos han demostrao que todavia se puede. A ver quien se anima, que sino se nos muere quiza lo mas original del carnaval.

Juan dijo...

Genial el toque de los artistas "rojos" de Javier Ruibal, estaban en bloque todos los del "No a la Guerra" de la época de Aznar (ojalá sea juzgado por crímenes de guerra), para mí que Ruibal se la ha metido bien metida a la Alcaldesa (no puedo deshacerme de la literalidad del doble sentido callejero).
Ya te contaré el periplo callejero, y también, el concurso de Romanceros que me tragué las dos sesiones, y como dices del COAC hay un nivelito aburrido y plano, pero se colaron varios romanceros malos-malos de los que todavía me duele el "lao" de tanto reírme. La rima vuelve a rimar con el Cádiz más auténtico... o hasta que Salvador imponga la preselección en el Concurso.
Por cierto, ¿Cuaresma no era un portugués que hace unos años fichó el Barcelona?. (ja, ja).
Con la Iglesia y las cofradías hemos topado.
Salud, y como dice Manolín Gálvez: ya me voy pa'la Viña...

Enrique Alcina Echeverría dijo...

cuartetero Ignacio, dos puntos:ya veo que echas de menos esas rimas traviesas, jeje, los romanceros quizá hayan tomado el testigo de aquellos cuartetos ... hay que ver, con la que le dieron al cuartero de Rota, al que echaron de Cádiz de mala manera los mismos que ahora lo añoran, y los cuartetos actuales son puros herederos de ellos, algunos de ellos poco aventajados ...
a propósito de romanceros, Juan, no estoy de acuerdo con una preselección fuera del Falla, yo también disfruto una jartá con los romanceros malos !!
Cuaresma debe ser primo de Cristiano Ronaldo, pero yo tampoco estoy demasiado católico, y menos tras la patochá de la cofradía que denuncia los ataques carnavaleros, tontos de capirote, los tiempos no avanzan, qué cosa, ío. A pasarlo bien !!!