viernes, 6 de febrero de 2009

Las ruinas de Palestina (si Dios existiera)

En la ciudad de Cádiz, que por fin recupera el honorífico título internacional de ciudad de los parados, trabajito le ha costao, se practica la arqueología submarina y el deporte de la envidia, que ni es sana ni ná. Con el ruinazo inmobiliario, al Falla le han arrebatado su condición de teatro de ladrillos coloraos, entre otras cosas porque los ladrillos no son coloraos ni ná. Como la cultura está a punto de pagar los vidrios rotos de la presunta crisis, SOS fontaneros, a tomar por saco los demás, SOS banqueros, al mismo garete los músicos autónomos, que ni son currantes ni ná.
Que callen tantos expertos como hay en Cai de capillismo, fútbol y carnaval. A estas alturas de concurso mundial de coplas da gusto regodearse con las agrupaciones malas de solemnidad. El encanto de una chirigota codificá, sólo para familiares y abonados, no encuentra parangón, ni el dolor que produce un cuarteto paecharlo, y no digamos el cachondeo malvado que origina un popurrí cantado ya a duras penas, con fatiguitas, por la comparsa de artistas de turno. A pique de un repique, cuando los "mejores" atraviesen el rubicón se perderá el discreto encanto de las malas.
La otra noche, sin ir más lejos, el público, el local y el global, el del teatro y el de las ondas interplanetarias, parecía recién llegado del dentista, con tres empastes, una derrota con anestesia y un torrijón considerable. ¿Eran tan malas o era el nolotil? Con la llegada de la hora hache, aparecen el mal humor, las suspicacias, las paranoias carnavalescas, los codazos, el silencio y la furia. Pronto, alguien descubrirá sensaciones donde no las hay, se coge antes a un plagiador de repertorios callejeros que a un encantador de serpientes cerrando la tapa del canasto. Canta más un cursi que un borde, aunque no veas lo mal que huele cuando ciertos poetas de Cádiz riman ocurrencias con los personajes más funestos de la telebasura, aquí no hay tomate ni ná, ya está bien de rascar en la superficie del mal gusto. Por contra, da gusto escuchar las coplas verdaderas y las coplas canallas, los ruinas hablan en boca del niño que creció pegado a una radio y que no entiende de mamoneos, sólo busca y rebusca hasta hallar la letra y las músicas que le hagan crecer.
Menos mal que el mundo gira y gira. El mundo al revés. Los que alentaron los contratos basura organizan ahora manifestaciones por el empleo. Incoherencias del Carnaval, que aquí dura todo el año. No ni ná. Más paradojas: unos tíos emulan a Supermán y acusan de capitalistas a la iglesia. Y otra más: ¡Franquito en Teleteo! ¡Increíble, pero cierto! Román Paladino en directo, y luego mil veces en diferido. Le preguntan si se va a disfrazar en Carnaval. Po claro, ¿no lo sabe ya? Sólo le faltó apuntar aquello de "yo pazo de meirás" o "donde las dan las tomas, Jefferson".
Los ruinas, por Palestina. Con dos razones. Y una conmovedora y demoledora forma de escribir y de cantar al viento. "Si Dios existiera se sonrojaría de vergüenza" ante las fechorías consentidas del "pueblo elegido celebrando la muerte de niños". Muro de lamentos, estrellas de David, la sinrazón de Goliat, corderos degollados. "No sé cómo consiente el pueblo creyente tanta sangre y tantos escombros". Europa mira hacia otra parte, claro está, Europa ha muerto, pero lo que queda de Europa, "la puta y vieja Europa se lava cobarde las manos" mientras en Gaza, y acaso en medio planeta, se violan los derechos humanos, los verdugos se disfrazan de víctimas y los de Cheza rematan la diatriba de esta guisa: "Si Dios existe, que baje del cielo y diga quiénes son los verdaderos terroristas".
Febrero 09, Carnaval, Diario de Cádiz

3 comentarios:

l.l.l. dijo...

Hola, he llegado hasta tu blog por el tornado, y ya me he quedado aquí descubriéndolo. Soy barbateña, pero vivo en Belén desde hace ya unos años, así que cuando he visto este post, te he seguido con más curiosidad ¿Podrías decirme a qué comparsa/chirigota/coro (es que no tengo ni idea) pertenece lo que has escrito?Trabajo en la universidad y ahora que se acerca el momento de hablarles del carnaval, qué mejor para que entiendan cómo empatizamos los gaditanos con ellos, que mostrarles esa letra
Un saludo desde PALESTINA.

Anónimo dijo...

Llevais razón, el Homabre, la Humanidad siempre mirando hacia otro lado. Todos somos culpables. En nuestras ciudades tambien hay pobres, miseria , hambre, penalidades y las tenemos cercanas. Este sistema pseudo-socialista-light pero muy capitalista, prefiere a la Banca y a los poderosos y critica magnificando a los fallos de la Iglesia. De laslabores en misiones y la gran labor social nadie se hace eco, eso no interesa. Creo que todo se reduce a dos grandes colosos por el poder, Masonería versus Iglesia, los partidos son simples siglas de las cuales viven del cuento muchos fracasados que se han perpetuado como políticos profesionales.
De Dios, claro que existe, sólo que si actua, si interfiere, ¿ donde está la Libertad del Hombre ? su más preciado bien. Es el Hombre, su corazón y sin razón quienesprovocan tanto dolor. Dios podría evitarlo pero ha hecho al Hombre Libre y en esa libertad es donde el Hombre mira hacia otro lado y el egoismo y la maldad se adueñan de todo.
Pepito Grillo

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Un saludo a Palestina !! Bienvenida, barbateña, los azares de la vida. Por lo menos el carnaval gaditano podrá alegrar un poco el día a los estudiantes gracias a ti. Te informo, se trata de una comparsa, Los ruinas, el autor se llama Cheza, podrás encontrarla por ahí, te busco la letra. Un saludooooo, de paso cuéntanos cuando quieras cómo vives, qué situación actual vive la zona, cómo está la cosa política, etc ... Salud !
Pepito Grillo, mira tú la reflexión que has dejao por mor de una letra de un pasodoble de carnaval, tan sencilla como efectiva. A ti te ha salido una letra más compleja, la música de tus argumentos suena más seria, pero hay verdades como puños en tus palabras. Un abrazoooo