lunes, 9 de febrero de 2009

Cuando las coplas se salen del tiesto

Algo tendrán las coplas, y acaso el espíritu libre del gaditano, que no hay manera de etiquetarlas, ni de almacenarlas, ni de usarlas como arma arrojadiza, ni de servir a nadie. Las coplas vuelan libres, se salen del tiesto, por mucho que algunos pretendan teledirigirlas. Cualquier autor aspira a lograr que su repertorio sea de todos, que al cabo de los años se cante, vaya suerte de tradición oral. Cádiz le habla clarito al mundo, el mundo ya no es redondo, el globo asiste impertérrito al espectáculo sin fin y busca, rebusca entre los escombros del olvido. Pretenden enmarcar las coplas en propiedades, derechos y exclusividades se escapa a la razón, miren por dónde cada día ofrece ejemplos de lo contrario. Hay gente ahí afuera que necesita las coplas como el aire, que no entiende de promociones turísticas sino del mensaje de cada copla. El día que Cádiz deje de mirarse al ombligo ...
Llegó con el tornado que tanto en Cádiz ha dado que hablar. Luce tres eles en su identidad cibernética, saltó de su blog a otro blog y luego a otro, azorada por la curiosidad atizada por la levantera que alarmó tontamente a medio Cádiz, y allí encontró una copla sencilla y arrebatadora. Barbateña de Belén, profesora de Universidad en el corazón de Palestina, la joven exiliada halló la letra de la comparsa de Los Ruinas, ecos de la letra, pues aún no se cuelgan las letras nada más cantarse en el Falla, no sé a qué esperamos. Mensaje de horror, preguntas al cielo, una letra que seguramente acudirá al certamen de Derechos Humanos, obra de Miguel Ángel García Argüez, cantada por la comparsa de Cheza, hecha suya por el gaditano solidario. Llegó ella de casualidad a un rincón soleado de la blogosfera y se presentó: "Trabajo en la Universidad de Belén y ahora que se acerca el momento de hablarles de Carnaval, qué mejor para entender cómo empatizamos con ellos que mostrarles esta letra. Un saludo desde Palestina". Habría que enviarle un dossier, un cuaderno, un archivo completo con todas las letras sobre Palestina que se han cantado y se cantarán este año en el Falla y en la calle. Los universitarios de Belén lo agradecerán. La copla puede confortarles, espolearles, hacerles sentir libres en su escueto e injusto mundo, lanzarse a la aventura de escribir letras y músicas propias para arrojarlas al aire como quien impulsa a una paloma a tomar fuerzas y volar libre. La profesora barbateña lleva dos años en la zona, en la Belén real, no en Belén con los pastores. En Belén con los pastores viven desnortaos muchos chovinistas exacerbados o yoyoístas enfermos de egoísmo y envidia, y otros autores que entonan inútiles cantos a su estampa y a la de sus enemigos íntimos. El día que el Carnaval de Cádiz deje de mirarse al ombligo ...
La asombrosa y hermosa función social y cultural de la mencionada copla de Los Ruinas pone de manifiesto el poder de la palabra, los avances de los medios de comunicación, los sueños de libertad en el mundo, campanas de redención, portazos a la censura y esperanza. Las coplas, a ver si nos enteramos, no se muestran a un jurado, ni al público de un concurso, ni mucho menos a las autoridades incompetentes, las coplas vuelan libres, ¡cogedlas ahí!

Febrero 09, Carnaval, Diario de Cádiz

4 comentarios:

Juan dijo...

Ya me gustó el año pasado la comparsa del Cheza, sobria y bien hecha. Este año sigue la progresión, que no todas lo consiguen. Los pasodobles a Palestina me hacen recuperar algo la confianza en este carnaval festivalero que se ha instalado en el Falla. Las coplas sin copyright van y vienen desde el Cádiz más sensible y solidario hasta Palestina para derrotar al imperio mediático y falaz de los que se disfrazan de cordero pero tiran bombas para borrar la franja de Gaza del mapa, y de nuestras memorias.
No te voy a repetir aquello del metacarnval que luego me saltas con el metacrilato acrílico ja,ja. El día que Cádiz deje de mirarse el ombligo... el Yuyu no podrá hacer pasodobles a las pelusas.
Felicita a Tamara García, también por coincidir en buena parte de sus apreciaciones, por su valiente denuncia de las letras machistas del coro de Pastrana & Zamora. Con la que le están cayendo a las mujeres y éstos van y ponen el dedo en yaga propia. Yo le hubiese puesto un babuchazo en condiciones, o la ensaladilla de tus tiempos... aunque se te rebotase el Washy... ja, ja, qué de recuerdos.
Cada vez os admiro más a los periodistas que cubrís el Concurso con tanto fundamentalista integral de su agrupación. Llamarme Tornadito que es más carnavalero, que diría el Peña.
Salud e ingenio crítico callejero (ya me queda menos para desentumecerme de tanto Fallyhollywood).

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Hola Juan !! Ya queda menos, exclamé desde el foso del Falla justo antes de que abriese la boca la primera agrupación del concurso más interminable que se recuerda. Qué ratitos. Yo no lo recuerdo bien porque el carnaval mata muchas neuronas, pero la música me devuelve imágenes y coplas. Calcula: un periodista que lleve un cuarto de siglo cubriendo el carnaval de una u otra forma, antifaz de oro, ha dado dos años de su vida a la fiesta, dos años enteritos, y tb a los integristas de los que hablas, jeje. Monumento pa Tamara y todos los que escriben desde el foso de los leones a toda velocidad, escritura automática, una cosa muy cruel y hermosa. M'acuerdo cuando dábamos chapapote a las malas, jaja. Y recuerdo las noches inolvidables, años de linda condena, hoy trabajo de otra manera pero sigo tomando nota de lo que se canta, lleno hojas de pamplinas y luego sale lo que sale. En el Falla te la juegas, 59 segundos para escribir, todo en directo, sin trucos, a pelo, por derecho.
Aún sigo enfermo de Carnaval, tadifísi quitarse, sarna con gusto, así que no lo veo tan claro como tú. A veces me gusta tó, a veces me gusta ná, pero ya lo veo de otro modo, más tranquilto, que no veas la tensión que genera, en la espalda sobre tó, trabajar en el Falla. Y me animan las letras comprometidas, y a veces cualquier letra que diga algo, me gusta escuchar, porque el resto del año estaremos de nuevo tos callaos como perros.
Eso sí, se escuchan unas cosas, disfrazadas del tirón como geniales, que si llevasen otros autores ... en fin, lo bueno del Carnaval es que siempre aparece algo que desmiente lo anterior. Todo puede ocurrir (eso quisiéremos, pues hoy todo está reglamentao, tó cubicao, uno de los verbos más curiosos que se escuchan por Cádiz.
Oye, es verdad, suenan un montón de detalles machistas todavía, en?, las paradojas de las coplas ...
saludos a Tornadito, si vas el jueves ya contarás ... pensaba que verías a Martín, pero creo que cantan los últimos del miércoles.
Un abrazo

l.l.l. dijo...

Acabo de leer el artículo y me ha gustado cómo lo enfocas.
Por cierto, estuve buscando las letras y bueno, no he encontrado más que vídeos ¿Quizás las pongan más adelante?
De todas formas, te quería agradecer a ti, y a los que mantienen un pensamiento crítico como el tuyo, el hecho de que mantengáis en vuestras mentes a gente que quedamos tan lejos.
Os aseguro que los palestinos ven muy cercano al pueblo andaluz, comparten con nosotros muchos rasgos culturales, sobre todo el humor. Y agradacen enormemente que les mantengamos en nuestros pensamientos.

Seguimos en contacto por si aparecen las letras...

Un abrazo,
Luisa

Enrique Alcina Echeverría dijo...

Hola de nuevo !! En cuanto me manden la letra te la pongo por aquí, con algunos datos de interés. Por ejemplo: la foto pertenece a la comparsa Tierra y Libertad, creo que del 2007, enteramente dedicada al pueblo palestino. Y hay más antecedentes que te pueden servir pa la "tesis carnavalera" pa los chavales de Belén.
Lo de las letras es un tormento, además este año controlan los videos y no hay manera de encontrar letras hasta que termina el concurso, casi. Con lo fácil que sería recurrir al copiar y pegar y publicar todas las letras.
Oye, qué bien eso del humor palestino, y de las coincidencias culturales. A ver si disfrutan con las cosas de Cádiz, un saludoooo